Nosotros domingo 9 de may 2010, 11:36am - nota 33 de 33

MAS ALLÁ DE LAS PALABRAS

Por: JACOBO ZARZAR GIDI


MANOS CONSAGRADAS

El Dr. Benjamin Carson nació en Detroit, Michigan, el 18 de septiembre de 1951. Médico cirujano, psicólogo, escritor y filántropo estadounidense, actualmente director del Departamento de Neurocirugía Pediátrica del Hospital Johns Hopkins, galardonado con laMedalla Presidencial de la Libertad en el 2008, es considerado un ejemplo de superación personal, y por lo tanto, vale la pena dar a conocer su historia.

Cuando Benjamin tenía ocho años, sufrió el divorcio de sus padres, siendo su madre quien asumió la responsabilidad de sostener a Benjamin y a su hermano mayor llamado Curtis. Ella llegó a trabajar en dos o tres puestos a la vez para poder mantener a sus hijos. Tal vez debido a ello, el niño manifestó tempranamente serias dificultades en su educación primaria, llegando a ser el peor alumno de su clase, convirtiéndose en objeto de burlas e insultos por parte de sus compañeros y desarrollando, posteriormente, un temperamento agresivo e incontrolable. A todo esto podemos añadir la discriminación que sufrió en esos años la familia Carson por ser de piel negra.

Decidida a cambiar la vida de su hijo, la madre limitó el tiempo que Ben pasaba frente a la televisión y se negó a dejarlo salir a jugar hasta que hubiese terminado su tarea cada día. Le exigió leer dos libros cada semana y darle informes escritos sobre ellos, a pesar de que, debido a su propia falta de cultura, ella apenas podía leer los informes que su hijo escribía. Pronto Ben sorprendió a sus compañeros y profesores con sus nuevos conocimientos y llegó a ser el mejor alumno de su clase.

Después de determinar que quería ser psiquiatra, Carson se graduó con honores en la escuela secundaria y asistió a la Universidad deYale, donde obtuvo una licenciatura en Psicología. A continuación, estudió en la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan, donde su interés se desplazó hacia la neurocirugía. Su excelente coordinación mano-ojo y sus habilidades de razonamiento lo convirtieron en un sobresaliente cirujano. Después de la escuela de medicina, se convirtió en el primer afro americano residente de neurocirugía en el Hospital Johns Hopkins en Baltimore.Ala edad de 32 años, fue nombrado jefe de residentes de neurocirugía del hospital.

En 1983, Carson fue invitado junto con su esposa a Perth, Australia, donde se convirtió en Jefe Residente de Neurocirugía del Sir Charles Gairdner Hospital, uno de los principales centros de cirugía cerebral del país oceánico. Carson obtuvo gran experiencia en poco tiempo debido a la escasez de especialistas de su clase. En 1984, regresó a los Estados Unidos al Hospital Johns Hopkins, donde a los treinta y tres años de edad fue nombrado Director del Departamento de Neurocirugía Pediátrica, siendo el médico más joven en ocupar la posición que desempeña actualmente. Llegó a ser conocido en todo el mundo por acceder a tratar casos desesperados o de alto riesgo y por combinar sus propias habilidades quirúrgicas y el conocimiento del funcionamiento del cerebro, con innovadoras tecnologías.

Entre ellas se cuentan el primer procedimiento intra-uterino para aliviar la presión sobre el cerebro en una hidrocefalia fetal, convirtiéndose en el primer médico en operar a un feto dentro del útero. Además, Carson revivió en 1985 un peligroso procedimiento quirúrgico, la hemisferectomía, que consiste en extraer la mitad del cerebro. A finales de los años 80, se hizo conocido comoun experto en uno de los tipos de cirugía más difíciles: la separación de gemelos siameses.

En esta etapa de su vida, Ben Carson realizó alrededor de cuatrocientas intervenciones quirúrgicas al año, la mayoría de alto riesgo. En septiembre de 1987, Carson hizo historia siendo el cirujano principal del equipo de setenta personas que llevó a cabo con éxito el complejo procedimiento de separar a los gemelos siameses alemanes Patrick y Benjamin Binder, de siete meses de edad, que estaban unidos por la parte posterior de la cabeza. Las operaciones de este tipo siempre habían fracasado, resultando en la muerte de uno o ambos bebés. Sin embargo, los hermanos Binder sobrevivieron y ahora tienen vidas completamente independientes.

Durante cuatro meses estuvo el doctor Carson pensando cómo podía separar a los dos niños. En cierta ocasión dijo a los padres de los niños que se retiraba a rezar para que el Señor lo iluminara. Y ellos le preguntaron sorprendidos: ¿Usted reza? Él sabía que al separarlos, se desangrarían en pocos minutos.

Cierto día, al ver el grifo del agua gotear, se le ocurrió que la única manera de realizar la operación con éxito sería “cerrando la llave”, y para conseguirlo tenía que detener el corazón de ambas criaturas durante la operación. Tomando en cuenta que los bebés pueden permanecer vivos sin daño cerebral durante una hora bajo un procedimiento de congelación sin necesidad de que el corazón esté trabajando, Ben Carson hizo que los corazones de ambos niños dejaran de latir y procedió a separarlos de la cabeza.

Como ya no había bombeo del corazón, no se desangraron, y le dieron oportunidad para suturar todas las heridas. Cuando terminó -después de sesenta minutos, puso a trabajar de nuevo los dos corazoncitos con electricidad, y dio órdenes a los cirujanos plásticos que comenzaran su trabajo de reconstrucción estética. En total, la operación duró 22 horas. En 1997, Carson y su equipo fueron a Sudáfrica para separar a los bebés zambios Luka y José Banda. Ambos niños sobrevivieron, y ninguno sufrió daño cerebral. Los hermanos Banda fueron el primer conjunto de gemelos unidos por la parte superior de la cabeza separados quirúrgicamente con éxito en la historia. La operación duró 28 horas. En el 2003, Carson fue un miembro del equipo quirúrgico que trabajó para separar las hermanas siamesas iraníes Ladan y Laleh Bijani, de 29 años. Debido a severa pérdida de sangre, ambas fallecieron durante la cirugía. Éste fue el primer intento de separación de siameses adultos craneópago (unidos por la cabeza) en la historia.

En junio de 2002 se detectó al Dr. Carson una forma agresiva de cáncer de próstata, pero afortunadamente fue descubierto y extraído a tiempo.

Sin embargo, debido a su encuentro con la muerte, Carson realizó algunos cambios en su estilo de vida, consagrando más tiempo a su familia y disminuyendo la cantidad de pacientes -aunque todavía opera a más de trescientos niños al año.

La vida del Dr. Ben Carson nos impulsa a realizar una profunda reflexión que puede ser de provecho para nuestros jóvenes. Subrayamos la gran motivación hacia el estudio que realizó su madre cuando él era niño. Lo alejó de lasmalas compañías, de la televisión y de la flojera para estudiar. Le pidió que leyera dos libros por semana y que le pasara un informe por escrito de cada uno de ellos; le recalcó que si otros podían hacer algo, él podría hacerlo mejor. En pocas palabras lo condujo al camino del éxito y el éxito llegó, convirtiéndose en uno de los mejores médicos del mundo.

Bienaventuradas son esas madres de familia que todos los días sueñan con una mejor vida para sus hijos; las que no se dan por vencidas a pesar de los duros obstáculos con los que se enfrentan; las que no están de acuerdo con calificaciones bajas, amistades inconvenientes, palabras groseras dichas en casa, y asuetos prolongados en las escuelas; las que se mortifican y derraman abundantes lágrimas para enderezar caminos torcidos; las que dicen las cosas con claridad y no con mentiras; las que alientan y motivan para que ellos le den un mejor sentido a su vida.

jacobozarzar@yahoo.com

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000mundo asombroso
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 156 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT