Personajes en la Historia de México

Columnas Social

ARTÍCULOS PUBLICADOS EN LA REVISTA CULTURAL EL PUENTEARTÍCULOS PUBLICADOS EN LA REVISTA CULTURAL EL PUENTE

No. 2 de fecha enero y febrero de 1991, número 22 de la serie, en la que Saúl Rosales Carrillo publicó un artículo titulado: "LAS TETAS CASTIZAS EN LA LAGUNA, LA PALABRA COMO RELIQUIA HISTÓRICA".

"Director del grupo literario Botella al Mar y maestro en las Universidades Iberoamericana e Iscytac, en Torreón, además de numerosos artículos, Saúl Rosales Carrillo ha publicado, entre otros libros, Vestigios de Eros, Huellas de La Laguna y Vuelo imprevisto".

"La visión arqueológica ni la nostalgia golosa recogen vestigios de la lengua cuando intentan recrear un panorama histórico. Parece que los historiadores, confiados en el poder autobiográfico del idioma, lo dejan trazar sus autorretratos y respetan su independencia, como si los tranquilizara la idea de que la palabra es inofensiva".

"Sin embargo, podría ser el momento de cambiar de actitud, de reconsiderar la inocuidad real o supuesta de la palabra. Si antes no lo fue, quizás ahora sea necesario incluir a la palabra como uno más de los elementos imbricados en el pequeño universo que en conjunto actúa para generar un hecho histórico descollante".

"La palabra en sí misma podría no ser tan inocua como hasta ahora pudo haber parecido. Una palabra es capaz de inhumar en el cementerio de arcaísmos a otra con la misma indolencia de los enterradores de Ofelia. Cuando un vocablo es sustituido por otro en una cultura ajena, perogrullescamente se está ante la inhumación de un rasgo cultural - un vocablo - es desplazado por otro, nos encontramos frente a una modificación histórica. Se está evidenciando la superposición hemogénica de un rasgo cultural. Esto puede ser síntoma, augurio o prefiguración de una subyugación más generalizada y más profunda".

"La palabra es producto de la inconsciencia, depende de ella. Como dijeron un par de pensadores revolucionarios ahora desprestigiados por la cultura dominante (Marx y Engels): 'La realidad inmediata del pensamiento es el lenguaje'. Como vocablo, como imagen, como gesto, como hecho, efectivamente el lenguaje, toda forma de comunicación consciente o inconscientemente creada por el ser humano, es la realidad, la manifestación inmediata del pensamiento. Un neologismo, una película cinematográfica, una higa, una moda expresan forma individual o colectiva de la cultura originaria a la que corresponde. Un nuevo tipo de conciencia empieza a ser emplazado cuando los vocablos autóctonos son desplazados...".

HABLA REGIONAL E IDENTIDAD EN LA HISTORIA: "Muchos recursos del acervo lexicológico que otorgaban identidad, que matizaban de singularidad el habla de la región lagunera, han sido desplazados por términos que han enclavado los medios de comunicación masiva, descaradamente la televisión. No pocos vocablos, así como algunos giros lingüísticos, han resistido el ser remplazados pero viven -no sobreviven - en un proceso de extinción fácilmente demostrable aun mediante el emprimo más vulgar".

"Existen a la mano muchos ejemplos de variantes que vienen siendo sustituidas y que eran dentro de la lengua nacional síntomas de singularidad, de identidad del habla regional. En otras palabras, y no me parece nocivo ser ahora redundante, las variantes que dentro de la lengua - la cultura - nacional hacen particularizable, identificable, individuable, el habla regional, vienen desapareciendo al ser desplazadas/remplazadas por vocablos impulsados por las emisiones de los medios de comunicación masiva de alcance nacional".

"De esa manera, se intensifica un proceso de homogeneización; lo que es decir de empobrecimiento, debilitamiento, petrificación, vulnerabilidad, todas características del monolitismo. El habla como la cultura regional merece ser preservada porque su existencia otorga existencia a la pluralidad lingüística y cultural que garantiza la solidez del entramado múltiple y diverso que constituye el sistema total del español de México".

"Me repito: la lengua española de México se empobrece con la homogeneización que imponen los usos hegemónicos y que avasallan las expresiones lingüísticas regionales. El habla, realización individual de una lengua, otorga identidad regional y ésta es apetecible porque refuerza la autoestima del hablante, del ciudadano, y con ello se afianza la resistencia ante valores innecesarios".

Cortesía
Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee