Como parte de la bienvenida, el Papa presenció bailes tradicionales mexicanos interpretados por el Ballet de la Universidad de Guanajuato.El presidente Calderón externó su confianza en que la visita del obispo de Roma ilumine el alma de las mujeres y los hombres de esta tierra.El máximo jerarca del catolicismo, agradeció la cálida bienvenida y destacó la hospitalidad de este país, que dijo sentir 'de corazón'.En un discurso varias veces interrumpido por los gritos, las porras y las canciones de los presentes, el líder católico defendió la labor caritativa de la Iglesia Católica. El Papa condenó cualquier tipo de forma de violencia en la sociedad y dijo que pedirá a Dios y la Virgen de Guadalupe que bendiga al pueblo mexicano.En la ceremonia de bienvenida en el aeropuerto internacional de El Bajío, en la localidad central de Silao, el Pontífice destacó la necesidad promover la esperanza, pues cambia la existencia concreta de cada hombre y mujer y genera un "compromiso concreto de caminar a un mundo mejor".Benedicto XVI partió desde Roma a las 09.50 hora local (08.50 GMT) y, después de recorrer 10.267 kilómetros, llegó a tierras mexicanas.Ante el presidente Felipe Calderón Hinojosa, así como autoridades políticas, civiles y religiosas, reconoció el “proverbial fervor” del pueblo mexicano hacia el sucesor de San Pedro.Benedicto XVI saludó a niños y adultos que esperaban su arribo en el aeropuerto. El sucesor 265 de San Pedro, saludó a un pueblo mexicano emocionado.El presidente Felipe Calderón dió la bienvenida al Papa,  y aseguró que al pueblo mexicano le regocija que haya aceptado la invitación para venir a México.Benedicto XVI aseguró sentirse feliz de visitar México, agradeció el afecto y fidelidad del pueblo mexicano y agradeció a Felipe Calderón su bienvenida.El papa Benedicto XVI aseguró que rezará por quienes sufren a causa de antiguas y nuevas rivalidades, resentimientos y formas de violencia en México.En el aeropuerto ya está esperando el presidente mexicano, Felipe Calderón.El avión del Pontífice, un Boeing 777 de la compañía Alitalia, aterrizó a las 16.12 hora local (22.12 GMT) en el aeropuerto internacional del Bajío, a las afueras de la ciudad de Silao, en el estado central de Guanajuato. El papa Benedicto XVI llegó a México para realizar una visita apostólica de tres días, como parte de una gira que el lunes próximo le llevará a Cuba.