“PERSONALIDAD” (3ª. Parte)

ValoresGerman de la Cruz Carrizales

“PERSONALIDAD” (3ª. Parte)

PUBLICIDAD

Escrito por German de la Cruz Carrizales 06 de junio de 2017
Valores Familiares
“PERSONALIDAD”  (3ª. Parte)

Recuerda…

Continuación…

Lo que somos, nuestra personalidad vista en estos cuatro puntos, de manera práctica: nuestro cuerpo físico, el carácter, la forma de vestir y las cualidades o talentos.

 

“NUESTRO CUERPO FISICO”

 

Ha escuchado usted aquella frase que dice “Las paredes oyen”, seguro que sí, al igual que, “hay pájaros en los alambres”, “hay moros en la costa”, “hay ropa tendida”, “hay cocas en el réfri” y ¿cuantas más? ¿Qué significa esto? Simple y sencillamente que hay que tener cuidado con lo que uno dice, que puede ser que lo que no queremos que se entere la gente seguro lo van hacer. Don Luís en el trabajo no logra concentrarse, distraído y preocupado. ¿Qué te pasa compadre? –Pregunta Juan- si supieras lo que me pasa compadre. Pues cuéntame. No, como crees, es tan delicado que no te lo puedo contar. Luís, para qué somos compadres y amigos, si no para ayudarnos en las buenas y en las malas. Mira compadre, solo porque ya no puedo con esto que llevo en el pecho te lo voy a contar, pero antes júrame que no se lo contaras a nadie. Compadre, te lo juro. Le cuenta lo que le pasa y en la noche quien no puede dormir ahora es Juan. Que te pasa viejo –pregunta su esposa- si supieras lo que le pasa a Luís, pues cuéntame. Como crees, es tan delicado que ni a ti te lo puedo contar. A ver viejito chulo, ¿quién lo quiere? Y no sé cómo hacen las mujeres para convencernos... Escucha cielo, te lo voy a contar, pero júrame antes que no se lo contarás a nadie más, amor, te lo juro. Y nada más se va el esposo al trabajo y la esposa le habla a su mejor amiga. Mira Mayela, te voy a contar algo, pero antes júrame que aquí queda entre nosotras... ¿Le ha pasado algo así a alguien cercano a usted?

¿Quién será la primera persona en darse cuenta de lo que uno piensa? Pues aparentemente uno mismo, y digo aparentemente porque, qué pasa cuando estamos leyendo un libro y tenemos que retroceder una o dos páginas porque ya no estamos entendiendo nada. Te ha pasado alguna vez que vas por ejemplo a la cocina de tu casa y cuando llegas te preguntas ¿a qué venia?, y te regresas. O cuando estas platicando con alguien y te preguntan “¿...o no es cierto? – ¿O no es cierto que?- discúlpame estaba en otra honda, me puedes repetir la pregunta. Tal vez nosotros de las cosas no somos conscientes, pero nuestro subconsciente sí que lo está. Como el ejemplo de la niña de siete años que fue abusada y le afectó en su matrimonio. Nuestro cuerpo físico reacciona a los estímulos consciente o inconscientemente y esto forma parte de la personalidad de cada quien.

Hoy día, como consultor de empresas o consejero familiar en cambios de actitud, pregunto a las personas que cuanto sería un porcentaje aceptable de error o de tolerancia en las funciones cotidianas de ella mismas, ya sea en el trabajo o en la vida diaria, y bueno algunos dicen, diez por ciento, otros, veinte, cincuenta dicen otros. Vamos a imaginar, les digo, que en promedio un treinta por ciento sea un porcentaje más o menos aceptable de error en una persona. Qué pasaría si llegas a la caja de tu empresa el día de pago y ese día te tienen que pagar 2,000 pesos, ves tu sobre y trae solo 1,400, señorita, le reclamas, me faltan 600 pesos y ella te responde, es mi margencito de error, no sea tan exigente. Los zapatos que traes puestos, imagina que tiene cien clavitos, y de esos, treinta puntas para dentro que te lastiman, vas con quien te los vendió y le reclamas..., -oiga, no sea tan exigente, es mi margencito de error-, te responde. En un hospital, piensa que de cada cincuenta niños que nacen quince se les resbalen de las manos y se caigan al piso. Indignados les reclamamos y nos dicen, no sea tan exigente es nuestro margencito de error. Bueno, para concluir la idea, imagina que como pareja, tú cohabitas treinta días al mes con ella, que te parecen nueve días de cuernos. Entonces como que reaccionamos y ya no nos gusta, queremos que nos den cien por ciento de calidad los demás, que nos cumplan en todo, pero nosotros que tanto estamos dispuestos a dar lo mismo.

Personalidad, es todo aquello que me hace diferente de los demás, pero cuantas veces aquello que precisamente me hace diferente de los demás es lo que menos me gusta. ¿O no es cierto? Si estamos gorditos, ¿cómo quisiéramos estar? delgados, y nos ponemos dietas de hambre, le damos tres vueltas al bosque o la plaza que está cerca de la casa, o compramos tantos productos que nos ofrece la mercadotecnia hoy día. Si estamos morenos ¿cómo quisiéramos estar? blanquitos de ojos azules y hay quien como Cleopatra se andan dando baños con leche de burra para ver si aclaran un poco su color.

Y un momento muy chusco es cuando les preguntamos a los hombres. ¿Y si somos hombres? ¿Qué pasa? Reaccionan inmediatamente y dicen, yo ahí me quedo, soy más hombre, que pasó Germán. La verdad es que cuantos hombres no hay que no quisieran ser mujeres, y tienen ademanes de mujeres, se maquillan como mujeres y hay quienes se operan para ser mujeres (¿conoce algún artista que sea así?). Y lo mismo con muchas mujeres que reniegan de su sexo, que si las oportunidades mejores para los hombres, que si la menstruación, que los cólicos, que si los embarazos, etc. Continuará…

Dios te bendice y te acoge!!!

Despertar…es.

“La esperanza es algo bueno, tal vez lo mejor. Y lo bueno nunca muere. Estaré deseando que estas palabras te encuentren, y te encuentren bien”. 

A la luz de nuestras familias, decía Jesús, “No me digas que me amas, dime como vives”. “La familia que ora unida, permanece unida”. INICIATIVA LAGUNA un proyecto de valor y de valores para los laguneros y el MUNDO!!! Estoy a sus órdenes en la dirección electrónica: despertar_es@live.com. A través de Twitter: @Germandelacruzc Lo invito a visitar mi blog con más de 400 artículos de su interés: www.familia.blogsiglo.com 

 
“QUIEN NO VIVE PARA SERVIR, NO SIRVE PARA VIVIR”
Germán de la Cruz Carrizales
                                                                          TORREON, COAH. MÉXICO

                                                                                         MMXVII

Valores Familiares, 188 lecturas.

lee más

PUBLICIDAD

izmir escort escort bodrum bodrum escort