pub
Finanzas martes 22 de dic 2009, 9:05am - nota 6 de 17

Gotcha, negocio con gran diversión

Por: EL UNIVERSAL
Negocio rentable. Sergio del Castillo afirma que los escenarios de Gotchamanía los recrea mediante deshuesaderos militares.El proyecto que iniciará como una diversión es hoy un negocio rentable.


 MÉXICO, DF.- Lo que inició como una diversión se convirtió en toda una estrategia para crear un negocio rentable que crece entre diversos escenarios y alberga desde un tanque militar hasta un avión para escenificar lugares devastados por la guerra donde las personas asisten para practicar el famoso gotcha.

Sergio del Castillo, tras vivir una mala experiencia al jugar este deporte originario de Canadá, decidió invertir su propio dinero para crear parques temáticos.

Desde hace más de 10 años Sergio practicaba y se divertía con sus amigos, quienes juntos visitaban estos campos que por un tiempo fueron clandestinos y, en esa primera oportunidad, tuvo una terrible experiencia porque quienes sí lo practicaban con frecuencia, sólo esperaban a jugadores novatos para usarlos como "patos" de tiro al blanco.

"Me pusieron una de aquéllas pues sólo se usaba careta y nada de protección y decidí tomar revancha, entonces comencé a jugar más y me percaté que entre mis amigos había aceptación cuando los invitaba. Entonces busqué lugares que se prestaran para el juego como barrancas o terrenos abandonados, donde tuviéramos un campo libre y sitios dónde escondernos, lo cual era perfecto para las prácticas".

Recordó que al principio no sabía cuánto cobrar, sólo pedía una cuota de recuperación para comprar más balas y hacerse de otra careta, así poco a poco fue haciéndose de su equipo.

"Con el paso del tiempo me di cuenta de que era necesario proteger el cuerpo e inventé el chaleco protector, que ni en Estados Unidos se usaba, y la gente se sentía confiada para jugar, incluyendo niñas y niños", narró.

Su inversión inicial fue de siete marcadoras de mil 500 pesos cada una, además de chaleco, careta y overol, en total 21 mil pesos aproximadamente y un terreno que adaptó a sus necesidades.

 LA ESTRATEGIA

Sus prácticas informales duraron un año hasta que consiguió en 1999 un terreno con las condiciones y el espacio idóneo para montar Gotchamanía, en el Ajusco, al Sur del Distrito Federal.

"La esencia de esto es que aquellos que vengan por primera vez no pasen por la experiencia que yo viví porque es un deporte muy atractivo y no lo deben ver opacado por una mala experiencia, por eso clasificamos al jugador según su nivel ya que hay mucha diferencia, entre quien conoce su armamento, marcadoras, el terreno a quien no".

Fueron 20 años los que el gotcha se desarrolló en la clandestinidad, pero desde hace ocho años se volvió popular a nivel familiar como una forma de entretenimiento, pero extremo.

"Los dos primeros años nos enfocamos a mostrarle a la gente el contexto y ver si le llamaba la atención, así se han aumentado y cambiando escenarios".

Para cumplir con su misión, Sergio tuvo que alinearse a las condiciones de las distintas instituciones gubernamentales que llegaron a sus instalaciones para verificar la actividad. "Muchas autoridades que tienen que ver con esto como ecología, protección civil y la delegación, no sabían cómo abarcarlo ya que al ser algo nuevo no se podía regular y se acercaron mucho para ver que no es nada malo".

Incluso la Secretaría de la Defensa verificó las instalaciones. Lo que inició con una hectárea se amplió a cuatro donde hay varios escenarios como el caso de un taller mecánico o un pueblo donde ocurre un accidente aéreo para un total de seis en el Ajusco y tres en su segunda sede, Santa Fe.

"Hace cinco años se inauguró el de Vietnam donde pueden jugar cuatro equipos que sumen hasta 200 personas, además de ser un lugar temático que da opción a misiones con audio relacionado al juego, al principio hacemos un performance militar".

Toda su infraestructura es producto de deshuesaderos y cualquier lugar donde encuentre chatarra, jeeps militares, aviones, avionetas, autos viejos, tambos de basura y cualquier elemento que le permita escenificar lugares propios para la guerra.

"Para 2001 ya éramos conocidos, pero no nos dábamos abasto y teníamos que satisfacer las necesidades de los clientes, a una década de distancia, nuestro arsenal cuenta con 400 marcadoras y la misma cantidad de caretas, chalecos y overoles".

 EL CAMPO DE BATALLA

Al pasar de una actividad clandestina a una familiar, enfrenta nuevas batallas para complacer a sus clientes, pero también ganarle terreno a la competencia cerca de sus campos.

"Muchos de los que hoy son mi competencia, son gente que salió de aquí, es decir, clientes y ex trabajadores, pero seguimos trabajando para innovar dando nuevas opciones a los aficionados".

Las claves

Para tomar en cuenta:

⇒ Aventurarse y abrir el primer parque temático.

Ofrecer servicio a dos personas y hasta empresas completas.

⇒ Involucrarse con cada participante para entender sus necesidades.

Arriesgar innovando usando la escenografía como punto de partida. Invertir en equipo de vanguardia.

Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000mundo asombroso
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 548 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT