Serie A italiana reitera lucha contra el racismo

Deportes AP

La liga italiana prometió ir "de estadio en estadio" para erradicar el racismo en el futbol.

El campeonato ha sido empañado por constantes incidentes de cánticos racistas y comportamientos discriminatorios, pero el director general de la Serie A Luigi De Siervo prometió que la entidad rectora trabaja en "decenas de iniciativas".

"Antes se hizo muy poco, casi nada, ahora lo estamos enfrentando", dijo De Siervo en una conferencia de prensa en la sede de la liga el martes. "Necesitamos tiempo para resolverlo. El fútbol tiene que ser un ejemplo".

"Iremos estadio por estadio, sector por sector para identificar a estas personas y mantenerlas fuera".

Los incidentes más recientes de cánticos racistas han estado dirigidos a Romelu Lukaku, Franck Kessie, Dalbert Henrique, Miralem Pjanic, Ronaldo Vieira, Kalidou Koulibaly y Mario Balotelli. Todos los jugadores insultados - salvo Pjanic, que es bosnio - son negros.

"Estamos trabajando con lo que tenemos", comentó De Siervo. "El punto es ir uno por uno y prohibirles el acceso a los estadios y asegurar que 10, 20 o 30 personas no arruinen la imagen de una ciudad, de un país".

Lo único que De Siervo no quiere es interrumpir los partidos por incidentes racistas.

"Personalmente estoy en contra de interrumpir un juego pues pone en peligro todo el sistema", comentó. "Entiendo a las personas que son el blanco de estas cosas terribles... pero el punto es intervenir después de los encuentros, inmediatamente y con severas sanciones".

La conferencia fue convocada apresuradamente después de que medios italianos publicaron un audio de De Siervo en el que mencionaba que había dado el visto bueno para se apagaran los micrófonos que captan las reacciones de la afición en los estadios para evitar que los televidentes escucharan los cánticos racistas.

El mensaje fue grabado con un teléfono móvil durante una reunión de la directiva el 23 de septiembre y que fue filtrado al diario La Repubblica.

De Siervo defendió sus comentarios y dijo que lo que intentaba era "evitar convertir a ciertas personas en héroes" y prevenir "el riesgo de imitación".

"Quitarles el micrófono a la gente violenta es muy conocido", agregó. "No estamos bloqueando nada con esto, la policía, los árbitros y dirigentes de la Federación Italiana y la liga tienen el deber de analizar todo... pero la televisión hace algo más, ofrece un espectáculo".

Aun así, la federación de futbol italiana abrió una investigación por los comentarios de De Siervo.

El jugador del Brescia Mario Balotelli (d) patea el balón durante un partido de la Serie A contra Verona. (AP)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA