Nacional martes 10 de dic 2013, 8:20am - nota 2 de 59

Arraigan a 5 por robo de cobalto

Por: AGENCIAS / MÉXICO, DF.


La Procuraduría General de la República (PGR) obtuvo la orden de arraigo contra cinco presuntos implicados en el robo del transporte que trasladaba equipo médico y material radiactivo conocido como Cobalto 60; en tanto que un sexto sospechoso, Andrés "N", de 16 años, quedó libre bajo reservas de ley en calidad de testigo.

A fin de ampliar la investigación en torno a este incidente en el que se presume la participación de una red dedicada al robo a transportistas que operan en el estado de Hidalgo, la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) solicitó la medida cautelar a un juez especializado, quien concedió el arraigo por 40 días, por la posible comisión de delitos de delincuencia organizada y robo a transporte, y los que resulten.

Autoridades de la dependencia detallaron que derivado de la indagatoria que se inició por el robo perpetrado el 3 de diciembre pasado, cuatro de los presuntos implicados podrían pertenecer a la organización dedicada al robo de autotransporte que opera en Hidalgo, por lo que uno de los fines del arraigo es tratar de ubicar a otros posibles integrantes de la banda, relacionados con diversas denuncias de robos con y sin violencia en la entidad y estados colindantes, en los que se operó de la misma forma.

Otro de los arraigados, identificado como Luis Ángel "N", de 25 años, es presunto responsable de la compra de vehículos robados, por lo que se busca establecer si pertenece a la misma red; este sujeto junto al menor de edad, estuvo expuesto al material radioactivo que transportaba la unidad robada, por lo que presentaron síntomas que los obligaron a acudir a un hospital de la zona de Tizayuca, al que ingresaron la noche del miércoles.

Horas después los cuatro presuntos implicados restantes también tuvieron que ser atendidos en el Hospital General de Hidalgo por los padecimientos que presentaron, que evidenciaron su presunta implicación en el robo del vehículo que trasladaba el cobalto 60.

El jueves pasado, los seis pacientes quedaron a disposición de la SEIDO, sujetos a investigación por el robo de la unidad que transportaba el equipo médico en desuso y el material radiactivo.

Este lunes venció el plazo que tenía el Ministerio Público de la Federación para definir la situación legal de los presuntos responsables del hurto, que estarán bajo arraigo, ya que sus declaraciones se consideran clave para ubicar a otros presuntos integrantes de esta red delictiva.

 LA VIDA JUNTO AL PANTEÓN NUCLEAR

Desde hace más de 40 años, un confinamiento de residuos radiactivos opera a 75 kilómetros del Distrito Federal, en el municipio mexiquense de Temascalapa. Los habitantes de esta región están alarmados.

"Sentimos zozobra, incertidumbre, impotencia por el riesgo en el que vivimos por ser vecinos del 'panteón nuclear'; sentimos coraje por todos los que se han muerto de cáncer o tienen malformaciones congénitas, sobre todo en riñones", asegura Manuel Buendía Miranda, técnico radiólogo en el Hospital Regional 200 de Tecámac, Estado de México, cuya casa se ubica muy cerca del Centro de Almacenamiento de Desechos Radiactivos (Cader).

Hasta ahora no hay cifras ni estudios oficiales sobre las consecuencias sanitarias de tener un lugar como éstos en un poblado.

Sin embargo, el propio Buendía Miranda asegura que aproximadamente 200 personas de las poblaciones de San Cristóbal Culhuacán, San Juan Teacalco, Santa María Maquixco, San Mateo Teopancala, San Bartolomé y Actopan (todas colindantes con el Cader) han fallecido a lo largo de diez años por causas atribuibles a la radiación.

"Son personas que han fallecido por cáncer y enfermedades renales que están pegando en esta región", indica.

¿Cómo se vive al lado de un cementerio nuclear? ¿Cuáles son las consecuencias de ser vecino de un centro de almacenamiento de desechos radiactivos? Estas fueron las preguntas que se hicieron a los habitantes del pueblo de San Juan Bautista Teacalco, Temascalapa, una población de 2 mil 970 habitantes (según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía), ubicada a casi un kilómetro del Cader.

El llamado "basurero nuclear" volvió a las primeras planas de los diarios luego del robo de una cápsula de cobalto 60 cuyo destino era ese lugar.

La cápsula apareció en Hueypoxtla, Estado de México, y luego de cumplir una serie de protocolos de seguridad será trasladada al Cader de Temascalapa.

 MUCHOS ENFERMOS

Manuel Buendía perdió a dos primos (uno de 20 y otro de 25 años) por problemas renales y cáncer. Ambos nacieron en 1970, cuando se instaló el cementerio nuclear. Eran hombres completamente sanos, pero les diagnosticaron que tenían los riñones muy pequeños.

"Tengo una prima que está recibiendo hemodiálisis, una vecina que acaba de fallecer por cáncer, un primo que tiene una malformación en el oído y mi hermano tiene labio leporino. Necesitamos saber qué tan radiado está nuestro pueblo y qué tan enfermos podríamos estar todos", afirma.

"No contamos con atención médica adecuada y tampoco se han realizado análisis de dosimetría interna (que sirve para medir el nivel de radiación) a aquellas personas que actualmente tienen cáncer y leucemia", denuncia.

Desde hace años los habitantes del lugar han organizado manifestaciones para exigir que se determine si la causa de sus enfermedades está asociada con el depósito de desechos radioactivos. Incluso, a finales de los años 90 moradores de Temascalapa bloquearon la carretera (por 30 días) para impedir que se dejaran allí 96 toneladas de varilla contaminada con cobalto.

"El fin del bloqueo se dio cuando fuimos reprimidos por el Ejército Mexicano", cuenta uno de los hombres de la comunidad.

En el exterior del Cader sólo se aprecia el logo y el nombre del Instituto Nacional de Investigaciones Nucleares.

Antes había un letrero con una calavera dibujada con dos huesos cruzados y unas letras en rojo que decía "Peligro"; luego lo quitaron.

La cantidad de personas que sufren leucemia o deformaciones provocó la presentación de una demanda ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El pasado 20 de noviembre, Juan Antonio Medina Austria, vecino del Cader, presentó el documento por la presunta violación de los derechos humanos de los habitantes de 34 municipios del Estado de México y 13 de Hidalgo.

Javier Reyes Luján, gerente de Seguridad Radiológica del Cader, recuerda: "En abril de 2011, Greenpeace monitoreó la salud de los habitantes de las poblaciones aledañas a la Central Nuclear de Laguna Verde, en Veracruz, y ha documentado 148 casos de enfermos de cáncer, pero en Temascalapa nadie sabe qué está pasando, no sabemos si los que han muerto de cáncer es por radioactividad".

 CIFRA INCIERTA DE DECESOS

Griselda Sánchez Quezada, regidora de la Comisión de Salud y Protección Civil del municipio de Temascalapa, refiere que la cifra de decesos por cáncer es incierta, debido a que la cultura de los propios habitantes de la región evita que salga a la luz el motivo de sus decesos.

Sin embargo, según estadísticas de esta Comisión, a lo largo de dos décadas 297 habitantes han fallecido a causa de tumores cancerígenos tan sólo en San Juan Bautista Teacalco, Temascalapa, la más próxima al Cader.

→ Material radiactivo
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000mundo asombroso
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 291 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT