Empleados enfrentan escenario complicado

Nacional AGENCIAS

Desempleo, condiciones precarias de trabajo, inestabilidad laboral y crecimiento de la informalidad son algunos de los retos que enfrentan los trabajadores, advirtieron especialistas.

Académicos y abogados laborales consultados indicaron que los empleados enfrentan una "situación complicada", puesto que, pese a que esta administración se comprometió a "transformar" el sector laboral, hasta el momento no se ha establecido una estrategia concreta para mejorar las condiciones del empleo.

En marzo de este año el desempleo alcanzó 3.6 por ciento de la Población Económicamente Activa. Se trata del mayor registro desde diciembre de 2016, cuando este indicador también reportó 3.6 por ciento, mientras que la tasa de informalidad se ubicó en 57.1%, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del Instituto Nacional de Estadística y Geografía.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) reportó la creación de 48 mil 515 empleos formales en marzo, la mitad de hace un año, cuando se reportaron 90 mil 509, y la menor generación de plazas desde 2009 para un mes similar. Hasta el pasado 31 de marzo, el instituto tenía registrados 20 millones 348 mil 508 puestos de trabajo, de los cuales 85.5% son permanentes y 14.5% eventuales.

Manuel Fuentes, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), consideró que los trabajadores llegan con "graves dificultades" al enfrentar desempleo por los despidos realizados con el cambio de la administración, deterioro salarial y la precarización del empleo, pues estimó que 60% de los trabajadores están subcontratados.

Indicó que, aunque la reforma laboral promete "una nueva etapa" para el sector laboral, su cumplimiento aún se ve lejano, pues no se han establecido los mecanismos para vigilar su correcta aplicación.'

Héctor de la Cueva, director del Centro de Investigación Laboral y Asesoría Sindical (CILAS), consideró que hasta el momento no se ha dado una transformación del sector laboral, ya que sólo hay promesas y se ha afectado a los trabajadores con los despidos "arbitrarios" en las dependencias gubernamentales.

"Más libertad" para huelgas. El cambio de gobierno generó en los trabajadores un ambiente de "más confianza", a decir de académicos, para que luchen por mejorar sus condiciones laborales; hasta marzo de este año se tenían registradas 15 huelgas activas en el país, de las cuales tres estallaron en esta administración, entre ellas la de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) que cumple hoy 88 días de paro de labores.

Además están activas las huelgas del Sindicato Independiente de Trabajadores del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias y del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Construcción, Acarreo de Materiales y Transporte, su Comercialización y sus Servicios en General.

Reacomodo obrero. Alfonso Bouzas, del Instituto de Investigaciones Económicas de la UNAM, consideró "que no debe asustar" que haya más huelgas debido a que el actual gobierno, así como la aprobación de la reforma laboral, propician mayores condiciones de libertad para exigir sus derechos.

El cambio de gobierno y la reforma laboral generaron una reconfiguración en el sector obrero, con lo que surgieron nuevos sindicatos, indicaron abogados laborales.

En este contexto se enmarca la creación de la Confederación Internacional de Trabajadores (CIT), encabezada por el líder minero y senador Napoleón Gómez Urrutia.

Óscar de la Vega, del despacho De La Vega & Martínez Rojas, consideró que la reforma laboral abre la oportunidad para que más organizaciones sindicales representen los derechos de los trabajadores.

VE IP CLAROSCURSO

Los cambios a la ley secundaria en materia laboral que se aprobaron en abril pasado tienen pros, contras y temas que no se incluyeron, como el outsourcing o la subcontratación.

En especial, el sector privado tiene 10 preocupaciones que espera se atiendan en el parlamento abierto que realizará el Senado.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Carlos Salazar, dijo que esperan cambios porque "para eso se abre (el parlamento abierto) para que los senadores tomen las inquietudes y modifiquen el articulado que corresponda, de lo contrario no tendría ningún sentido hacerlo".

Para el líder de la máxima cúpula empresarial, la relación obrero-patronal "va a cambiar", porque los trabajadores tendrán mayor libertad de asociación, habrá asambleas para que decidan su destino. Sin embargo, comentó que una decena de los más de mil artículos de la nueva ley laboral preocupan al CCE.

