Internacional martes 16 de dic 2003, 11:22am - nota 3 de 15

Moscú ofrece a Pekín lo mejor de sus armas

Por:


EFE

MOSCÚ, RUSIA.- El Kremlin confía aprovechar la visita que inició ayer el titular chino de Defensa, Cao Gangchuan, para reforzar las exportaciones militares al gigante asiático, que ya acapara más del 50 por ciento de las ventas de armamentos rusos.

El general Cao Gangchuan, quien relevó en marzo pasado al veterano Chi Haotian, realiza una visita de siete días para comprobar la marcha de anteriores contratos y conocer nuevas ofertas de armas, ante todo cazas, buques de guerra y submarinos.

“El ministro chino celebrará negociaciones sobre la cooperación militar y técnica bilateral y visitará una serie de empresas de la industria bélica rusa”, dijo una nota del ministerio de Defensa de Rusia.

En Moscú, Cao fue recibido con una grata noticia sobre un asunto que, sin ser de su competencia directa, es para Pekín una cuestión de Estado: la confirmación del tendido de un importante oleoducto desde el sur de Siberia hasta Daquing, en el cinturón industrial del noreste de China.

Desde Tokio, el primer ministro ruso, Mijaíl Kasiánov, negó que Moscú se haya decantado por el tendido de una vía alternativa hacia Japón -más larga y más costosa, pero más importante a largo plazo-, y aseguró que Rusia satisfará sin falta a ambos clientes, ya sea mediante un oleoducto “bífido” o dos paralelos e independientes.

Cao negociará con su homólogo ruso, Serguéi Ivanov, asistirá a una reunión de la comisión ruso-china de cooperación militar, de la que es copresidente, y se entrevistará con altos cargos del Gobierno y del monopolio ruso para la venta de armas, Rosoboronexport.

Además, visitará a las afueras de Moscú la base aérea del consorcio diseñador y fabricante de los aviones de guerra Sujói, donde conocerá los últimos modelos modernizados, y la fábrica Saliut, que produce los motores para estos famosos “Su”.

Posteriormente, Cao se desplazará a San Petersburgo, donde visitará los astilleros “Severnaya Verf”, que construye para Pekín dos destructores del proyecto 956 EM, y “Admiralteyskie Verfi” que cumple otro contrato para la construcción de submarinos diesel.

Gracias a la tradicional amistad entre Moscú y Pekín, que se declaran “socios estratégicos”, China es el principal comprador de las armas rusas y el año pasado acaparó el 55 por ciento de las exportaciones armamentísticas de Rusia, que totalizaron cuatro mil 800 millones de dólares.

Al tiempo, también empiezan a mostrar creciente interés por el enorme mercado chino los países europeos, y el canciller alemán, Gerhard Schroeder, abogó hace poco por levantar el embargo que pesa sobre Pekín.

Ultimamente -y mientras ambos gigantes asiáticos se acercan, cada uno a su manera, a Occidente-, en Rusia empezaron a escucharse voces críticas hacia esta política que -según alegan- ayuda a la expansión de la influencia geopolítica china en detrimento de la rusa.

Konstantín Makienko, director adjunto del prestigioso Centro de Análisis de Estrategias y Tecnologías (CAET, no gubernamental), salió ayer al paso de estas críticas, al afirmar que “a Rusia le conviene incrementar su cooperación militar con China”.

“Si Rusia reduce su actividad en este mercado de armamentos, China se reorientará hacia los suministradores europeos e israelíes de sistemas y tecnologías bélicos”, explicó el experto.

Como resultado, “Rusia perdería no sólo miles de millones de dólares, que tanto necesita para mantener el potencial de su industria bélica, sino, lo peor, una importantísima componente de sus relaciones de socios” con China, agregó.

En opinión de Makienko, para afianzar sus posiciones en el mercado chino, Moscú debe “dar un paso más hacia las necesidades” de Pekín y ofrecerle armas y sistemas bélicos de última generación, lo mejor de lo mejor de sus altas tecnologías.

En particular, citó los últimos modelos de los cazas polivalentes SU-30 dotados de modernos radares N-011M Bars o bien Zhuk-MSE y de nuevos y potentes misiles aire-aire y aire-mar de elevado alcance, que ambos países incluso podrían diseñar y fabricar juntos, sugirió.

También abogó por suspender las limitaciones para la venta a China de buques de guerra polivalentes con motores de turbinas a gas, lanzaderas verticales universales de misiles, elevada capacidad de destrucción de submarinos y nuevos potentes sistemas de ataque.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 392 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT