“origen causa y efecto” (2ª parte)

ValoresGerman de la Cruz Carrizales

“origen causa y efecto” (2ª parte)

PUBLICIDAD

Escrito por German de la Cruz Carrizales 15 de octubre de 2018
Valores familia
“origen causa y efecto”  (2ª parte)

Continuación…

“El hombre soportara gran cantidad de dolor con tal de obtener un poco de placer”. Este concepto es otro punto de apoyo para el tema de “Origen, causa y efecto”. El hombre (queriendo decir humanidad) soportará cualquier castigo, no importa cuál sea este, con tal de salirse con la suya, con tal de ejercer alguna venganza, desquitarse de algún coraje. Puede que sus familiares, amigos o conocidos le digan en un momento dado: “Piensa en tus hijos, en tu esposa, no hagas esa tontería” le dicen tratando de convencerlo. “Me vale, no me importan las consecuencias, yo lo mato”, (o cualquier otra venganza) -contesta el sujeto en un momento de ira u odio-.

Hay una anécdota de Alejandro Jodorowsky que quizás conozca, y habla acerca de una ranita y un escorpión: estaba la ranita descansando a la orilla de un río cuando vio venir a un escorpión que se acercaba sigilosamente hacía donde estaba ella. Inmediatamente se dispuso a echarse al río, cuando el escorpión le hablo y le dijo; -espera hermana ranita, no te vayas, quiero que me hagas el favor de cruzarme el río- No, contestó la asustada ranita. Si dejo que te acerques me picarás y yo moriré. “¿Cómo crees que haré eso?, si te digo que quiero cruzar el río. Suplicó el traicionero animal. Deja que me suba a tu lomo y me llevas al otro lado, te lo pido por lo que más quieras.

La ranita se compadeció del criminal y le dijo al escorpión: “muy bien, sube a mi lomo, pero recuerda que si me picas, yo me hundo en el agua y tú perecerás ahogado”, -le anticipo-.

Te digo que quiero ir al otro lado, ¿cómo crees que voy a buscar mi propia muerte? Volvió a asegurarle aquel bicho.

La ranita permitió pues que el escorpión se encaramara sobre su lomo y empezó a nadar hacía el centro del río. Iban llegando a la mitad, cuando la ranita sintió que el traidor le hundía  su envenenado aguijón en sus carnes. Sintiendo que la muerte estaba cerca, y en sus últimas palabras le dice al escorpión: ¿Qué paso hermano escorpión, no quedamos en que no me atacarías? Ya que si yo moría, morirías tú también.

¿Qué quieres que haga? Dijo compungido el escorpión, esta es mi condición, tengo que picar aunque en ello me vaya la vida. No nos importa morir, pudrirnos en la cárcel, perder toda la fortuna, traicionar a los amigos que te han tendido la mano en momentos difíciles, difamar, calumniar, verter todo tu veneno en los que están cerca de ti, etc., etc., con tal de ejercer nuestra “condición”.

Y tal vez después de cometer el error, nos lamentemos de la acción y lloremos, juremos que nunca más lo volveremos a hacer, y a no dudarlo que en ese momento seamos sinceros, pero pronto se olvidará el juramento y ya estaremos otra vez metidos en dificultades.

Por ahí hay un dicho muy nuestro que reza así: “El hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra”. Es decir, que no aprendemos con la experiencia, cada vez estamos sufriendo las consecuencias de nuestra “condición”.

Una experiencia obtenida a través de un curso impartido a las internas del CERESO en la que una de ellas me entregaba un testimonio en el que me confesaba lo siguiente: “Ing. Germán, quiero decirle que le doy gracias a Dios que yo haya estado en la cárcel, pues ahora puedo comprender cuál es la razón por la que he sido detenida en dieciséis ocasiones, pero ahora sí sé que ésta será la última vez”.

Porque esta es la situación: Una vez que uno puede comprender la razón por la que está actuando de tal manera, ahora puede manejar realmente su vida. Es decir, ahora nosotros manejaremos a nuestra vida y no que la vida nos maneje a nosotros.

Todos los días leemos en el periódico, o escuchamos en la radio, noticias tan increíbles, tan espeluznantes, que nos hacen pensar que no pueden ser obra de un humano. Continuará…

Dios te bendice y te acoge!!!

Despertar…es.

“La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Estaré deseando que estas palabras te encuentren, y te encuentren bien”.  A la luz de nuestras familias, decía Jesús, “No me digas que me amas, dime como vives”. “La familia que ora unida, permanece unida”. INICIATIVA LAGUNA un proyecto de valor y de valores para los laguneros y el MUNDO!!! Estoy a sus órdenes en la dirección electrónica: www.facebook.com/iniciativalaguna.comarcalagunera/ A través de Twitter: @Germandelacruzc Lo invito a visitar mi blog con más de 470 artículos de su interés: www.familia.blogsiglo.com 

 
“QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”
Germán de la Cruz Carrizales
                                                                          TORREON, COAH. MÉXICO

                                                                                         MMXVIII

Valores familia, 777 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD