Nacional viernes 24 de ene 2014, 8:20am - nota 3 de 49

El gran reto de acabar con las ciudades oscuras

Por: ELIA BALTAZAR / EL SIGLO DE TORREÓN / MÉXICO, D.F.
Avance. La iluminación de la tecnología leds es más eficiente y ya se usa en las ciudades más importantes del mundo, incluida Torreón.


LA INSTALACIóN Y MANTENIMIENTO DEL SERVICIO ES RESPONSABILIDAD DE LAS AUTORIDADES MUNICIPALES

Más de un siglo ha transcurrido desde que la empresa Mexican Gas Company instaló en México las primeras 40 lámparas de arco con candelabros de cinco luces. Desde entonces, el alumbrado público en México es todavía un reto: por el alto consumo de energía, los bajos niveles de iluminación, los costos de mantenimiento, la mala colocación de las luminarias, su deficiente calidad y, sobre todo, por una mala gestión política de la energía en la mayoría de los municipios, que son el ámbito de la administración pública responsable del servicio, coinciden especialistas en iluminación y energía.

El resultado: un servicio de iluminación que opera de manera ineficiente en la mayor parte del país, ocasiona el derroche de recursos públicos y afecta la seguridad. Al menos así lo comprobó en 2002 un estudio del Ministerio del Interior del Reino Unido, que reveló que al mejorar el alumbrado en las calles, los índices de criminalidad retroceden 7% en promedio.

Para revertir el derroche energético, reducir las sus emisiones contaminantes y los costos del servicio de luz, en el sexenio pasado el Gobierno federal puso en marcha el Programa Nacional de Eficiencia Energética para el Alumbrado Público Municipal.

A tres años de su operación, este programa ha entregado recursos por 27 millones 627 mil 853 pesos a 7 municipios. Estos son: Xochitepec, Morelos; Apodaca, Nuevo León; Ixtlahuacán del Río, Jalisco; Delicias, Chihuahua; San Miguel el Alto, Jalisco; Ocotlán, Jalisco, y Durango, Durango.

 RESPONSABILIDADES

Aunque hay normas nacionales de operación del alumbrado público, la instalación y mantenimiento del servicio es responsabilidad de las autoridades municipales.

El pago de energía para este servicio puede significar para algunos de los 2,454 municipios hasta 30% de su presupuesto, sólo por debajo del porcentaje que asignan a obras y seguridad, en algunos casos.

No todos pagan. De acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad (CFE), hasta agosto de 2013 las alcaldías debían 2,075 millones de pesos por consumo de luz. Esto sucede aun cuando hay municipios que tienen hasta 40% o 50% de sus lámparas apagadas, como son los casos de Juárez, en Nuevo León, y Torreón, en Coahuila, revelan datos oficiales.

A la desatención de las luminarias se suma el uso de tecnologías obsoletas, como los focos incandescentes y las lámparas de mercurio que todavía operan en algunos municipios de Tamaulipas, dice Raúl Quintero, director de Tecnología de la empresa Lumidim de México y de la consultora RQ.

"Esas lámparas, que gastan 450 watts, podrían sustituirse por lámparas de vapor de sodio que utilizan entre 150 y 250 watts", explica.

El ineficiente desempeño de los municipios en el servicio de alumbrado público se refleja en los resultados del Programa Nacional de Eficiencia Energética para el Alumbrado Público Municipal, que tiene como propósito apoyar a los gobiernos locales en su transición hacia tecnologías más eficientes de iluminación para abatir costos y ahorrar energía.

"Este programa está muy bien estructurado, ya que considera la participación de 3 grandes actores: Banobras para el financiamiento, la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee) para la revisión técnica y financiera, y CFE para la validación de censos y acreditación de ahorros energéticos y económicos", asegura el ingeniero Alex Ramírez Rivero, director general de Genertek. Consultores en Ingeniería Energética.

"El problema es la parte política, pues el programa no consideró que los ciclos de los alcaldes son muy cortos (3 años) y los proyectos de alumbrado público tardan mucho en madurar: aproximadamente un año y medio en términos ideales y si con recursos disponibles. Pero eso nunca sucede", explica.

En su lanzamiento, hace 3 años, el programa se propuso sustituir un millón de luminarias. Esta cifra no es ni la mitad de los 2.5 millones que son susceptibles de cambio, de un total de 6 millones de puntos de luz que hay en el país, aproximadamente, de acuerdo con un diagnóstico elaborado por Ramírez Rivero para el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica (FIDE).

Para el apoyo financiero de los municipios que recurren al programa, las autoridades federales crearon el Fondo para la Transición Energética y Aprovechamiento Sustentable de la Energía, con un presupuesto de 117 millones.

Esta cifra parece insuficiente frente a los 25 mil millones de pesos que Ramírez Rivero calcula necesarios para cambiar todo el parque de alumbrado público obsoleto por tecnologías de punta.

Pero el programa lo que busca es otorgar financiamiento de la banca de desarrollo a los municipios que lo requieran para la ejecución de proyectos, buscando la recuperación del financiamiento a través de los ahorros generados por la disminución en el consumo de energía eléctrica, informa la Conuee.

"Una vez cubiertos los requisitos y ejecutadas las obras, los ayuntamientos reciben del fondo 15% de la inversión realizada o hasta 10 millones de pesos", explica la dependencia.

Hasta ahora, sin embargo, el programa avanza lento. Al cierre de 2013 apenas se habían erogado 27.6 millones de pesos, que representan 23% del total de los recursos del fondo y sólo se había anunciado la entrega de recursos a 7 municipios que habían cumplido con los requisitos: Xochitepec, Morelos; Apodaca, Nuevo León; Ixtlahuacán del Río, Jalisco; Delicias, Chihuahua; San Miguel el Alto, Jalisco; Ocotlán, Jalisco, y Durango, Durango.

"En el sexenio pasado hubo una pésima administración del programa", dice Ramírez Rivero. "Durante un año y 8 meses no salió un solo proyecto porque se atoraron en el FIDE y eso le robó tiempo a los alcaldes".

Nunca les avisaban que no iban a tener financiamiento, dice. "Si preguntaban, les decían: ahí va, está en revisión. Por eso el FIDE no funcionó en el Gobierno anterior". Afortunadamente, dice, "la actual administración tiene otra cabeza, aunque no están entrando recursos al fondo".

Ramírez Rivero explica que el alumbrado público consume 2.20% de la energía que produce el país. "Si hubiera recursos para modernizar 500 mil luminarias al año, al final del sexenio habrían sustituido las 2.5 millones obsoletas. Eso significaría un ahorro de 1% en el consumo nacional, que es más de lo que se logra con el horario de verano".

 TECNOLOGÍAS

De acuerdo con Raúl Quintero, las tecnologías de alumbrado público que actualmente se utilizan son: vapor de sodio de alta presión, aditivo metálico convencional o cerámico para plazas y jardines, luminaria de inducción y leds.

"Las luminarias de inducción no son malas, pero no están perfectamente diseñadas para alumbrado público, y en leds hay productos buenos y malos, pero creo que hacia allá caminan el alumbrado público", dice.

Sin embargo, hay que tener cuidado, dice: "La luminaria de leds utiliza un driver electrónico, que es muy importante saber instalar y cuidar las protecciones eléctricas en los circuitos donde se monta la luminaria. De otra manera, hay problemas".

Un ejemplo es la ciudad de Chetumal, asegura, que en 2011 compró a General Electric un proyecto muy grande de lámparas de leds, y sucedió que la luminaria no venía con las debidas protecciones para esa ciudad. "Al cabo de cinco o seis meses que se habían montado 11 mil luminarias, tenían 10% de lámparas apagadas y se tuvo que abortar el proyecto".

Por eso asegura que, además de la falta de recursos y conocimiento técnico de las autoridades municipales, hay un problema grave de mantenimiento, pues comienzan a escatimar el dinero.

"Los políticos a veces prefieren construir un kínder o arreglar jardines para tomarse la foto, que invertir en el mantenimiento de las luminarias, cuando está comprobado que los dos servicios municipales más importantes son la recolección de basura el alumbrado público".

Por ello los especialistas hacen énfasis en la necesidad de capacitación y asesoría para que los municipios del país puedan tomar las mejores decisiones en alumbrado público y México avance hacia la eficiencia energética y el ahorro de energía y gasto.

7 POR CIENTO

Retrocede la criminalidad al mejorar el alumbrado

50 POR CIENTO

De sus lámparas tiene apagadas Torreón

/media/top5/top-ciudades_oscuras.jpg
→ alumbrado publico alumbrado ciudades
RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 177 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT