Nacional domingo 20 de abr 2014, 5:38pm - nota 23 de 28

Parten cientos de migrantes rumbo a Veracruz

Por: EL UNIVERSAL/ VILLAHERMOSA, TAB.


Más de 500 migrantes centroamericanos salieron en 13 camiones de la Casa de Retiro de la Renovación Carismática Católica en Villahermosa con destino a Coatzacoalcos, Veracruz, donde tomarán nuevas decisiones en su ruta hacia Lechería, en el Estado de México, sitio en que culminará el Viacrucis del Migrante, aunque la mayoría seguirá en su intento de llegar a Estados Unidos o a alguna ciudad del norte en México.

Los indocumentados partieron cerca de las once de la mañana en autobuses TRT, que cuentan con clima y asientos reclinables, con paquetes individuales que contienen una botella de agua, refresco o jugo, una caja de cereal, galletas y fruta.

En el trayecto de unos 160 kilómetros a Coatzacoalcos, Veracruz, las unidades están siendo custodiadas por dos patrullas y cuatro elementos de la Policía Federal.

Antes de abordar los camiones contratados por el gobierno de Tabasco, los migrantes hicieron limpieza en la casa de retiro, lugar donde pasaron la noche tras viajar de Playas de Catazaja. Un día antes habían llegado a ese lugar de Arena Hidalgo, Tenosique, municipio en el que el jueves pasado quedó varada La Bestia, ferrocarril que se negó a llevarlos a Palenque, Chiapas.

Momentos antes de que salieran los autobuses, algunos migrantes mostraron mantas en las que exigen que se respeten sus derechos humanos. "Nadie es ilegal. Justicia", decía una.

Juan Ramón Lemus Lara, hondureño que vivió en Estados Unidos donde nacieron sus hijos, pero que fue deportado hace algunos años mostró una pancarta con los nombres de su descendencia. "Kiara, Elena, Josue, Joshia, los amo". Espera reencontrarse con ellos en Houston, Texas.

El director de Gobierno de Tabasco, Roberto Mendoza Flores, dijo que la labor de la administración estatal es llevar a los migrantes a Coatzacoalcos, donde ellos decidirán qué hacer.

El director de la Casa del Migrante La 72, Fray Tomas González Castillo, señaló que en Veracruz decidirán por donde continuar, que podría ser por Córdova o Tierra Blanca, aunque aún no está definido.

Rechazó solicitar el apoyo del gobierno de Veracruz, pues ha sido el "más represor" contra los migrantes centroamericanos.

No todos los indocumentados buscan llegar al vecino país. Elba Reyes es una madre soltera que viene de San Pedro Sula, Honduras, donde dejó a sus cinco hijos de 16, 14, 11 y 6 años, y Escarlet, una niña de año y medio.

Cuando se le pregunta por la menor, responde: "mejor no me la acuerden, que me dan ganas de llorar".

Viaja con su sobrina Marilú Jazmín de 28 años, y busca quedarse en Monterrey, Nuevo León, donde vive su sobrino. Decidió no irse a Estados Unidos para no alejarse más de sus hijos, a los que pretende volver a ver en diciembre.

Lo más duro que ha pasado es cruzar cuatro horas en lancha de Los Naranjos, Guatemala, hasta El Ceibo, en la frontera con Tenosique, Tabasco. Da gracias al creador porque no avanzó La Bestia, pues desde que subió a sus vagones sintió miedo. Ahora está siendo bien atendida, en lo que cabe, por la solidaridad de los tabasqueños.

"Bendito sea Dios que no avanzó" La Bestia, dice Elba Reyes. Espera llegar con bien a la capital neoleonesa y conseguir un buen empleo, decente. Fray Tomas confirma que son muchos los que buscan quedarse en algún estado de este país.

Edwin Ramírez, de Santa Tecla en El Salvador, pretende llegar a Nuevo Laredo, Tamaulipas, donde quedó de verse con un amigo que lo llevará a Carolina del Norte, en el país vecino. Aunque involuntariamente, él sí busca el llamado sueño americano. "Me dolió bastante" tener que abandonar mi país, dice.

Donde vive, en la comunidad La Cuchilla de Santa Tecla, no hay agua. Para llevar algún bote a su domicilio, tiene que perder varias horas hasta donde va a conseguirla de una pipa. En su tierra laboraba, cuando había oportunidad, de peón de albañil, pero escasea el trabajo.

De Edwin dependen sus cinco hermanos y su madre. Con una mochila sobre sus hombros, en la que guarda una muda de ropa y un par de pastillas para el dolor de cabeza, dice que espera conseguir una vida mejor, pero deja todo en manos divinas. "Lo que sea la voluntad de Dios. Si él me dice Edwin hasta aquí, lo acepto", agrega.

Desconoce cómo es la gente de Estados Unidos, pero ya está enterado que en caso de llegar, debe de portarse bien. "De la casa al trabajo", señala. Ya sabe además que no debe desperdiciar en vicios lo que gane. También ha oído hablar sobre la alimentación allá, sobre todo la comida rápida; pizzas, hamburguesas, la china y más.

No acostumbrados a las comodidades, los migrantes que ya se encuentran arriba de los camiones, abren las ventanas para combatir el calor. Las unidades arrancan motores e inician sus maniobras de salida, cuando alguien de abajo les avisa que llevan clima, por lo que deben cerrarlas. Así, el pueblo migrante centroamericano se dirige rumbo a Veracruz.

→ migrantes
RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 25 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT