Se reportó la detención de 12 personas que se encontraban consumiendo alcohol y festejaban las carreras de autos.
La marcha terminó en un completo alboroto, luego de que algunos manifestantes comenzaran a lanzar botellas de agua a policías municipales, así como otros tomaron la plazuela como pista de baile e incluso algunos a jugar arrancones, por lo que los agentes comenzaron a desalojarlos con gases lacrimógenos.
Las movilizaciones fueron convocadas a través de las redes sociales y con volantes anónimos para pedir la liberación del capo, y se pedía a los participantes vestir de blanco.
En las marchas se repartieron tamales y playeras entre los manifestantes.
"Queremos libre al Chapo", "Con el Chapo había mayor seguridad", "No a la extradición del Chapo", "We love Chapo", "No queremos otra guerra", "Al Chapo se le quiere y se le respeta más que a muchos políticos", eran algunos lemas que se leían en las pancartas.
Los manifestantes marcharon mostrando pancartas en las que pedían su libertad, un juicio justo y la no extradición.
Vestidos de blanco, los manifestantes, en su mayoría jóvenes, recorrieron las calles de Culiacán, capital del estado, acompañados de bandas de música que interpretaban corridos dedicados al líder del cártel de Sinaloa.Cientos de personas marcharon en las ciudades de Culiacán y Guamúchil, en el estado de Sinaloa, para pedir la libertad del narcotraficante Joaquín "El Chapo" Guzmán, detenido por militares.