EDITORIAL jueves 27 de mar 2014, 9:56am - nota 3 de 9

No serás virrey

Por: PATRICIO DE LA FUENTE


"La política es perfecta, pero tiene un gran defecto: ¡quien la practica!"

Ganar las elecciones intermedias en 2015, conservar las gubernaturas y los escaños en ambas Cámaras a nivel federal. Y la joya de la corona, Los Pinos, hacia 2018. Eso pretenden los priistas porque cualquier político que se respete no importando el partido al que pertenezca, encamina sus esfuerzos para triunfar en las urnas.

¿Ello es malo?, no. Lo cuestionable en toda guerra, son los métodos que se utilizan para llegar al objetivo. La máxima de Maquiavelo en su obra cumbre, El Príncipe, aquella que reza "El fin justifica los medios", es replicada por todos nuestros partidos, de ahí el descrédito y mala fama de la que gozan.

El PRI, hoy, va muy bien de cara a sus objetivos a mediano y largo plazo. Mientras las izquierdas se despedazan y el PAN extravía sus principios rectores, en el PRI por lo menos frente a la opinión pública, todo es armonía y fraternidad. Doce años de ostracismo les supuso a los priistas grandes lecciones. Lavar la ropa sucia en casa, por ejemplo.

No serás virrey y hazle como quieras. Aquí, estimable miembro del partido, el único liderazgo que cabe es el mío y los amarres no se hacen desde tu palacio de gobierno, sino en Bucareli e Insurgentes Norte. Ni el huateque de tiempos foxistas ni al estilo de Felipe Calderón donde todos, de casa o no, golpeaban al presidente por antonomasia.

Ya no, eso se acabó, es la señal que envía desde la sede del Poder Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, primer priista del país, quien refrendó su militancia y posición como jefe de jefes, acudiendo a las celebraciones por el 85 aniversario del organismo. No fue una mera visita protocolaria y circunstancial, sino señales para sus correligionarios, adversarios políticos y la ciudadanía.

Velaré por el bien de México, pero también por el futuro de mi partido, parece decir el Presidente Peña hoy convertido como Don Pepe López Portillo, en fiel de la balanza y gran elector. Orgulloso de su militancia, priista de hueso colorado, político de usos y costumbres modernas, pero sabedor de que Chucho Reyes Heroles, gran ideólogo del sistema, tuvo razón cuando dijo que en el servicio público, "forma es fondo".

"No serás virrey, querido gobernador, porque el poder es indisoluble y no se comparte. Aquí no hay cotos con afanes independentistas ni decisiones que puedas tomar sin mi consentimiento, así que ya párenle todos, allá en Durango por ejemplo, con sus guerritas de baja intensidad o a gran escala".

"Ya estuvo suave Ismael, de organizar fiestas de cumpleaños para cinco mil personas en franco desafío hacia el gobernador en funciones. No me importa lo querido y popular que eres, o si ahorraste muchos años pa'l huateque de exagerado costo que no coincide con tus ingresos de senador, o que el convivio lo hayan pagado tus amigos, generosos y desinteresados. El caso Ismael, es que en Durango no nos puedes crear un cisma".

"Y tú, Jorge, también párale con tu afán de golpear a la gente cercana a Ismael e instalar comisiones investigadoras que si se lo proponen, seguramente descubrirían muchas, muchísimas cosas. Porque aquí la transparencia y la rendición de cuentas pasan a segundo plano, cuando de conservar a Durango como bastión del partido se trate".

"Tu labor Jorge, además de gobernar medianamente bien, consistirá en aceitar las tuercas para obtener el 'carro completo', popular como es el PRI en un estado donde a pesar de los pesares, hemos hecho cosas acertadas y nos interesa conservar, porque históricamente ha sido tricolor y en nuestro fuero interno, bien sabemos, que así se quedará".

"Durango es sólo un ejemplo, estimado militante, de cómo estaremos haciendo las cosas de aquí en adelante porque absolutamente nadie, por muy gallo de espolón que se sienta, podrá cuestionar mi poder ni minar las aspiraciones partidistas que con tanto ahínco, construimos desde las sombras por doce largos años".

"Porque dirán mis detractores que no leo novelas, pero no olviden que tengo una memoria prodigiosa y sí recuerdo, muy bien, a Carlos Armando Biebrich en tiempos de Luis Echeverría. Ustedes, recomiendo, también háganlo. Porque aquí, queridos gobernadores, no hay virreyes. No conmigo, no en el nuevo PRI. Así que las guerritas y pleitos de vecindad ventilados en la prensa, déjenselos a los principiantes, al PAN y al PRD".

"Porque nosotros, en el PRI, hacemos política de altura. La historia, apréndanselo, se escribe a largo plazo".

Twitter @patoloquasto

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 57 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT