Foro del Lector

Lector opina

Trescientos mil pesos diarios empezó a gastar…

… como anticipo a los tres millones diarios que la señora alcaldesa pretende gasta en el Cervantino (en Lerdo le llaman Lerdatino, y muchos, por la cantidad de cerveza, le llaman cervantino). Sí, estimado lector, dentro de un clima de austeridad; ante la deuda millonaria del Sistema de Agua Potable de Lerdo, con Conagua y con la CFE, ante el aspecto triste, sucio y desolado de la Plaza Principal, ante sus quince lámparas fundidas y la cantidad de baches que existen en las distintas arterias, nos vamos a gastar 40 millones de pesos en los festejos de diez días.

La señora presidenta dice que al pueblo le gusta. Yo no lo dudo. Al pueblo de Roma le gustaban las luchas de gladiadores, las carreras de caballos en el Circo Máximo, las fieras devorando hombres, mujeres y niños, considerados como esclavos, el trigo y el pan regalados por el Gobierno imperial, pero Roma era un imperio y tenía muchos pueblos que le aportaban oro y tributo a manos llenas. Ni Lerdo es Roma, ni tiene tampoco grandes fuentes de ingreso como para gastarlas como la señora alcaldesa quiere.

Aunque centenares de acarreados de todas las colonias y la misma población urbana y rural acuda a los festejos, no se pueden soslayar, esto es, no se pueden hacer a un lado o hacerse de las vista gorda, las carencias de la ciudad en materias de vialidad, pavimentación, alumbrado, parques y jardines y seguridad. Toda esta última enumeración de servicios constituye la parte regular que la presidenta, los regidores y el síndico deben atender. Para eso se les paga, y se les paga muy bien: arriba de 70 mil pesos a cada uno. El ingreso real de la presidenta, no lo sé. Sé por ejemplo, porque conversé una hora con el responsable, que le pidieron apoyos económicos para una carrera deportiva. Sé que cuando le dijeron que algunas empresas podrían patrocinar junto con el municipio, nuestra alcaldesa autosuficiente dijo: “No queremos chichi” (sic), “nosotros podemos”.

Cuando preguntó a cuánto ascendía el apoyo que se le solicitó, y le dijeron que a 250 mil pesos, ella contestó: “De acuerdo, pero hágame la factura por seiscientos”.

No quiero pensar mal, a lo mejor decidió ampliar el apoyo a esa cantidad. Cuando estoy en algún poblado del municipio y veo las calles de tierra, enfangadas cuando llueve, me preguntó: ¿qué pasaría si una pequeña parte de esos cuarenta millones que seguramente se van a gasta se utilizaran en un poco de asfalto en las vías de los poblados, en prevención sanitaria, en incrementar el número de agentes viales a falta de semáforos en la muy congestionada avenida Chihuahua, en pintura para que nuestras plazas reflejen el calificativo de Ciudad Jardín con el que siempre fue conocido Lerdo? ¡Ay, señora alcaldesa! Por primera vez en su vida sabría lo que es el trabajo de presidente municipal, y no de promotora de espectáculos.

En otro tema: Muchos en Lerdo tenemos interés en conocer el origen del enorme patrimonio inmobiliario de nuestra alcaldesa.

Mtro. Juan de Dios Castro Lozano

Lerdo, Dgo.

Tendencia
Noticias relacionadas
Además lee