Nacional sábado 4 de ene 2014, 9:48am - nota 11 de 39

'Abrigue' sus autos en todo el invierno

Por: AGENCIA REFORMA/ MONTERREY, NL.
Anticongelante. El líquido anticongelante evitará problemas por las bajas temperaturas.


El invierno ha llegado y es recomendable tomar las medidas pertinentes para prepararnos y preparar nuestros autos para las nuevas condiciones, que en algunas partes de la República pueden ser bastante extremas.

1. Quizá lo primero que tenemos que asegurarnos es que el sistema de refrigeración se encuentre en condiciones de operación óptimas. Después de una revisión física lo primero que debe considerarse es que cuente con suficiente líquido anticongelante.

El agua, al pasar de su fase líquida a sólida se expande en volumen y esto trae como consecuencia el dañar seriamente componentes del auto y aunque los motores modernos cuentan con sellos para romperse en estos casos, siguen representando una reparación costosa y una inmovilidad para el auto en cuanto esto sucede.

El líquido anticongelante se encargará de que aún que la temperatura esté por debajo de la temperatura de congelación del agua, el refrigerante del motor siga en estado líquido, y haciendo su función como es debido.

2. Dentro del mismo sistema de refrigeración habrá que comprobar que se cuente con un termostato apropiado. El termostato es el componente que en al detectar una temperatura específica, permite o impide el flujo del líquido refrigerante hacia el motor; en temperaturas muy frías el flujo deseado es bajo pues el motor pierde calor rápidamente.

En condiciones de temperatura alta el flujo es mayor para mantenerlo en una temperatura de operación adecuada. Cuando el termostato está fallando o ha sido removido, el auto puede sobrecalentarse, o en caso de no contar con un termostato podría no llegar a una temperatura de operación ideal.

3. Otro punto a revisar que incluye de alguna forma al sistema de refrigeración es la calefacción. En la mayoría de los autos un pequeño radiador hace fluir el líquido refrigerante del auto, que puede llegar a temperaturas por los 90 grados centígrados y hace circular el aire que se inyecta a la cabina a través de él. El resultado es aire calientito para conductor y pasajero.

Con un adecuado sistema de calefacción se puede hacer un viaje cómodo incluso a temperaturas por debajo de la de congelación.

4. Otro de los elementos a revisar es el sistema eléctrico y es que en tiempo de invierno las baterías de los autos sufren más que en tiempo de calor. Una batería vieja o cansada tiene mayor posibilidad de falla a temperaturas bajas. En ciertas condiciones la batería podría no tener la fuerza suficiente para encender el auto; es mejor reemplazar una batería vieja a esperar a que falle, pues seguramente lo hará el día más frío del invierno y en el lugar más inconveniente posible.

5. En invierno los limpiabrisas tienen un mayor nivel de uso y hay que revisar todo el sistema. Lo primero es asegurar que se tienen buenas hojas, y esto tanto para el parabrisas como para el medallón trasero en los vehículos con limpiabrisas trasero. En el verano es común que se resequen los hules, dando como resultado una limpieza parcial o nula en algunos de los casos. Esta es una buena época para cambiarlos e incluso, hay algunas diseñadas para nieve y hielo y valen la pena si las condiciones geográficas así lo requieren o si se planea un viaje a lugares con estas condiciones.

Al mismo tiempo será conveniente revisar que el líquido limpiaparabrisas pueda salir libremente cuando se requiere. En ocasiones es necesario tomar un alfiler y quitar un poco del sarro que se genera en la boquilla.

Y por último revisar el mismo líquido y asegurarse que cuente también con anticongelante si se va a estar en condiciones por debajo de la temperatura de congelación por periodos prolongados. El tanque del anticongelante tiene un poco más de libertad al momento de congelarse el agua que el motor, pero de cualquier forma al hacerlo podría quebrar partes de plástico y ocasionar daños fácilmente previsibles.

Además de éstas, existen más medidas que pueden ser relevantes para algunas personas y en algunas condiciones de manejo. Por ejemplo, quienes circulen por lugares con nieve abundante deben considerar cambiar a neumáticos de invierno, que son normalmente más delgados, con diferente gravado y con una composición del polímero más adecuada a las bajas temperaturas. En algunos lugares este tipo de neumáticos es requerido por las autoridades en algunos meses del año.

Pero lo más importante es cambiar la mentalidad del conductor a la conducción en invierno, que requiere de más atenciones de seguridad. Hay que considerar, por ejemplo, que cuando se está por debajo de los 5º centígrados es relativamente fácil encontrar hielo en los puentes y que la adherencia al camino no será la misma que en el verano cuando todo está seco.

Hay que prepararse también para situaciones de emergencia, como en el caso de una avería. En estos casos y si se está fuera de una zona de peligro lo más recomendable es permanecer en el interior del vehículo y si es posible con el vehículo encendido, solicitar ayuda vía telefónica y esperar a que llegue al lugar. Para los casos en donde no es posible permanecer en el vehículo, siempre es recomendable contar con todo el equipo personal como chamarras, gorros y guantes pues nunca se sabe cuando será necesario salir del auto y el frío puede ser un peligro fatal.

→ Anticongelante
RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 503 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT