Doctor en Casa jueves 16 de ago 2012, 10:23am - nota 1 de 1

Despidiendo a un “amigo”

Por: Por Miriam Barker


Qué debes tomar en cuenta si estás pensando en “dormir” a tu mascota

“Cuando un amigo se va queda un espacio vacío, que no lo vuelve a llenar la llegada de otro”. Esta estrofa de conocida canción, nos ejemplifica la pérdida de un amigo, y en la actualidad los animales, especialmente los perros y los gatos, se han convertido todavía más que en años anteriores en el amigo y compañero ideal, tal es así que cuando estos mueren representan para su dueño una gran pérdida.

El veterinario, Miguel Dávila Dávila, señala que muchas personas confunden el término “eutanasia” con el hecho de matar por matar, es decir sin justificación alguna. El término literal de eutanasia sacado del diccionario lo describe como: muerte provocada sin sufrimiento por medio de agentes adecuados, pero también se puede definir como quitar la vida “por piedad”.

La toma de decisión de poner a dormir para siempre a un perro, gato o cualquier mascota de la que seamos responsables, es muy difícil tanto para el propietario como para el médico veterinario. A menudo en estos casos se presentan sentimientos encontrados y suele pensarse: ¿quién soy yo para quitarle la vida? o tal vez será mejor esperar unos días para ver si mejora, o pediré otra opinión.

Todo lo anterior sucede frecuentemente, por tanto esta decisión tan importante debe ser siempre consensuada entre la familia propietaria del “paciente” y su médico veterinario. Las causas que nos llevan a pensar en la eutanasia son: demasiada edad en la que el “paciente” no se pueda valer por sí mismo, rehúse la comida o tenga un dolor constante y agudo. Otra causa es un accidente en el que el daño sea considerable, irreversible y además le provoque un dolor intenso que no pudiera ser disminuido con analgésicos, o alguna enfermedad terminal, por mencionar sólo las principales causas para decidirse por la eutanasia.

Siempre que piense en poner a dormir a una mascota, dicha decisión debe tomarse de común acuerdo entre los miembros de la familia, y al llegar a un acuerdo se recomienda que los miembros se despidan si así lo desean, antes de poner a descansar al “paciente”.

La norma mexicana para sacrificio en pequeñas especies, estipula que debe ser utilizado primero un tranquilizante profundo y después de desensibilizarse se puede usar, anestesia total y/o electroshock.

“Yo les recomiendo y prefiero utilizar primero una dosis de tranquilizante profundo por vía intramuscular, y después una sobredosis de anestesia total por vía intravenosa, o intracardiaca según lo requiera el caso”, afirma el veterinario, Miguel Dávila Dávila.

Recapacitemos siempre que la eutanasia es el último regalo que le damos a nuestra mascota, y será siempre pensando en lo mejor para ella, antes de que la edad, el dolor, o la falta total de salud y calidad de vida le quiten lo más preciado que existe, que es la dignidad.

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000mundo asombroso
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 385 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT