Primer año, Cuarto Informe

EDITORIAL ALBERTO AZIZ NASSIF

El estilo personal de gobernar, que analizó Daniel Cossío Villegas en los años setentas del siglo pasado, es una buena forma de entender qué ha pasado durante el primer año de gobierno de AMLO.

El presidente López Obrador, actor central del proceso político, ha establecido una forma de gobernar particular. Se trata de un político que todos los días da una conferencia de prensa y en el año ha emitido cuatro informes de gestión (a los 100 días, el aniversario electoral, su primer Informe de Gobierno y, ahora, su primer año). Propone, descalifica, informa, hace campaña, debate, propagandiza, con el objetivo de establecer una narrativa que legitime su mandato y que, de alguna forma, convierta en hegemónico su proyecto llamado 4T.

Para sus contrincantes, el presidente es el principal responsable de la polarización social que impregna el clima político en el país. Sin embargo, desde otras posiciones se puede afirmar que México es un país muy dividido, en donde hay buenas razones para la diferencia y los extremos. No es un problema exclusivo, sino un fenómeno que se observa en muchos países, es parte de la crisis democrática y la llegada de los extremos del populismo de derechas y el nacionalismo integrista.

Un disparador de la polémica está en las decisiones que ha tomado AMLO como parte de su proyecto de gobierno. En algunos casos no hay novedad, se ha hecho un recorte y una redistribución de los recursos presupuestales para apoyar dos prioridades del gobierno, Pemex y los programas sociales, así se puede leer el presupuesto federal para 2020. En los casos de grandes proyectos de desarrollo queda la cancelación del NAICM que se hizo antes de iniciar su gobierno; al mismo tiempo, se han puesto en marcha otros importantes proyectos que han resultado muy polémicos para grupos de derecha y de izquierda (tren maya, aeropuerto de Santa Lucía, refinería Dos Bocas).

El primer año termina con dos desafíos: la falta de crecimiento económico, que es una de las piedras en el zapato de la 4T y la violencia imparable. Con el anuncio del programa de obras parece que hay un pacto con algunos sectores importantes de la iniciativa privada, pero la crítica afirma que no es suficiente y la pregunta es qué tanto podrá crecer la economía el año entrante.

El propio AMLO ha señalado los momentos más difíciles de su primer año y los logros que le dan satisfacción. Sin duda, los problemas más importantes apuntan hacia la tragedia de Tlahuelilpan, Hidalgo, en el contexto de la crisis de combate al huachicol de principios de año. Luego vino la amenaza de Trump sobre la imposición de aranceles si no se modificaba la entrada de inmigrantes centroamericanos, lo cual cambió de raíz la política inicial de puertas abiertas. Dos acontecimientos graves fueron el caso de Culiacán y el asesinato de la familia LeBarón, que destacan como expresiones de una violencia que cada día se agudiza y crece. Y para cerrar está el caso del asilo a Evo Morales, que generó múltiples críticas. En el lado contrario están los logros, como el aumento salarial que rompió el castigo de 36 años; la pensión universal para adultos mayores; mantener el desarrollo del país sin crear nuevos impuestos; la austeridad y el combate a la corrupción, como dos políticas encaminadas a que el gobierno cueste menos y a que disminuya el robo de los recursos públicos.

De acuerdo a varias encuestas se puede saber que AMLO cuenta con una aprobación importante entre 58 % y 68 %, depende de la medición. Al mismo tiempo, ha quedado claro que el problema más urgente es la pacificación del país, sin dejar de lado el crecimiento, la justicia y el bienestar. Parece que una parte de la sociedad está dispuesta a darle más tiempo al gobierno para exigir resultados, otra parte lo ha hecho desde el primer día. Además de los graves problemas que enfrenta la 4T, queda la petición de AMLO de un año más para "consolidar" el proyecto de la 4T. 2020 puede ser un año muy importante para bajar los niveles de violencia e inseguridad y para que la economía crezca un poco. Empieza el segundo año, pero esa será otra historia…

Twitter: @AzizNassif

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA