pub
Nosotros domingo 7 de mar 2004, 11:22am - nota 3 de 17

PSIQUIATRIA / LOCURA

Por: Dr. Fernando Villa Hernández (Psiquiatra)


Dentro del lenguaje popular la palabra loco o locura son usados como broma o para referirnos a un pensamiento o acto fuera de lo común o peligroso, cuando se aplica a los enfermos se produce en la población miedo y vergüenza.

Desde el punto de vista de psiquiatría o de medicina el término no se usa, el nombre ha de ser más preciso e incluye muchas y diferentes enfermedades por ejemplo: la deficiencia mental genética (heredada), congénita (producto de daño durante la gestación), neonatal u otros casos de problemas neurológicos que tienen manifestaciones mentales como pérdida de la memoria, disminución de la inteligencia, alteraciones emocionales, distorsión en la sensopersepción (alucinaciones), pensamiento absurdo (delirios) y alteraciones de conducta.

Existen causas neurológicas menos evidentes aunque actualmente las evidencias se están encontrando, las verdades científicas substituyen la imaginación, enfermedades como la depresión mayor, esquizofrenia, paranoia, psicosis maniaco depresiva (enfermedad bipolar) o psicosis aguda se consideraban en gran medida producto de fuerzas psicológicas internas en conflicto o producto de sufrimiento psicológico pasado (trauma emocional), se llegó a pensar y creer que cuando una persona perdía o distorsionaba intensamente su contacto con la realidad se debía a mecanismos psicológicos defensivos que los protegía del intenso dolor emocional, las fuerzas actuaban en la oscuridad de nuestro inconsciente, mucho se conoce ahora respecto a la psicosis y estas hipótesis han sido substituidas con los resultados de investigaciones en neurociencias apoyados en el conocimiento acumulado y las grandes capacidades de la tecnología actual.

La historia relata el sufrimiento e incomprensión terrible hacia los enfermos metales, se les consideraron demoníacos cuando los delirios se relacionaban con el diablo o santos cuando tenían delirios o alucinaciones referentes a Dios, a los primeros llegaban a matarlos frecuentemente en la hoguera y a los otros los consideraban tocados por la divinidad, en América antes de la llegada de los europeos los delirios y alucinaciones se provocaban intencionalmente con peyote (mezcalina) hongos alucinógenos (psilobioscina) o con ayunos prolongados y baños de vapor (Temascal), sólo los elegidos tenían el derecho de hacerlo (los chamanes) para tener contacto con sus Dioses, algunos monjes europeos por ayunos y aislamiento llegaban a tener delirios y alucinaciones que en su época le dieron sentido místico, se llegaron a tener cuadros de ?locura? en el norte de Francia debido a que en años malos los campesinos en lugar de trigo usaban centeno para hacer pan, el cornezuelo es un hongo parásito del centeno que al ser ingerido provoca delirios, alucinaciones, inquietud, agresividad y dificultad para hablar (producen sonidos parecidos a gruñidos), muchos de los que tuvieron la desgracia de sufrir esta psicosis fueron quemados por tener contacto con el diablo o haberse convertido en ?Hombres lobo? (es el origen de la leyenda).

Con el renacimiento a pesar de no conocer las causas de la locura las ideas místicas religiosas comenzaron a ser rechazadas en Europa, los locos se comenzaron a considerar víctimas de una enfermedad desconocida y los primeros lugares que intentaron ser hospitales psiquiátricos se fundaron, se descubrió que el trato amable tenía efecto positivo en el control de la conducta, otros intentos de tratamiento fueron buenas intenciones pero de nulos resultados las sangrías, sillas giratorias, colgarlos por los pies, baños con agua muy fría, y múltiples brebajes se usaron, por otro lado la tendencia mística continuaba siendo la más importante pues se pensó que la locura provenía de ?una vida pecaminosa? por lo que la reclusión en conventos, los rezos y el arrepentimiento podían curar la enfermedad, incluso analizando con cuidado las ideas de S. Freud tiene remanencias de esta tendencia al pensar que los impulsos primitivos contenidos en ?el id? y moralmente malos luchan contra el ?superego? que equivale a lo moralmente bueno, el ?ego? representado por la personalidad racional se encuentra dentro de esta guerra, de acuerdo a Freud la enfermedad cura cuando la lucha disminuye o termina al hacer conciente emociones y pensamientos que en el inconsciente o subconsciente se encuentran involucrados en esta imaginativa guerra, Freud nunca pudo disminuir en algo un cuadro psicótico y las alteraciones emocionales que antes se clasificaban genéricamente como ?neurosis? y se les intentaba curar con los procedimientos psicologistas, ahora en las clasificaciones médicas mundiales se catalogan de acuerdo a las causas neurobioquímicas y tienen tratamientos médicos.

La opinión respecto al origen biológico de las enfermedades mentales y la idea de fuerzas ocultas y difíciles de detectar las causaban fue o debiera ser cosa del pasado pues en la actualidad existen muchas evidencias que dan explicaciones aún parciales pero reales de estas alteraciones, la neuropsicología y la psicología aplicada en base a realidades biológicas son una realidad, los estímulos ambientales y culturales son innegablemente fuerzas que ayudan o estorban a la salud mental.

La ?locura? ha dejado de ser en gran medida un misterio y los recursos que tenemos para conocerla nos permiten tener un pronóstico más realista y en su caso un tratamiento más efectivo.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 142 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT