Salud lunes 15 de dic 2003, 11:22am - nota 1 de 1

El yacón, esperanza para obesos y diabéticos

Por:


LIMA, (Reuters) .- ¿Se imagina una golosina que no engorda y que, además, es buena para la salud, inclusive para los diabéticos? Perú, el país que aportó al mundo las papas, es también tierra del yacón, una raíz agradable al paladar que los científicos dicen es buena para la salud.

Se afirma que potencialmente protege contra el cáncer, ayuda a la absorción del calcio y las vitaminas en el cuerpo y no aumenta las concentraciones de glucosa, es decir que evita un problema para los diabéticos.

A pesar de que no precisamente bonito --el yacón tiene una cáscara oscura y parece una papa alargada-- su estatus de superproducto se ha convertido en una promesa de alimentación natural para exportación desde este país sudamericano.

"¿Un superproducto? Definitivamente sí. Pero no ha habido mucha difusión sobre cómo usarlo o cuáles son sus propiedades", afirmó el empresario Giancarlo Zamudio, cuya compañía Naturandina, comenzará a exportar yacón, a razón de cuatro embarques mensuales por un valor de 57.000 dólares cada uno, a Japón, donde lo usarán para dar sabor al yogurt. El yacón, que es conocido en la región andina desde Venezuela hasta el norte de Argentina, tiene una textura crujiente y es refrescante, dulce y jugoso.

Si se deja al sol, su dulzura se intensifica y se puede comer como si fuera una fruta, consumir en bebidas, jarabes o tortas.

Una de sus principales bondades para la salud es que su dulzor proviene principalmente de la oligofructuosa, la cual no puede ser absorbida por el organismo.

Eso significa que el yacón es naturalmente bajo en calorías --una jarra de sirope de yacón contiene la mitad de calorías que una jarra de miel-- y su dulzor no eleva los niveles de glucosa en la sangre.

Adicionalmente, la oligofructosa protege el colon de infecciones. Algunos productos como los bio-yogurts tienen el mismo efecto, pues se les añade oligofructosa, pero el yucón la posee de forma natural.

"Es un alimento dietético y también diabético", afirmó el experto en yacón Michael Hermann, quien encabeza el proyecto para las Raíces de los Andes en el Centro Internacional de la Papa con sede en Lima.

RAICES AÑEJAS, NUEVOS DESCUBRIMIENTOS

El yacón es una raíz de una planta con finos girasoles amarillos que los mensajeros incas llamados "chasquis" sacaban de la tierra para mitigar su sed.

Se piensa que es originario de una región que va desde el centro de Perú hasta el norte de Bolivia.

En la década de 1980 fue exportado a Nueva Zelanda y de ahí fue llevado a Japón y aunque actualmente crece también en Brasil y Tailandia. Perú tiene el mayor número de variedades y es el mayor productor con un estimado de 600 hectáreas.

Hermann señaló que fue en Japón donde se descubrieron las cualidades de la oligofructuosa en el yucón.

"Los japoneses también encontraron que cuando se usaba en el té evitaba los incrementos de glucosa en la sangre que ocurren cuando se come azúcar", destacó.

Ese incremento es un problema para los diabéticos, que poseen altos niveles de glucosa en la sangre debido a que su organismo no produce los suficientes niveles de insulina, una hormona que normalmente se produce en el cuerpo para controlar químicamente la ingesta de alimentos.

Se dice en Perú que el yacón es bueno para los diabéticos, además de ser beneficioso para la prevención del cáncer, por sus propiedades laxativas y para evitar la osteoporosis.

POTENCIAL DE EXPORTACION

A pesar de que es barato y fácil de cultivar, Hermann admite que el yacón --que tiene poca proteína, poca grasa, grandes cantidades de potasio y contenidos de antioxidantes-- nunca será una cosecha mundial.

No obstante, ha salido de la oscuridad de hace 20 años cuando apenas unas pocas familias lo cultivaban en los Andes. Ahora se ha convertido en un producto común en los mercados de Lima y pelado y cortado también se encuentra en los supermercados.

Hermann fue también un colaborador en las oportunidades de mercadeotecnia del yacón.

Un sirope que él ayudó a desarrollar junto a campesinos de la localidad de Oxapampa, en el centro de Perú, ganó el premio principal en una competición anual en el año 2.000 para productos nuevos que sirvan para mejorar las condiciones de pobreza sus cultivadores.

Con los 8.000 dólares del premio se creó una planta para procesar el sirope.

Thomas Bernet, otro científico en el Centro Internacional de la Papa, precisó que el yacón podría tener un futuro industrial, puramente como una fuente de oligofructuosa para añadir a otros productos.

Sin embargo, los costos deben bajar para poder competir con la achicoria, el principal proveedor de oligofructuosa, para poderlo hacer más viable como un alimento saludable especializado.

Los exportadores precisan que Perú, con su gran variedad y su clima andino, podría tener éxito al cultivar el producto con fines comerciales.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 418 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT