Nacional sábado 10 de may 2014, 10:39am - nota 26 de 61

Indocumentada mexicana regresa con su familia tras 8 años

Por: EFE/ SAN DIEGO, CA.


Una mujer mexicana volverá a celebrar el Día de la Madre con su familia en Estados Unidos tras ser liberada esta semana de un centro de detención de inmigrantes, un hecho que, según afirma, le ha permitido recibir el "mejor regalo" con motivo de estas fechas.

"Siento que vuelvo a nacer", declaró a Efe Esther Alvarado, una de las 150 personas que como parte del movimiento "Bring Them Home" el pasado mes de marzo se entregó a las autoridades de inmigración para solicitar asilo político, y cuya historia logró notoriedad gracias al vídeo que colgó su hijo en las redes sociales.

El pedido de asilo solicitado por Alvarado en principio fue rechazado por las autoridades, pero esta semana un juez reconsideró su caso al evaluar más evidencia y, de esta manera, la mujer logró ser liberada la noche del miércoles.

Alvarado, que cruzó la frontera sin documentos desde México en 1987, debió pagar antes una fianza de 7,500 dólares, una cantidad que logró sufragar con la ayuda de su hijo Jorge Narvaez, quien para este fin volvió a recurrir a su mejor herramienta, las redes sociales.

En 2010, este sandieguino subió un vídeo a YouTube en donde se le ve interpretar junto a su hija Alexa, en aquel entonces de seis años de edad, la canción "Home", de Edward Sharpe and The Magnetic Zero.

El vídeo estaba dedicado a su madre, quien desde 2007 se encontraba en México tramitando sin éxito su residencia legal en Estados Unidos.

El vídeo se tornó viral y hoy en día cuenta con 27 millones de reproducciones, además de llevar tanto a Jorge como a su hija a presentarse en diversos programas, entre ellos "America's Got Talent" o el show de la comediante Ellen DeGeneres.

Al ver rechazado su pedido de residencia y, por ende, prohibida de regresar al país, Alvarado se entregó a las autoridades de un centro de detención en marzo de este año, una situación que movió a su hijo a colgar una nueva versión de "Home", esta vez con su hija más pequeña, Eliana Narvaez.

Cuando el juez fijó la fianza, el joven hispano pidió ayuda en su página de Facebook, donde actualmente cuenta con más de 150,000 seguidores, y en menos de dos horas ya había reunido el monto mínimo para pagar la libertad de su madre.

En compañía de su familia, Alvarado relata que durante el mes y medio que permaneció privada de su libertad estuvo recluida en dos centros de detención, uno en San Diego y el otro en Arizona, donde, confiesa, aprendió a valorar hasta los hechos más pequeños.

"A mí me encanta el chicle. Yo veía a las oficiales mascando y yo moría por uno", recuerda. "Una simple liga del pelo, cosas tan insignificantes que uno no tiene ahí", añade.

Precisa que las condiciones en los centros de detención en los que permaneció "no son tan malas", aunque lamentó que llegara a estar encadenada de manos, pies y cintura, "como si fuera criminal".

"Llegué al famoso lugar de los burritos", recordó, en alusión al centro de San Ysidro. "Te dan puros burritos fríos, que con el hambre que tienes no te importa, te saben tan ricos".

Señala que su deseo actual es que el resto de inmigrantes que junto a ella formaron parte del movimiento "Bring Them Home" obtengan también su libertad y puedan estar de nuevo con sus seres queridos.

"No venimos a hacer daño; venimos a trabajar, a contribuir, a estar con nuestros hijos", recalcó.

Por su parte, Jorge Narvaez confiesa sentirse como un "niño pequeño", y que no termina de creer que la lucha que inició hace ocho años ha llegado hasta este punto.

Reconoce que gran parte de este logro se lo debe a la gente que ha seguido su historia en las redes sociales, vitrina en donde ha compartido vídeos, fotografías y peticiones.

Coincide con su madre en que esto es apenas el comienzo y espera que su caso pueda crear conciencia sobre el tema migratorio, el cual estima que ha sido nuevamente olvidado por el gobierno federal.

"Aquí empieza la reforma migratoria y no termina hasta que todos estén nuevamente con sus familias", declaró el joven, para quien se avecina "una revolución inmigrante, donde las familias sean primero, no las leyes".

"Todavía tenemos que pelear, esto no acaba. Hay muchas mujeres encarceladas que merecen estar como estamos nosotros ahora", afirmó.

Por lo pronto, este fin de semana Esther Alvarado disfrutará de un fin de semana al lado de sus hijos y nietas en Santa Ana, California. Luego, volverá a la lucha legal que le permita obtener la permanencia definitiva en el país.

→ migrantes indocumentados Bring Them Home
RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 420 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT