EDITORIAL jueves 6 de feb 2014, 9:37am - nota 3 de 9

Mariachis en el Senado

Por: PATRICIO DE LA FUENTE


Un cuate con el que me podría ir de copas sin mayor problema, es Jorge Luis Preciado, coordinador de los senadores del PAN. Abierto, francote, simpático y buen político, lo he entrevistado varias veces, platicado con él, intercambiado bromas.

Más célebre por el ánimo fiestero que por su trabajo legislativo, Preciado abona a la picaresca nacional y acentúa la noción de que hoy el PAN es un relajo donde cada quien jala agua para su molino, y la ropa sucia no se lava en casa, sino de cara a la opinión pública.

Sin embargo, en un país donde la solemnidad priista está de vuelta a todo lo que da, y en los eventos del Gobierno la guayabera y la marimba de tiempos de María Esther Zuno de Echeverría suena muy fuerte, funcionarios como Preciado caen bien.

No obstante, Preciado nomás no termina de encajar en lo que suponía el Acción Nacional de otros ayeres, más tradicional y elitista, y quizá los viejos líderes históricos del partidolo último que harían es tenerlo de coordinador. "Demasiado campechano y dicharachero pa'l encargo", hasta acá los oigo decir.

Afín a Gustavo Madero en una chamba donde las lealtades son pasajeras y a modo, Preciado sabe que los guamazos de cara a la renovación de la dirigencia nacional del partido, se pondrán buenos. "En política, quien se mueve no sale en la foto", reza el dicho que Don Jorge Luis, inquieto como es, hoy parece no entender.

El PAN,turbulento casi siempre, en calma chicha a meses de su elección interna no está, ni puede, ni debe permitir que sus miembros prominentes-en los que incluyo al Senador Preciado-, incurran en conductas que se alejen de los parámetros de lo normal, lo ético y bien visto de frente a la opinión pública. Cercana la elección y con la reputación del partido en entredicho, hacer olas y organizar tertulias que seguramente acabarán en las páginas de la prensa nacional, nomás no va.

La de ocho columnas en todos los periódicos balconeó, y muy gacho a Preciado. ¿Qué tamales ni qué tamales?, acusan. So pretexto el Día de la Candelaria, Jorge Luis Preciado, queriendo agasajar a su esposa con motivo de su cumpleaños, aventó la casa por la ventana y utilizó las oficinas de la Junta de Coordinación Política en el Senado, como si fuera un salón de fiestas particular.

Al tiempo, la gran pregunta que todos nos estamos haciendo, es si el convivio fue pagado por el senador o salió de la enorme cantidad de dineros del erario -de los que dispone el coordinador-, que por lo general se utilizan de forma muy poco transparente y sin rendirle cuentas a los ciudadanos. Vamos, ¿no hasta Ernesto Cordero, cuando estuvo al frente de la bancada, pretendió justificar la compra de shampoo y demás artículos de tocador, como gasto de oficina?

Muy a gusto, ¿total, qué importa que la ley señale que en un edificio público no se fumar? Preciado prendió su puro, cantó con el mariachi, gozó de lo lindo con los invitados, bohemio y fiestero como es. Ni tamales ni champurrado hubo pero, ¿qué tal corrieron los licores finos?

Jorge Luis Preciado tuvo un gesto muy bonito con su esposa, pero erró en las formas al replicar la conducta de algunos diputados y senadores que utilizan las oficinas del poder legislativo para su disfrute personal. Ni es el primero ni será el último, pero está mal. Punto.

Preciado pecó de inocente al pensar que un huateque de tales proporciones, con el estruendo de la música recorriendo los pasillos del Senado, pasaría desapercibido. ¿No sabe que sus enemigos políticos -varios dentro de la bancada panista de hecho-, esperan el menor traspié, no perdonan su cercanía con Madero y la forma en que lo impuso, y harán todo por verlo caer?

Estás viendo y sabes lo anterior Jorge Luis, y todavía vas y armas un pachangón. Pa' la siguiente, dile a los mariachis que lleguen a tu casa. Esta fiesta, anticipo, en términos de imagen y en la percepción que de ti tienen los ciudadanos, te va a salir muy cara.

Twitter @patoloquasto

Te espero con la información en Efekto Noticias. Lunes a viernes a las 4pm

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 134 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT