Land Rover presenta Discovery Sport

Finanzas AGENCIAS

Fue en 1947 cuando los hermanos Wilkis tuvieron la primera idea de fabricar un automóvil todo terreno que no estuviera limitado solo al uso militar (léase Jeep Willys), así en 1949, después de un par de años de desarrollo, se fundó en Coventry, Inglaterra, la compañía Land Rover con la intención de acercar a un público general los coches con capacidades interesantes fuera del camino.

Luego, 72 años más tarde y con un camino ya trazado en la industria automotriz como una marca especializada en automóviles offroad con aires de lujo, Land Rover presenta en México la segunda generación de la Discovery Sport, una variante más compacta de la Discovery convencional que en este caso llega al mercado nacional con una asistencia Mild-Hybrid que promete mejorar los consumos de combustible para hacer de esta camioneta una opción útil en el uso del día a día y no solo de funciones offroad.

Este sistema de apoyo ligeramente híbrido asiste al motor de cuatro cilindros turbocargado como un pequeño generador alimentado por un paquete de baterías que ayuda en situaciones de arranque para optimizar el consumo de combustible y se recarga cuando se frena o rodamos por pendientes en bajada.

La oferta mecánica de esta SUV se compone de dos distintos mecanismos (todos cuatro cilindros turbo mild-hybrid) que, gracias a los ajustes en su puesta a punto, generan diferentes cifras de potencia. En el caso de los de nomenclatura "200", 198 caballos de fuerza y en los de denominación "250", 249 hp. Más adelante, llegará una versión con 300 hp.

En la Discovery Sport MHEV encontramos con un producto con una dualidad marcada, pero no por eso de una personalidad indefinida. Es decir, es una Land Rover en los más refinados aspectos de lujo y, al mismo tiempo, un vehículo con buenas prestaciones cuando se acaba el pavimento y comienzan a aparecer piedras y tierra suelta.

Desde la apertura de las puertas, los detalles cromados, los rines de gran tamaño o el habitáculo con muy pocos botones gracias a los controles táctiles y una pantalla de 10.25 pulgadas con conectividad de última generación podemos darnos cuenta que la nueva generación de esta SUV es un espacio de la más alta sofisticación británica. Como contraparte a este espacio de lujo y tecnología, Land Rover ha preparado a la Discovery Sport con una serie de tecnologías que permiten, aún a los más nuevos en el manejo offroad, tener una experiencia suprema en estas actividades.

Y es que la nueva Discovery Sport MHEV cuenta con un sistema denominado "4x4i" que se encarga de modificar los valores principales del coche para que solamente tengas que preocuparte por dirigir el volante en las bajadas o acelerar ligeramente y que el asistente de gestión de tracción haga el resto.

Voceros de la marca comentaron que una de las mejoras para esta generación es la reducción de ruido en comparación al modelo que reemplaza, ya que la mayoría de los automóviles con capacidades offroad tienden a no ser los más discreto al rodar, gracias a los neumáticos especiales que transmiten vibraciones al interior o bien se le da prioridad a elementos mecánicos sobre el confort.

Para comprobar lo mencionado anteriormente por Land Rover, al circular en ambientes citadinos y a bajas velocidades, efectivamente se tiene un marcha silenciosa que aísla en buena medida el sonido del motor. Sin embargo, es a altas velocidades cuando el ruido ya es inminente, especialmente en las filas traseras, donde el ruido del comportamiento del auto puede ser molesto.

Es una camioneta ágil que no le teme a las curvas pero prefiere enfrentarse al lodo, piedras o pasto sin miedo alguno que hará de la experiencia de salir del camino a buscar aventuras en terrenos complicados algo divertido y fácil de hacer.

Llegan a México cinco versiones de la Land Rover Discovery MHEV que comienza con la versión S 200 por 798 mil 816 pesos, seguida de la variante S 250 por 892 mil 021 pesos, luego se coloca la versión intermedia SE 250 por 977 mil 511 pesos y encontramos como tope de gama las unidades HSE 250 y HSE R Dynamic por un millón 100 mil 491 pesos y un millón 246 mil 898 pesos respectivamente.

Discovery Sport es un producto con una dualidad marcada, pero o por eso no tiene una personalidad definida. (ARCHIVO)

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA