pub
Doctor en Casa domingo 11 de jul 2010, 7:48pm - nota 1 de 1

Hipertrofia del píloro: frecuente y mortal

Por: René Arellano


La hipertrofia del píloro lleva al niño a la muerte si no es operado

Aunque se desconoce qué lo origina, se ha convertido en un padecimiento frecuente entre los recién nacidos y de consulta constante con los médicos pediatras.

Se trata de lo que en Medicina se llama hipertrofia congénita del píloro, que en breves palabras representa un problema para que los infantes puedan concluir el proceso de digerir sus alimentos y el tránsito de estos hacia el intestino grueso.

“Es un padecimiento congénito que aparece entre el primero y segundo mes, casi siempre después de los primeros 20 días de vida. Predomina en el género masculino, aunque las mujeres no se salvan de eso, sí hay casos de mujeres. Y por lo general ocurre en los primogénitos de la familia, aunque no es nada exclusivo”, señaló José Manuel Riverol Duarte, médico pediatra.

 

¿De que estamos hablando?

Primeramente hay que señalar que el estomago se divide en tres partes: fondo, cuerpo y píloro, este último funciona como una válvula que conecta el estomago con el intestino grueso.

“Una hipertrofia congénita de píloro, es un aumento en el desarrollo de lo que es la capa muscular del antro pilórico, que es una parte del estomago, es una válvula”, precisó José Manuel Riverol.

Detalló que “si hacemos un corte transversal, vamos a ver que hacia adentro del píloro tenemos la mucosa, la capa muscular y la capa externa que se llama cerosa. Este músculo se hipertrofia y obstruye la luz del tubo, lo cierra e impide el tránsito de la salida del bolo alimenticio”.

 

¿Cómo se manifiesta?

Por lo general, nace el niño, la mamá lo alimenta de manera normal y de buenas a primeras comienza con vómitos. Primero los confunde la mamá con reflujo, pero poco a poco se hacen más frecuentes hasta que se hacen totales, de tal forma que todo lo que toma el niño, todo lo regresa, detalló el médico pediatra.

Indicó que este padecimiento evoluciona de uno o dos días, que es cuando ya comienza a presentarse la sintomatología y por lo que llevan los niños a los consultorios.

“Llega una madre con un niño de más de 20 días, quejándose de que estaba bien y que de buenas a primeras comenzó a vomitar y que luego ya no retiene nada”, señaló el profesionista.

El especialista en atención a infantes, señaló que puede presentarse un cuadro de deshidratación, “porque el estomago vierte electrólitos hacia el bolo alimenticio, como parte de la digestión. Entonces la presencia de bolo alimenticio, más las secreciones gástricas y la salida de estos por la boca,  se genera una pérdida de electrólitos”.

 

¿Qué ocurre si no se atiende

a tiempo?

Primero  no sobrevive un niño. Esto no se quita, si no se opera. Necesita ser operado, es imposible la calidad de vida, porque el niño literalmente no puede comer, aunque esté deglutiendo no puede comer, establece Riverol Duarte.

Explicó que el estómago llega a crecer como si fuera una bolsa, pero en el estómago no hay absorción, “entonces allí sólo estamos teniendo un estómago retencionista, aunque tiene el estómago lleno, el niño tiene la necesidad de comer”.

  

¿En que consiste la cirugía?

Es una cirugía sumamente sencilla y con evoluciones espectaculares. Consiste en algo muy sencillo, pues por medio de una incisión en el abdomen del bebé se entra hasta la cavidad abdominal, donde se ve el botón (píloro) y lo único que se hace es una incisión con el bisturí.

Se rompe el músculo y se deja la mucosa, de tal forma que se libera el espacio y comienza a pasar la comida. El músculo vuelve a regenerarse.

Los riesgos son los de cualquier procedimiento quirúrgico, quien no esté experimentado puede perforar completamente el píloro y “el problema es que el contenido del intestino no puede vestirse a la cavidad abdominal y allí tendría que hacerse una derivación y dejarle una sonda permanente al bebé, hasta que tengamos regeneración de la mucosa, pero eso ya es una complicación quirúrgica”.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 427 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT