pub
Policiaca viernes 1 de nov 2002, 11:20am - nota 3 de 3

Delito el tráfico de boletas en el Monte de Piedad

Por:


“Coyotes” evitan riesgos en su actividad “comercial ”:Durán Fernández

TORREÓN, COAH.- Quienes compran boletas de empeño robadas o que amparen artículos de dudosa procedencia, podrían incurrir en el delito de encubrimiento por receptación culposa, mismo que se persigue de oficio de acuerdo a lo que se señala en el artículo 443 del Código Penal del Estado de Coahuila.

Tras mencionar lo anterior, Carlos Durán Fernández, secretario técnico de la Delegación laguna I., de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE), agregó que el citado apartado indica que la figura típica culposa de encubrimiento por receptación, es quien comete el delito al recibir o adquirir una cosa que puede provenir de un ilícito sin antes verificar su procedencia.

Es decir, que quien comprara en su caso una boleta de empeño o el objeto que la ampara, incurriría en un delito culposo que la Ley señala por no haber antes constatado si procedía de alguna situación lícita.

El funcionario de las PGJE sin embargo aclaró que el artículo no se refiere específicamente al ejemplo señalado, pero es donde más encajaría una situación de ese tipo en el Código Penal.

Expresó que la persona o tenedor de la boleta o en su caso del artículo que amparaba, pudiera verse involucrado en un ilícito al incurrir en el ilícito de adquirirlos, pero si demuestra que lo hizo de buena fe, esto evitaría que las autoridades lo consignaran por el delito de encubrimiento por receptación culposa y ya no se vería afectado.

En cuanto a la pena que alcanzaría en caso de resultar responsable de comprar o adquirir objetos robados, podría ser desde 3 meses a 3 años de prisión.

Respecto a si las personas que se dedican a comprar o vender boletas en el exterior del Nacional Monte de Piedad o incluso en otros lugares, Durán Fernández dijo que esto se califica como un actividad comercial netamente, mas no cuando se tratara de artículos robados.

Al respecto dijo que resulta difícil que estas personas (“coyotes”) lleguen a adquirir algo robado, pues saben que cuando se lleva a cabo una investigación por parte de la Policía Ministerial, ellos son a los primeros que buscan y esto definitivamente afecta su negocio.

Antes de concluir, dijo que de no estar involucrados en transacciones ilícitas, a estos sujetos no se les puede acusar de nada, motivo por el cual tampoco se les puede restringir que las sigan realizando.

Pignorante, el más afectado

Es el pignorante, quien por lo general resulta afectado cuando vende su boleta de empeño a los “coyotes”, ya que éstos le pagan una miseria y el usuario al Nacional Monte de Piedad pierde toda oportunidad de recuperar sus prendas, aseguró el gerente de dicha institución José Guevara García.

Entrevistado por El Siglo de Torreón respecto a los “negocios” que realizan los “coyotes” o propietarios de bazares que se ubican alrededor del Montepío, que compran las boletas de empeño, Guevara García dijo que el “coyotaje” está en todos lados y se observa en diferentes dependencias, pero como su labor la llevan a cabo en las afueras de las mismas, no se puede hacer nada al respecto.

Explicó que como institución, no pueden actuar, pues los directamente afectados (además de ser los únicos) son los pignorantes, quienes con la venta de su boleta pierden la oportunidad de recuperar sus prendas empeñadas, que les costó muchos sacrificios adquirir.

Guevara García agregó que en cuanto a las medias que desde hace tiempo se adoptaron en el Montepío, para evitar que personas acudan a empeñar artículos robados o de dudosa procedencia, se les pide una identificación oficial con fotografía (casi siempre la credencial de elector expedida por el Instituto Federal Electoral) y sus datos quedan archivados en la computadora para cualquier eventualidad que se pudiera presentar.

Si por algún motivo se llegara a recibir un objeto robado, a solicitud de las autoridades competentes, se les proporciona toda la información referente a la persona que llevó tal artículo a fin de colaborar en la investigación que realizan.

Antes de concluir, el gerente del Nacional Monte de Piedad, sucursal 19, recomendó a los usuarios a esta institución evitar caer en la tentación y vender sus boletas por una bicoca, ya que tendrán dificultades para luego comprar otro objeto similar al empeñado, que modesto o no, representa su patrimonio.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 825 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT