Literatura contra violencia

Crónicas de oscuridad y urbanidadluis hernández aranda

Literatura contra violencia

PUBLICIDAD

Escrito por luis hernández aranda 01 de noviembre de 2010
General

En los lejanos ochenta, la banda irlandesa U2 compuso uno de sus temas más emblemáticos: Sunday Bloody Sunday (Domingo sangriento). Esta canción fue escrita a raíz de los incidentes del llamado Domingo Sangriento de 1972, en el que murieron 14 católicos asesinados por soldados británicos en Irlanda del Norte. Sin embargo, su letra bien puede aplicarse a la realidad que vive México y particularmente La Laguna. En el primer verso de dicha canción Bono canta: “No puedo creer las noticias de hoy. / No puedo cerrar los ojos y hacer que desaparezcan”.

Al menos yo, y creo que muchos, es la sensación que sentimos al hojear los periódicos o ver los noticieros, donde más que noticias parece que los medios nos dan un parte de guerra. Los muertos ya forman parte de la cotidianidad. En todo el país se habla de “daños colaterales”, de una guerra contra el crimen organizado cuyos beneficios muchas voces cuestionan.

Tan sólo en Torreón las estadísticas sobre el número de muertes violentas se han disparado en lo que va del año, a rebasar los 300 asesinatos. Prácticamente se puede decir que en nuestra ciudad matan a una persona al día.

Contra esta violencia se habla de más policías, de más dinero, más armamento, estrategia que por muchos años se ha aplicado y sin embargo, los ciudadanos cada día que pasa nos sentimos más inseguros, y lo que es peor la realidad ya no nos espanta. “Y es verdad que estamos inmunizados, cuando los hechos son ficción y la TV es la realidad, y hoy los millones lloran”, canta en otra estrofa U2.

Ante esta pérdida de asombro y de valores, bien vale la pena voltear a la literatura para utilizarla como un “arma” que nos proteja de los tiempos violentos que ahora se viven. Es un hecho que la lectura fomenta la capacidad de reflexión, análisis, síntesis e interpretación; pero sobre todo nos ayuda a ser mejores seres humanos, sensibles al mundo que nos rodea. Hoy más que nunca se requieren valores como la solidaridad, la ética, además de ser sensibles y no perder nuestra capacidad de asombro. Todos estos atributos podemos adquirirlos con el hábito de la lectura. Hasta el momento el Gobierno Federal ha apostado sólo por la violencia, dejando de lado un proyecto integral donde la educación sea la piedra angular para combatir la delincuencia y alcanzar el desarrollo.

El escritor Felipe Garrido, gran promotor de la lectura, ha advertido lo nocivo que puede ser para la sociedad el apostarle sólo a las armas como estrategia para erradicar la violencia. Para Garrido de seguir así, México se convertiría en un país en el que todos debemos ser policías. “Tal vez sea una solución inmediata; pero no lo es ni de mediano ni de largo plazo; la solución a mediano plazo es la educación, y la educación comienza por la lectura”.

Aclaro que no estoy proponiendo enfrentar a los delincuentes con libros, sino como sociedad ver más allá de los balazos. Cada vez son más los niños y jóvenes que ingresan al mundo del crimen, sin duda la falta de oportunidades, pero sobre todo de educación, es lo que convierte a los jóvenes en un sector muy fácil de seducir por parte de los delincuentes.

La violencia ha dejado de ser inédita para convertirse en una realidad por demás dolorosa. Al menos yo, cuatro años después de que Felipe Calderón declarara la guerra al crimen organizado, me identifico con Bono cuando canta: “Y la batalla no ha hecho más que comenzar. Hay muchas pérdidas, pero ¿puede alguien decirme quién ha ganado?” Y es que esa es la pregunta que todos los días yo y muchos nos hacemos: ¿quién va ganando?

General, 3,844 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD

Suscripción por correo

¿Te gustaría recibir los escritos de luis antes que nadie? Suscríbete, es gratis.

luis hernández aranda Blog de luis hernández aranda

Más escritos

PUBLICIDAD

ver más escritos de luis hernández aranda

PUBLICIDAD

Noticias populares ahora