Moratoria al fracking en Inglaterra, para celebrar

EDITORIAL JULIO CÉSAR RAMÍREZ

Mientras en México no hay visos claros de prohibición legal del fracking, el Gobierno central del Reino Unido emitió una moratoria inmediata a la técnica de fractura hidráulica en Inglaterra el pasado 1 de noviembre, debido al riesgo de temblores de tierra.

Según reporta "Drill or Drop?" -periodismo independiente sobre fracking británico, aceite y gas en tierra y las reacciones-, después de siete años de promover el fracking, los ministros conservadores retiraron su apoyo y bloquearon las perspectivas de la industria de gas de esquisto.

En un comunicado emitido justo después de la medianoche del 1 de noviembre, el Departamento de Negocios, Energía y Estrategia Industrial (BEIS por sus siglas en inglés), dijo que un nuevo consejo científico concluyó que con la tecnología actual no era posible predecir con precisión si el fracking causaría temblores y qué tan grandes serían.

Aunque es moratoría, los opositores al fracking describieron el anuncio como una victoria para las comunidades y el clima, pero pidieron una prohibición total y permanente.

Dijeron los ministros que basaron su decisión en un informe del regulador de la industria, la Autoridad del Petróleo y Gas (OGA por sus iniciales en inglés). Investigó los temblores de tierra causados por el fracking en el único sitio de gas de esquisto del Reino Unido, en Preston New Road, cerca de Blackpool, operado por Cuadrilla.

El informe analizó los impactos de fracturar el pozo PNR1 en otoño de 2018, lo que causó más de 50 temblores. La OGA también examina 134 eventos sísmicos causados por fracking del segundo pozo, PNR2, en agosto de 2019. Incluyeron el temblor inducido por fracking más grande del Reino Unido, midiendo 2.9ML. El British Geological Survey dijo que este temblor fue sentido por varios miles de personas, mientras que cientos informaron daños a las casas. El OGA suspendió el fracking en cuestión de horas.

Según "Drill or Drop?", la declaración de BEIS decía: "Sobre la base de la perturbación causada a los residentes que viven cerca del sitio Preston New Road de Cuadrilla en Lancashire y este último análisis científico, el Gobierno ha anunciado una moratoria en el fracking hasta que se presenten nuevas pruebas convincentes. El fracking se detendrá ahora a menos y hasta que se proporcione más evidencia de que se puede llevar a cabo de forma segura aquí".

El Reino Unido -que incluye a Inglaterra, Irlanda del Norte, Escocia y Gales- ha enfrentado una situación compleja en relación al fracking.

La Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente (AIDA) explica en su Informe "Prohibiciones y moratorias al fracking: legislación comparada", 2019: El Gobierno central del Reino Unido comparte responsabilidades y competencias con los Gobiernos de Inglaterra, Irlanda del Norte, Escocia y Gales bajo el principio de descentralización. En este marco, las políticas sobre fractura hidráulica se desarrollan en múltiples niveles. Aunque el Gobierno central es responsable de las políticas energéticas, ha delegado competencias específicas vinculadas a ellas a los gobiernos descentralizados, autoridades locales y organismos públicos.

Pese a que el Gobierno del Reino Unido había apoyado las perforaciones vía fracking -tropezando con la resistencia de organizaciones de la sociedad civil debido a los peligros que esta técnica implica-, los Gobiernos de Irlanda del Norte, Escocia y Gales reconocen los riesgos de la fractura hidráulica y han avanzado en su prohibición.

Ahora, además de la moratoria inmediata, la administración central confirmó que archivó los cambios propuestos al sistema de planificación en inglés para acelerar el fracking. Estas medidas incluían tratar los sitios de gas de esquisto bituminoso sin fracking como desarrollo permitido, eludir la necesidad de una aplicación de planificación y clasificar la producción principal de gas de esquisto como infraestructura significativa a nivel nacional, lo que tomaría las decisiones fuera de control de autoridades locales. "Estas propuestas no se implementarán ahora".

La decisión del 1 de noviembre -dijo el ministro de Energía, Kwasi Kwarteng-, "no afectará de ninguna manera nuestro suministro de energía. El Reino Unido se beneficia de uno de los mercados de gas más activos del mundo, con seguridad garantizada a través de diversas fuentes, incluida la producción nacional en alta mar, las tuberías de Europa y las terminales de gas líquido".

COMENTARIOS

Comentar esta nota
Noticias relacionadas
Tendencia
SUCESOS
PORTADA