Desertaron de su obligación: LeBarón

Nacional AGENCIAS

Los hermanos LeBarón y varios de sus hijos asistieron al Senado de la República, donde reclamaron el fracaso del Congreso para resolver el problema de la inseguridad pública que, incluso, generó el 1 de diciembre el día más violento de la historia, que es parte de "un holocausto que no termina".

Adrián LeBarón informó que el 2 o 3 de enero tendrá lugar la siguiente reunión que sostenga su familia con el presidente Andrés Manuel López Obrador en Bavispe, Sonora, donde fue atacada su hija y nietos. Pidió que participe la CNDH en la investigación de los hechos.

Por su parte, Julián LeBarón llamó a la sociedad mexicana a unirse y levantarse contra la delincuencia, y acusó a los senadores de "haber desertado de su obligación, que es la protección de la vida. Nos han fallado, nos hemos fallado", dijo.

Llamó a senadores y ciudadanos a que, "por favor, sientan la sangre de los muertos, que reclaman nuestra apatía y nuestra indiferencia". Agregó que las víctimas de la violencia en México también "reclaman nuestra debilidad, nuestra cobardía y nuestra traición".

Adriana LeBarón dijo: "Quiero un mundo donde los huerfanitos de mi hermana puedan vivir y regresar, y sentirse seguros en México otra vez". Explicó que ella es tan estadounidense como mexicana, y que pidió que Estados Unidos colabore para perseguir a los autores de los asesinatos.

El senador Emilio Álvarez Icaza (sin bancada) fue quien invitó a la familia LeBarón para que en el Senado se reunieran con algunos legisladores en un encuentro ante los periodistas. El legislador dijo a la familia agraviada que pedirá que sean escuchados en la tribuna de este órgano en fecha próxima.

Por ahora, de los 128 senadores, sólo estuvieron presentes las legisladoras Josefina Vázquez Mota y Martha Cecilia Márquez Álvarado (PAN) y Lilly Téllez (Morena), así como el propio Álvarez Icaza.

Con los LeBarón asistió la presidenta de Causa en Común, María Elena Morera, quien afirmó que la polarización es contraria a la construcción de un país en paz, y en ese sentido dijo que se requiere concurrir en un pacto nacional en el que se encuentren ciudadanos y partidos políticos.

Los LeBarón llegaron al Senado con puntualidad a un encuentro en el que fijaron postura a favor de la unidad de todo México contra el crimen; reiteraron su decisión de trabajar sin descanso hasta dar con los asesinos de su familia.

Agradecieron las muestras de solidaridad, con calor humano llamaron "hermanos" a los mexicanos que como ellos son sobrevivientes de la violencia criminal y hablaron con dolor y coraje, en distintos momentos, y con espontaneidad, como cuando Adrián dijo: "Increíble el precio que pagamos para merecer estar aquí en el Senado".

Salgan de su letargo. Adrián LeBarón alzó la voz potente para dar lectura a una declaración dirigida a senadores, periodistas, la sociedad y a sí mismo: "¿Qué tipo de tragedia será necesaria para lograr que México salga de su letargo y su apatía y su negligencia por la vida? ¿Qué tiene que pasar, hermanos? ¿O simplemente debemos sentarnos a esperar la siguiente tragedia?".

Adrián LeBarón fueron se expresó con dolor, coraje y esperanza, y preguntó dónde estaba ahora la indignación y la furia por la tragedia de Ayotzinapa.

Afirmó que la estrategia no debe ser para "los mexicanos que seguimos vivos aguantar hasta que nos maten a todos; yo soy sobreviviente de un holocausto que no termina. Así de dura es nuestra realidad, y lo peor que podemos hacer es esconderla o ignorarla. Esta es como una lotería de la muerte".

Julián LeBarón dijo: "Vengo a acusar a todos los senadores de haber desertado de su obligación".

Los LeBarón llegaron al Senado y fijaron postura a favor de la unidad de todo México. (AGENCIAS)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA