Paradigmas del agua

Columnas la Laguna Raúl Cuéllar Chávez

En la mayoría de los pozos en los que se reduce su producción, indebidamente se clasifican como agotados sin contar con un diagnóstico técnico que permita analizar y precisar las posibles causas, atribuyendo en muchos casos las fallas al abatimiento del nivel freático del acuífero Principal del valle de la Comarca Lagunera.

Si bien un pozo de abastecimiento de agua puede quedar fuera de operación en forma abrupta debido a una falla mecánica o eléctrica en su equipo o instalaciones de bombeo, existen numerosos factores que pueden ser la causa o conjunto de causas que provocan la disminución de los caudales en los pozos, tales como profundidad de perforación de los pozos, niveles freáticos del acuífero, eficiencias electromecánicas de los equipos de bombeo, incrustaciones en las ranuras de los ademes, exceso de azolve en el fondo, desviaciones en la verticalidad de los pozos, derrumbes o "caídos" en estratos arenosos, traslape de conos de abatimiento por cercanía entre pozos y falta de mantenimiento preventivo.

Se cuenta con suficiente información sobre el abatimiento del acuífero Principal, que varía entre 1.5m a 3.5m por año. Si se considera que el abatimiento promedio anual es de 2.0m, significa que en 3 años se podría abatir 6.0m y en 10 años bajaría 20.0m. Lo que no es común es que de un año para otro el acuífero se abata rápidamente o se colapse hasta agotar la producción de los pozos, menos aún si existen otros pozos cercanos que continúan operando normalmente. La disminución de la producción de un pozo ocurre paulatinamente, reduciendo su caudal poco a poco en varios años.

El nivel freático del acuífero Principal se encuentra entre 120m a 180m. Cabe aclarar que aun cuando los pozos más recientes se han perforado entre 300m a 400m, la extracción del agua subterránea se realiza a una profundidad cercana abajo del nivel freático, dejando una columna de agua encima de la bomba.

Es importante mencionar que el basamento rocoso o fondo del acuífero Principal varía entre 600m a 1,000m según los estudios geo-hidrológicos realizados por CONAGUA. Por lo tanto, los estratos de aguas fósiles con mayor cantidad de sales, que tienen más densidad o peso, se deben encontrar a mayores profundidades que los estratos de agua de donde actualmente se extrae por bombeo a partir del nivel freático.

Por lo tanto, en la Comarca Lagunera cuando un pozo queda fuera de operación o se reduce su caudal, no necesariamente es porque se haya agotado el acuífero, pueden ser diversas causas. Recientemente se han rehabilitado algunos pozos que disminuyeron su caudal, ya sea dándoles mantenimiento correctivo o profundizando la extracción en el mismo sitio, obteniendo una mayor producción con caudales entre 80 l/s a 120 l/s.

Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee