Semana Santa en Taxco de Alarcón, Guerrero

Columnas Social DRA. ROSA MARÍA LACK

integrada por damas. Durante todo el año, deben tener un comportamiento ejemplar, comulgar en determinadas fechas y haberse confesado para llevar a cabo su penitencia en Semana Santa, a la que asisten totalmente enlutadas, cubriendo su cabeza con capucha, arrastrando cadenas en tobillos y muñecas, y sosteniendo en sus manos dos gruesos cirios, en una posición física de verdadero sacrificio.

Dra. Rosa María LackDra. Rosa María Lack

(Tercera parte)

La actividad inicia a las seis de la mañana, partiendo de un poblado cercano a Taxco, Tehuilotepec, con la primera procesión plena de palmas y flores, con la imagen de Jesús colocada en un asno. Es la llamada San Ramos, representación que llevan sobre los hombros niños y jóvenes.

Arriban a la grandiosa iglesia de Santa Prisca, donde el párroco bendice las palmas y celebra la misa. En este día de fiesta para toda la ciudad, se aprecia en el atrio de la iglesia la artesanía guerrerense, con el maravilloso tejido de palma, que luce con flores de colores del lugar.

La segunda procesión (lunes) está dedicada a la Virgen María, y para cuidarla, detrás de ella va San Miguel Arcángel, representado en una hermosa escultura. A las nueve de la noche, en que comienza una procesión más, se forman dos filas de fieles que con respeto y veneración llevan sus velas encendidas, siguiendo un recorrido hasta regresar al punto de partida. En esa vía corta, se encuentra la capilla de San Nicolás de Tolentino, figura de tamaño natural que viste un sobrio faldón negro y muestra brotes de sangre en la espalda, producto de la flagelación. Ahí ocurre otra procesión, una de las más concurridas, dedicada a las Benditas Ánimas del Purgatorio; convoca a todos los penitentes, quienes van descalzos, por lo que podemos imaginarlos caminando en las tortuosas calles empedradas.

Las hermandades religiosas que participan en las procesiones cumplen un riguroso reglamento, en que la discreción es fundamental, pues no les comunican ni a sus propios familiares su pertenencia, para que su objetivo no se tome como exhibicionismo. Algunas de ellas son:

Las penitencias antes descritas llaman enormemente la atención de los visitantes, quienes incluso las perciben como escenas dantescas. Sin embargo, quienes las efectúan afirman que mediante ellas: "Buscan la paz para sus hermanos y entran en gran contacto con el Señor, olvidándose del esfuerzo físico, experimentan una paz interna y persiguen un cambio en lo individual".

A las 7:30 de la noche, dentro de la hermosa iglesia de Santa Prisca, tiene lugar la Ceremonia de las Tinieblas: las luces se van apagando lentamente hasta que el recinto quede completamente a oscuras, y luego se oficia la misa y el sermón del día.

Iglesia de Santa Prisca.
Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee