Raperos maderenses componen a la otra cara de 'Las Malvinas'

Espectáculos FABIOLA P. CANEDO

"Las Malvinas" fueron el hogar de Héctor Abraham, en la Zona de Tolerancia de Francisco I. Madero transcurrió su niñez, que no fue convencional, pero sí feliz y repleta de amigos.

Años después, el hoy rapero compondría una canción donde retrata sus recuerdos en casa de sus abuelos, pero con la perspectiva inocente de quien convive a diario con las mujeres trabajadoras, sus hijos, y los problemas que les veía enfrentar para sacarlos adelante.

"Yo crecí con esa perspectiva, de los bonitos recuerdos que traía mi infancia al vivir en una Zona de Tolerancia, que es muy diferente a lo que piensan la mayoría de las personas", dice.

Héctor Abraham Trujillo Crispín tiene 37 años, trabaja en la construcción y desde hace 18 años forma parte de Futura Amenaza, grupo con el que rapea en un estudio casero, pero desde hace dos comenzaron a hacerlo en un estudio profesional ya en forma.

La canción Arteria de Tugurio fue compuesta hace cuatro años y que estuvo encajonada durante algún tiempo, hasta que un amigo suyo de Ciudad Juárez le ayudó a grabarla con el sello de My Hood 656, en Chihuahua, ahí se grabó también el video.

"Arteria de Tugurio habla de mi infancia, yo nací en el 81 y mi abuela se dedicaba a la brujería, mis abuelos tenían dos bares y ahí trabajaban mujeres, yo ahí me crié porque vivíamos en la esquina, yo crecí con hijos de señoras que trabajaban ahí, fueron mis amigos de la infancia, y a las señoras, yo crecí con otra perspectiva de su trabajo en el bar, yo las veía como madres de familia, como madres de mis amigos", explica.

La canción menciona a hermanos que tienen distintos apellidos y las dificultades de las madres que tienen que soportar a sátiros para llevar algo de comer a la mesa, incluso a una menor de edad asediada, excesos de alcohol y drogas en los clientes y llanto de las mujeres para desahogarse.

"Cada palabra la expreso desde la flor de la piel", dice Trujillo, que en el argot del rap se hace llamar Mr. Bust de la fhoo. Le acompañan en el grupo Luis Gerardo Rey Cisneros, alias Sethruan de la fhoo y Ángel de Jesús Herrera Cárdenas, alias Demenman de la fhoo.

Recientemente, estrenó una nueva canción denominada Enjuague de Coco, en el que habla del proyecto MK Ultra, con una estructura realista pero con un toque de comedia, además de que le gusta transmitir mediante actuación, sin una posición rígida de un rapero rudo, sino expresivo y flexible.

Para estos raperos, la música representa la forma de dar sentido a sus ideas y durante cerca de 15 años había sido su pasatiempo de fin de semana, pero ante el aumento de presentaciones que han tenido, sus propios fans les han solicitado que se profesionalicen, por lo que este año esperan sacar su quinto disco, que sería el primero en un estudio profesional.

"Estoy trabajando en una canción del Viejo Oeste, narra la historia de un fugitivo que escapa, en medio del desierto, llega a un pueblo, hace un desastre total, el sheriff lo reta a un duelo y ahí se queda, porque quiero sacar una segunda parte, tengo un año que la grabé en estudio profesional pero quiero grabarla en video para personificar al villano, tengo tiempo ya metido en el papel", dijo.

Futura Amenaza cuenta con más de 300 canciones. Su música está disponible en el canal de You Tube.

En cuanto a "Las Malvinas", quedaron abandonadas hace años. Los establecimientos fueron absorbidos por la mancha urbana y las mujeres fueron reubicadas en una nueva zona denominada Las Malvinitas, a las afueras de Francisco I. Madero, sin embargo, los negocios fueron cerrando paulatinamente sus puertas debido a la inseguridad, por lo que las mujeres hoy ofrecen sus servicios en la periferia.

Héctor Abraham Trujillo Crispín tiene 37 años, trabaja en la construcción y desde hace 18 años forma parte de Futura Amenaza. (EL SIGLO DE TORREÓN)