Las claves de la reforma

Hacía casi 50 años que no se había producido una reforma tan extensa y profunda en materia laboral en México. Las modificaciones aprobadas por el Congreso de la Unión suponen un verdadero parteaguas para trabajadores, patrones y sindicatos, así como un desafío para los profesionales del derecho que se dedican a los temas laborales.

=> La reforma permite acatar un mandato constitucional publicado el 27 de febrero de 2017, que suscitó (cabe recordarlo) la aprobación unánime de los legisladores integrantes del Congreso de la Unión.

Además, con la reforma ya aprobada, México da cumplimiento a tratados internacionales suscritos por nuestro país en materia de reconocimiento a los derechos de las personas que son trabajadoras domésticas y en materia de libre comercio (en el T-MEC se incluyeron previsiones relacionadas con los asuntos sindicales). Las principales novedades que trae consigo la reforma son las siguientes:

=> Van a desaparecer las Juntas de Conciliación y Arbitraje, que habían sido creadas por el Congreso Constituyente de Querétaro en 1917. En un plazo de tres años deberán establecerse tribunales laborales en cada una de las 32 entidades federativas y en un plazo de cuatro años deberán estar funcionando los nuevos tribunales a nivel federal en la materia. Los concursos para designar a los titulares de dichos órganos serán abiertos, para que pueda participar cualquier profesionista que reúna los requisitos de ley.

=> Se crea un nuevo Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, que tendrá importantes atribuciones en relación a los sindicatos y además se hará cargo del proceso de conciliación obligatorio a nivel federal, que es otra de las grandes novedades de la reforma. Por tanto, se produce una separación entre la función conciliadora (que atenderán autoridades administrativas) y la función judicial.

=> El nuevo texto de la Ley Federal del Trabajo ordena que se revisen, en un plazo máximo de cuatro años, todos los contratos colectivos de trabajo que existen en el país. El contenido contractual que emane de dicha revisión será depositado ante el Centro Federal de Conciliación y Registro Laboral, y dado a conocer de forma impresa a todos los trabajadores.

=> Se crean nuevas reglas para el trabajo doméstico, a efecto de que las personas que lo desempeñan cuenten con los beneficios de la seguridad social y puedan ejercer su derecho colectivo de sindicación o, en el caso de los patrones, de agrupación patronal.

=> Se crea un nuevo procedimiento laboral ordinario en el que se refuerzan los elementos de oralidad que ya existían y se contempla el uso de las nuevas tecnologías para hacerlo más dinámico, abreviando los tiempos procesales que en la actualidad suelen ser bastante largos. Se va a exigir la presencia permanente del juez en las audiencias y las partes podrán interrogar con libertad a los testigos, sin tener que someter por escrito sus preguntas al órgano jurisdiccional, tal como sucede actualmente. Eso va a permitir un proceso laboral mucho más dinámico y moderno, que se va a parecer a lo que ya tenemos en materia mercantil, penal o de derecho familiar.

=> Se crea una figura llamada “constancia de representatividad sindical”, que busca asegurar que los sindicatos que pretendan ejercer derechos colectivos como el derecho de huelga o de contratación colectiva en verdad cuenten con el respaldo de los trabajadores y no sean puros membretes creados para extorsionar a las empresas.

=> Las empresas tendrán que asegurarse de avisarle por escrito a los trabajadores que despidan, ya que la negativa del despido y el ofrecimiento del puesto de trabajo (que es una estrategia procesal de defensa muy común en la actualidad), no van a revertir la carga de la prueba. Los patrones deben buscar asesoría jurídica para evitar costosos juicios por este motivo.

=>En fin, son muchas las novedades que trae consigo la reforma. Se trata de un desafío enorme, que sin duda puede venir a transformar (para bien o para mal), la vida de los sindicatos mexicanos, y que sin duda afectara a millones de trabajadores mexicanos. Bienvenida sea la reforma y a prepararnos todos para los muchos cambios que va a generar.

FUENTE: POR MIGUEL CARBONELL. (INVESTIGADOR DEL IIJ-UNAM)
Desempleo, condiciones precarias de trabajo, inestabilidad laboral y crecimiento de la informalidad son algunos de los retos que enfrentan los trabajadores, advirtieron especialistas. (ARCHIVO)
(EL UNIVERSAL)
Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee