Nosotros domingo 2 de jun 2013, 12:02pm - nota 8 de 19

EL DIVÁN

Por: José Antonio Miranda Hernández


¿Qué le pasó al Cruz Azul?

Esta semana nos ocuparemos de un tema que a muchas mujeres les disgusta pero que a una gran cantidad de caballeros apasiona: El futbol. Obviamente no lo haremos desde la perspectiva de un futbolista experto o un analista especialista en deportes, pero abordaremos algunos aspectos psicológicos que creo están envueltos en la dinámica de la gran final del futbol mexicano.

Como ustedes saben la final del pasado domingo fue una de las más emotivas, y no porque seamos amigos de Azcárrga, sino por el final dramático, lo emotivo de los tiempos extra y tiros penales. La gran mayoría hablaríamos, como es común, de las virtudes del ganador, de su empeño, coraje, decisión, ganas de triunfar, constancia, etc. Que en realidad son encomiables, sin embargo me gustaría centrarme en el equipo perdedor el ya famoso "subcampeonisimo" Cruz azul.

Para ponerlo en contexto hablamos de uno de los equipos más populares del futbol mexicano, con una buena cantidad de títulos en sus vitrinas y en ocasiones envuelto en escándalos de corrupción por el manejo familiar que se le ha dado a la institución, y sobre todo con más de 15 años sin ser campeón, quedándose en la orilla en varias finales, incluida la de 2008 contra los guerreros de esta ciudad.

En este panorama nos encontramos con un equipo que está a 10 minutos de ser campeón, con una diferencia de dos goles y con un rival sin llegada a su portería y con un jugador menos desde casi el inicio del partido, aunado a que el equipo azul cuenta con la ofensiva más efectiva del futbol mexicano. Al final no sólo fueron alcanzados, sino superados por los americanistas que se alzaron con el triunfo dejando a los cementeros suspirando por el anhelado trofeo. Las preguntas saltan a la vista, ¿Por qué un equipo que tiene todo para ganar pierde? ¿Por qué no logramos el objetivo teniéndolo tan cerca? ¿Cuál es la causa? Por favor no caiga mi estimado y acalorado lector en la tentación de decir que así es el futbol, así es la vida, que en la vida se gana y se pierde, no por favor, un juego con esas características simplemente NO SE PUEDE PERDER, ¿se parece esto a la realidad? La respuesta es sí, ya que el futbol es una expresión de nuestra sociedad, y en una donde este deporte es el más popular entre la población, con más razón.

Tenemos empleados que tienen todo para crecer y el miedo, el temor a la responsabilidad de ser líderes los "hacen" fracasar, existen mujeres maravillosas y hermosas además que tienen todo para ser lo que quieran en la vida y prefieren estar con un hombre que sólo las hostiga y las limita, tenemos una gran cantidad de recursos a nuestro alrededor como mexicanos y que hacemos, le damos en la torre y no los cuidamos, aduciendo que la culpa la tiene el perro Bermúdez y el otro que defendió el peso como tal. Hay chavos con todo el potencial intelectual para ser profesionalmente exitosos y prefieren truncar sus carreras embarazándose con la novia, pensando que ese estilo es el mejor para su vida o que Dios o la rosa de Guadalupe influyó en su toma de decisiones. Los hijos con valores, estudios y enormes habilidades que terminan en una esquina juntándose con sus compañeros a tomar dejando de lado sus sueños por compartir ilusiones en una esquina al calor del alcohol, permitiendo que esos sueños sólo se conviertan en alucinaciones.

Ejemplos hay muchos, y quizás estoy exagerando, pero si estoy convencido que si cambiamos un poco nuestros paradigmas, nuestra manera de pensar y percibir la realidad, muchos de nuestros fracasos se convertirían en éxitos, y muchas de nuestras fallas serían un aprendizaje que nos llevará a trascender no sólo en el terreno deportivo, sino en lo cultural, personal, familiar e incluso económico.

Sé que sólo es un juego y no hay que "clavarse" como dicen los chavos, pero sí sería importante no irnos nada más con la hazaña del triunfador, sino con los motivos que llevaron al perdedor a no ser un triunfador, como pasa en miles de hogares mexicanos.

¿No lo cree?

Facebook: Toño miranda, el psicólogo de cabecera.

Twiter: @neuromiranda.

Siglotv: El diván de Miranda

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 39 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT