Nacional lunes 6 de ene 2014, 7:54am - nota 3 de 56

GAIA, el 'ojo' que examinará las estrellas

Por: AGENCIAS/ MÉXICO, DF.


El telescopio de la Agencia Espacial Europea censará mil millones de estos cuerpos celestes y trazará un mapa en 3D de la vía láctea

El sueño de los astrónomos de estudiar el cielo en todas sus dimensiones está por cumplirse. El dilema de cuántas estrellas tiene nuestra Vía Láctea podrá resolverse en los próximos años gracias a la misión del satélite GAIA, que fue lanzado al espacio el 19 de diciembre de 2013 con el propósito de censar mil millones de estrellas y crear un mapa en 3D de la Vía Láctea.

Considerado como el telescopio más complejo en la historia de la Agencia Espacial Europea (ESA), el GAIA promete llevar a la astrometría a otro nivel, pues ayudará a comprender el origen y la evolución de nuestra galaxia a través de un catálogo del 1% de sus astros. Según la página web del proyecto que la ESA tardó 20 años en desarrollar, con un presupuesto de unos mil millones de euros, el satélite aportará 10 mil veces más información que su antecesor, el satélite Hipparcos, que se lanzó en 1989 y cartografió 100 mil estrellas.

El GAIA despegó el 19 de diciembre pasado a bordo de una lanzadera rusa Soyuz desde el Centro Espacial Europeo de Kurú, en la Guayana francesa. A partir de entonces el telescopio continúa viajando y se prevé que a un mes de su lanzamiento se situé a 1.5 millones de kilómetros de la Tierra, en el llamado Punto de Lagrange 2, donde los influjos gravitatorios de la Tierra y el Sol se compensan para generar un equilibrio de fuerzas estable. Allí, como un ojo gigantesco, comenzará a escudriñar la galaxia durante cinco años, con dos telescopios con un plano focal combinado, 10 espejos redondeados, un fotómetro, un espectrómetro y un astrómetro que le conceden una alta precisión que, según los científicos que encabezan el proyecto, le permitirá ver nítidamente desde la Luna cualquier escarabajo que camine por la Tierra.

El nuevo satélite es un cilindro de 3.8 metros de diámetro y 4.4 metros de alto, tiene un peso de dos mil 30 kilos y funcionará en el espacio a 170 grados bajo cero, con una gran estabilidad térmica que le permitirá obtener la precisión esperada. Esa estabilidad térmica será posible gracias a un parasol desarrollado y construido en España, el cual pesa 125 kilos, mide 10.4 metros de diámetro abierto, está formado por 12 pétalos y tiene unos marcos de fibra de carbono y una manta térmica con tensores en el borde para que quede completamente plana.

La tecnología del GAIA, basada en carbono y silicio, permitirá a los científicos europeos observar alrededor de 70 veces cada astro durante cinco años de vida útil. De tal manera que podrán determinar sus brillos, velocidades y posiciones, incluyendo la distancia que las separa de la Tierra, un cálculo imposible de realizar con precisión desde la superficie del planeta. También esperan ver nuevas explosiones de supernovas, otros millones de objetos celestes, como planetas situados fuera del sistema solar, estrellas fallidas (enanas marrones) o asteroides, además de las formas de distribución de las estrellas en la Vía Láctea: cuántos brazos tienen y cuál es su origen y la velocidad.

"Vamos a ver todo lo que se mueva", ha dicho Álvaro Giménez, responsable de Exploración Científica y Robótica de la ESA.

Una vez instalado en el espacio, ya superadas todas las adaptaciones técnicas, en unos cuatro meses, el GAIA empezará a enviar información válida a la Tierra, que será recuperada por unas radioantenas de 35 metros de diámetro de Cebreros, en España, y New Norcia, en Australia. La información será procesada por computadoras capaces de realizar seis billones de operaciones por segundo, ya que los datos que enviará el satélite, según los científicos, equivaldrían a dos mil años seguidos escuchando música o la información que puede almacenarse en unos 250 mil DVD.

Los científicos esperan tener un primer catálogo provisional dentro de dos años y uno de alta precisión dentro de diez.

 LA COLABORACIÓN MEXICANA En el proyecto GAIA participan más de 400 científicos, entre ellos dos mexicanos: Bárbara Pichardo y Octavio Valenzuela, ambos del Instituto de Astronomía de la UNAM. Los investigadores participarán en el análisis de los datos de esta misión y en el estudio de galaxias enanas que giran alrededor de la Vía Láctea. Hasta ahora, han dicho estos científicos, se han identificado alrededor de 20, pero podría haber hasta mil. Buscar estas pequeñas galaxias que tienen pocas estrellas y muy poco brillo entre millones de estrellas es muy complicado, por lo que los investigadores de la Universidad Nacional trabajan para describir cómo serían estas galaxias, para poderlas encontrar con los observaciones de GAIA, ya que los datos que proporcione este proyecto estarán disponibles para toda la comunidad científica.

De acuerdo con los científicos de la Agencia Espacial Europea, además del catálogo de cuerpos celestes, las mediciones de GAIA servirán para ratificar la Teoría General de la Relatividad, enunciada por Albert Einstein, ya que las fotografías que envíe el satélite reflejarán las curvas del efecto de la gravedad, como lo predijo el científico hace más de un siglo.

La misión GAIA, sostienen los investigadores, es la continuación del sueño de Galileo Galilei, quien elaboró un catálogo de unas mil estrellas de la Vía Láctea. Así, "ese oscuro laberinto" que describió hace siglos el físico y astrónomo italiano, podría comenzar a desentrañarse.

→ GAIA satelite gaia
RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 351 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT