El gobernador de Coahuila, Miguel Ángel Riquelme Solís, indicó que suman 22 personas fallecidas y se tienen dos detenidos por los enfrentamientos ocurridos en el municipio de Villa Unión.Según Riquelme, 15 miembros del grupo de reacción de las fuerzas de seguridad estatales repelieron A lo largo del sábado y durante la madrugada del domingo -cuando hubo otro choque armado y se tomaron a varios rehenes- se elevó la cifra hasta estos 22 fallecidos.El gobernador estatal dijo que ya no queda ninguna persona desaparecida de las que secuestró el grupo armado, confirmando que dos personas fallecieron durante los sucesos.Con esta cifra actualizada, se confirmó que finalmente los dos ciudadanos estadounidenses que estaban cazando en el rancho La Rosita fueron liberados, tras información en medios locales que apuntaba a que habían fallecido.Riquelme, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), informó también que tras los eventos sucedidos se tiene ya a dos detenidos.Riquelme atribuyó la violenta situación al Cártel del Noreste (CDN), los antiguos Zetas, quienes controlan buena parte del noreste del país.En la conferencia matutina, el presidente Andrés Manuel López Obrador tachó de El mandatario alabó la labor del gobernador de Coahuila contra la violencia. Conforme a los testimonios de algunos de los vecinos de Villa Unión, se refiere que fueron diversos los enfrentamientos, aunque coincidieron que iniciaron en la plaza principal y después se trasladaron a la plaza Gigedo.Si hay un gobierno estatal que está haciendo bien las cosas en materia de seguridad es el que encabeza Miguel Riquelme Solís en Coahuila, aseveró la titular de la Secretaría de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.Se han decomisado en las últimas horas 17 vehículos blindados, 4 de ellos con artillería pesada, además de que se encontraron 18 armas largas y miles de cartuchos.“La primera instancia de gobierno, municipios y estados son los primeros responsables de la seguridad en sus entidades federativas”, aseveró Sánchez Cordero.Sánchez Cordero destacó la respuesta inmediata que las autoridades locales y federales, como el Ejército y la Guardia Nacional.“Todo se coordinó, precisamente durante el evento (informe de gobierno) para atender la emboscada”, agregó.Sánchez Cordero reprochó las voces que critican sólo al gobierno federal por el tema de la inseguridad y cuestionó a gobiernos locales y estatales sobre las acciones que implementan para detener el avance de las organizaciones delictivas.“¿Qué hacen los gobernadores dentro de sus entidades federativas. ¿Qué hacen los presidentes municipales teniendo un modelo de policía que deberían tener?”, comentó.Sánchez Cordero reafirmó que sólo puede responder por el trabajo que realiza el gobernador de Coahuila porque fue testigo de cómo actuó.Violencia azota a Villa Unión, Coahuila