Larry Hernández vivió duros momentos durante su alcoholismo

Espectáculos NOTIMEX

El cantante de regional mexicano Larry Hernández atribuyó al alcoholismo las situaciones que le trajeron consecuencias graves, como el hecho de haber pisado la cárcel años atrás, por lo cual, lo dejó desde hace cuatro años.

“A veces yo creo que tomaba por pasar el tiempo, llegaba a mi casa y no probaba el alcohol, en cambio, terminaba borracho en los conciertos. Además, entre las cosas que solicitaba para mis presentaciones siempre había cuatro botellas de tequila, dos de whisky, entre otras cosas”, contó.

En entrevista telefónica desde Los Ángeles, ciudad estadounidense donde radica a lado de su esposa y sus hijas, confesó que él tenía la idea de que en sus presentaciones debía beber alcohol para dar pie a que el público también lo hiciera y así le fuera bien al empresario.

Señaló que en una ocasión en un foro de Estados Unidos rompieron récord en consumo de alcohol, "me felicitaron los dueños, estaban muy contentos, porque también de la venta de alcohol ganan muchos de los que nos contratan”.

El cantante de temas como El baleado, Carita de ángel, Mal encachado y buchón, recordó que comenzó a ingerir bebidas alcohólicas desde los 16 años de edad con su tío, en el rancho donde vivía su familia en Sinaloa.

“A escondidas de mi mamá tomaba y a veces llegaba medio borracho a la casa y a ella se le hacía raro. Después oía que estaban peleando mi mamá y mi tío porque era él quien me daba de tomar”, narró.

En 2015, a sus 38 años, Larry pasó un mes en un Centro de Detención del Condado de Newberry, en Carolina del Sur, y posteriormente condenado a libertad condicional y a pagar una fianza de 200 mil dólares, por haber golpeado y secuestrado a un organizador de conciertos que le dio la mitad de la paga acordada por su espectáculo.

“El problema que me llevó a la cárcel fue por estar alcoholizado y haber sufrido lo que sufrí, porque fue un grupo de personas que se juntaron para hacerme daño, y sí, yo sé que el alcohol fue lo que me llevó a eso, porque estaba borracho, ¿qué voy a hacer? ¿voy a seguir tomando?, pues no”, dijo a Notimex.

“No digo que hoy soy un padre ejemplar, que soy una persona espectacular, pero a través de mis caídas he visto la solución”, reconoció el protagonista del "reality" Larrymania, que hasta el momento cuenta con siete temporadas.

“Es una gran responsabilidad hacer un 'reality', porque la gente percibe que he pasado por momentos duros, pero bendito Dios me he levantado. Esta es la vida, a todos nos puede pasar y en un segundo puede cambiarte todo”, afirmó.

Sin embargo, agradeció que lo que pasó, porque gracias a eso ahora es otra persona, y de eso se da cuenta en algunas las fotografías, y como ejemplo citó que al ver una imagen de 2014 tomada en Arizona hasta le dijo a su esposa: “¡Mira!, hace cinco años que pinche mirada tenía”.

Aunque indicó que muchos piensan que las cosas son diferentes a una determinada edad, el también interprete de narcocorridos señaló que son los golpes de la vida los que van moldeando a las personas.

“Llevo cuatro años que no consumo bebidas alcohólicas, estamos hablando de emborracharme”, y platicó que apenas en un restaurante le ofrecieron una copa de vino y se la tomó sin problema, lo cual no podía hacer antes porque se tomaba una, seguida de otra y llegaba a su hotel en busca de más alcohol hasta terminar borracho.

Asimismo, indicó que ahora en las reuniones ya no hay alcohol, como en el caso de las fiestas de sus hijas. “Teníamos la costumbre de que si hay un cumpleaños número tres de nuestro hijo, ahí estaba una hielera con bebidas para nuestros amigos, para nuestros compadres. Hoy mis reuniones se disfrutan porque está fuera de mí el alcohol”.

Encuentra en el ciclismo un escape

Tras reconocer que el alcohol estaba haciéndole daño, Larry dejó de tomar el 16 de septiembre de 2015, según precisa, para evitar caer en cosas graves de las que pasaban cuando tomaba, pero los problemas no cesaron, pues sentía la necesidad de algo más.

El cantante explicó que luego de alejarse del alcohol buscó una salida al practicar el ciclismo, sentir la adrenalina. "Me compré tres bicicletas y todo el equipo, bajaba una montaña de concreto a 50, a 60 y a 70 millas”, narró.

Sin embargo, el 29 de diciembre de 2017, por ir a alta velocidad sufrió una aparatosa caída que le lastimó el rostro, perdió varios dientes y tuvo que requerir de cirugías e incluso dentadura postiza.

“Tomaba muchos riesgos, era esa sensación de ir a alta velocidad bajando esa montaña la que me llenaba; no era leer un libro en ese momento, no era ir a ver un concierto. La bicicleta, el aire… no lo puedo explicar, me daba libertad, pero también me calmaba las ansias, pues yo sentía que algo me faltaba”, relató.

Ahora, el cantante mencionó que está llenando esos espacios con mucho ejercicio y asume la responsabilidad que tiene de ser ejemplo para muchos. “Hay veces que la vida te lleva por turbulencias y a mí me ha llevado, afortunadamente o desafortunadamente, como lo quiera tomar cada persona, han estado las cámaras”.

“Ser famoso es una chinga”, afirma

A pesar de su "reality show", Larry Hernández precisó que nunca ha metido una cámara o un micrófono durante las decisiones que tomaba su familia en ese difícil mes que pasó en prisión, porque aseguró que no es alguien que vive de lo que le pase.

“Vivo de las circunstancias, se tienen que llevar a televisión porque tengo un contrato con Telemundo y tengo que hacer un 'reality' y termino hablando de lo que pasa, pero de la manera en que yo salí de eso y que las personas también vean en la televisión que Larry también puede levantarse”, mencionó.

En contraste, relató que mucha gente quiere ser famosa, pero no sabe lo que hay detrás de ello: “Hay responsabilidades, problemas, tantas cosas, y a la gente se le hace fácil decir ¡yo quiero ser como tú!”.

El cantante, quien en estos momentos se encuentra grabando su siguiente material discográfico, indicó que es una bendición ser como es y gustarle a la gente.

“También es una chinga tener una responsabilidad y superar cada año, como tengo un 'reality', superar cada año porque yo quiero seguir haciéndolo, si mi programa no tiene éxito yo no voy a tener otra temporada, porque no me van a querer contratar”, expuso.

Por otra parte, contó que a raíz de lo que le pasó en 2015 dejó de estar empapándose de noticias del espectáculo, porque se dijeron tantas mentiras y había personas del medio que pensaba que eran sus amigos y terminaron hablando cosas que no eran verdad.

Por ello, descartó estar enterado del movimiento #Me Too, pues, aunque está en el internet, asevera que no ve lo que está sucediendo en ese momento o busca las cuestiones que sean tendencia, porque tiene mucho que hacer, entonces solo graba algo de su vida y se sale de la red.

“Estoy preparándome para otras cosas, recibo terapia, además, tres clases de vocalización a la semana, es bien duro tener responsabilidad”, reiteró.

No obstante, Larry garantizó que se informaría sobre el tema, porque admitió que no puede vivir resentido por cosas que se dijeron de él, y necesita enterarse de lo que está pasando.

Larry Hernández atribuyó al alcoholismo las situaciones que le trajeron consecuencias graves, como el hecho de haber pisado la cárcel años atrás. (ARCHIVO)
Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee