Internacional jueves 8 de sep 2011, 12:48pm - nota 7 de 17

Revelan torturas de tropas inglesas en Irak

Por: Notimex/Londres, Inglaterra.


Un recepcionista de un hotel en la sureña ciudad iraquí de Basora falleció tras ser torturado y golpeado por 36 horas por soldados británicos en 2003, según los resultados de una investigación del caso difundidos hoy por la cadena BBC.

La indagatoria realizada por el magistrado Sir Willam Gage, determinó que el civil iraquí, Baha Mousa de 26 años, fue asesinado de manera "violenta y cobarde" por soldados británicos desplegados en Basora en 2003, después de 36 horas de interrogatorio.

Mousa murió el 15 de septiembre de 2003, días después de haber sido detenido en el hotel de Basora en el que trabajaba, acusado de atentar contra las topas británicas desplegadas en la sureña ciudad iraquí y posesión de armas.

El recepcionista fue detenido junto a otros nueve civiles iraquíes durante una redada del Ejército británico en varios edificios de Basora, incluido el hotel, donde fueron hallados rifles y pistolas, cuyo origen debía explicar Mousa.

De acuerdo con el reporte, el detenido fue interrogado durante 36 horas por los soldados, quienes torturaron, golpearon y asfixiaron para que hablará. La autopsia reveló que su cuerpo tenía 93 diferentes tipos de lesiones.

En su reporte, el juez denunció la pérdida de disciplina y falta de coraje moral de las tropas británicas desplegadas al país islámico, además de graves violaciones a las normas establecidas en la Convención de Ginebra sobre los detenidos en conflictos.

La investigación de más de dos años del juez Gage reveló que las torturas a los civiles fueron una práctica habitual del Ejército británico en los primeros años de la invasión a Irak, lanzada en marzo de 2003.

"Al menos hasta la muerte de Mousa los detenidos eran encapuchados, maniatados y obligados a permanecer en posiciones estresantes sometiéndolos a temperaturas extremas", indicó Gage en su investigación.

Entre los militares acusados en la muerte del civil iraquí figuran el coronel Jorge Mendonca, quien según el juez es quien tiene "una gran responsabilidad por estos hechos", ya que tenía que conocer lo que estaba sucediendo en los centros de detenión.

En tanto, el cabo Donald Payne, el único militar detenido hasta ahora por la muerte de Mousa, y quien según la investigación llevó a cabo "un horrible catálogo de violencia injustificada y brutal contra los detenidos indefensos".

Además, el magistrado también acusa directamente al lugarteniente Craig Rodgers, quien considera que "incumplió ‘seriamente' su deber" al no denunciar los abusos, en su calidad de mando a cargo de los centros de detención de las tropas británicas.

"Si Rodgers hubiera tomado cartas en el asunto desde el primer momento que tuvo conocimiento de lo que ocurría, Baha Mousa habría sobrevivido con toda seguridad", subrayó el juez en su investigación, en la que también culpa al cura Peter Madden, por no denunciar el caso.

El cura católico que visitó la unidad de detención temporal de Basora justo el día de la muerte de Mousa tendría que haber intervenido de manera inmediata o haberlo puesto en conocimiento de la cadena de mando, consideró Gage.

La revelación del caso causó indignación en todos los sectores de Reino Unido, incluso para el propio ministro de Defensa William Gage, quien expresó su condena al "deplorable, escandaloso y vergonzoso" comportamiento de los militares británicos.

→ Irak
RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 42 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT