Bolivia, en riesgo de golpe de Estado

Internacional EFE

El presidente de Bolivia, Evo Morales, llamó este viernes a los bolivianos a defender la democracia, ante lo que calificó un intento de golpe de Estado contra el orden constitucional, tras extenderse motines policiales por el país.

"Hermanas y hermanos, nuestra democracia está en riesgo por el golpe de Estado que han puesto en marcha grupos violentos que atentan contra el orden constitucional", escribió el mandatario en Twitter.

Evo Morales denunció ante la comunidad internacional "este atentado contra el Estado de Derecho".

"Convoco a nuestro pueblo a cuidar pacíficamente la democracia y la CPE -Constitución Política del Estado- para preservar la paz y la vida como bienes supremos por encima de cualquier interés político", añadió en su mensaje en la red social.

Morales concluyó que "la unidad del pueblo será la garantía para el bienestar de la Patria y la paz social".

Los motines de la Policía en contra del Gobierno se extendieron durante esta jornada por buena parte de Bolivia, tras lo que el Ejecutivo aseguró que no tiene intención de responder movilizando a las Fuerzas Armadas.

Grupos de ciudadanos se concentran frente a comisarías y cuarteles militares en varias partes de Bolivia, para pedir a los uniformados que estén al lado del pueblo.

El mensaje del jefe de Estado boliviano fue publicado después de que la Cancillería de Bolivia emitiera un comunicado en términos similares, en el que en nombre del Gobierno culpa a la oposición y a los comités cívicos de la situación en el país.

El Ejecutivo de Evo Morales denuncia este intento de golpe de Estado desde que tras las elecciones del pasado 20 de octubre la oposición anunció fraude en el recuento que le dio la victoria, exigiendo su renuncia y la convocatoria de nuevos comicios.

El texto del comunicado de la Cancillería culpa expresamente a Luis Fernando Camacho, líder del comité cívico de la región oriental de Santa Cruz, y al expresidente Carlos Mesa (2003-2005), de la alianza opositora Comunidad Ciudadana, de estar detrás de los sucesos en el país.

Morales había llamado en los últimos días a sus seguidores a defender el triunfo que le dio el órgano electoral, advirtiendo del intento de golpe de Estado, una denuncia recurrente desde que gobierna cuando surgen situaciones críticas a su gestión.

Al menos tres personas murieron en enfrentamientos entre afines y contrarios al presidente en disturbios desde el día después de los comicios, en los que hubo 383 heridos según la Defensoría del Pueblo de Bolivia.

Policías bolivianos se amotinan en varios departamentos

Policías de varios departamentos de Bolivia se amotinaron ayer,

lo que ha generado un clima de tensión en el país, mientras el presidente Evo Morales se reunió con los ministros de Gobierno, Carlos Romero, y de Defensa, Javier Zavaleta, para analizar la situación.

Uniformados se amotinaron en la Unidad Táctica de Operaciones Policiales (UTOP) de Cochabamba en demanda de la destitución del comandante departamental, Raúl Grandy, a quien acusan

de vulnerar sus derechos. Aunque el funcionario fue relevado, los

inconformes continuaron su protesta.

Alrededor de una hora después, policías de la ciudad de Sucre, en el departamento de Chuquisaca, se amotinaron bajo el grito de: “Evo tiene miedo carajo”.

La medida de presión fue replicada esta noche por policías de

los departamentos de Tarija, Potosí, La Paz, Beni, Pando y Oruro,

reportó el diario local Página Siete.

En el comando departamental de Santa Cruz, algunos policías

ondearon banderas de Bolivia y mostraron un cartel con la frase

“motín policial”, mientras numerosas personas les gritaban afuera de esas instalaciones: “que la Policía se una a su pueblo”.

Sin embargo, el comandante de la UTOP de Santa Cruz, Julio

César Baldivieso, descartó que hubiera un motín en su unidad,

de acuerdo con el diario local El Deber.

En tanto, el Comando General de la Policía Boliviana emitió este viernes un comunicado en el que aclaró que los efectivos del orden se encuentran acuartelados y no amotinados, indicó la oficialista Agencia Boliviana de Información (ABI).

En ese sentido, el comandante general de la Policía, Yuri Calderón, explicó que la situación en Cochabamba es un caso aislado, debido a que los uniformados solicitaban que el comandante

Raúl Grandy fuera relevado de su cargo, pero aseguró que en los

otros departamentos no había “ningún amotinamiento”.

Tras los reportes de amotinamientos de las fuerzas del orden

en varios departamentos del país, Morales convocó a una reunión

de emergencia en la Casa Grande del Pueblo a los titulares de los

Ministerios de Gobierno y Defensa.

Grupos de ciudadanos se concentraron frente a comisarías y cuarteles militares en varias ciudades de Bolivia para pedir a los uniformados que estén al lado del pueblo.

COMENTARIOS

alguiendetorreon sábado 9
Que casualidad, el club chaíro sudamericano de líderes comunistas como el Peje, Evo Morales, Ortega, Maduro, etc. tienen la misma paranoia.
Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA