Ciencia
Notimex
jue 1 oct 2009, 1:31pm 4 de 4

Asegura investigación que el hombre no proviene del mono

La investigación, que demoró 17 años, pone en duda la creencia de que nuestros antepasados más lejanos descienden de los monos.



Una criatura homínida que dio sus primeros pasos en posición vertical hace 4.4 millones de años, podría ser el ancestro directo de la especie humana, lo cual pone en tela de juicio las perspectivas de nuestra evolución.

La hipótesis surgió de los resultados del análisis de un fósil hallado en Etiopía en 1992 y que corresponde a un animal hembra llamado Ardipithecus ramidus, según un estudio publicado este jueves en la revista especializada Journal Science.

La investigación, que demoró 17 años, pone en duda la creencia de que nuestros antepasados más lejanos descienden de los monos, porque ahora la clave es un esqueleto -llamado 'Ardi'- de 1.2 metros de altura y 50 kilogramos de pesos.

'Puede muy bien ser lo más cerca al eslabón perdido entre los primates y los seres humanos. Es el hallazgo antropológico más importante en la historia de la humanidad', dijo Owen Lovejoy, antropóloga de la Universidad estatal Kent, en Ohio.

En el estudio, los especialistas describen a una criatura que dio sus primeros pasos en posición vertical hacia los seres humanos hace 4.4 millones de años y proporcionaron imágenes del esqueleto de un animal que caminaba erguido como nuestros homínidos predecesores.

Sin embargo, después de encontrar muchas características distintas a las de los simios, la investigación sugiere que los humanos son mucho más primitivos en un sentido evolutivo que los grandes simios -como los chimpancés y los gorilas- de la actualidad.

'De alguna manera estamos diciendo que la vieja idea de que hemos evolucionado de los monos es totalmente incorrecto. Correcto sería decir que los chimpancés evolucionaron de nosotros', agregó Lovejoy una de las autoras del estudio.

Los seres humanos tienen mucho más en común fisiológicamente con 'Ardi' de lo que los modernos chimpancés, que han experimentado profundos cambios en su espalda, pelvis y extremidades para adaptarse a la vida en los árboles, indicó la investigadora.

Respecto a 'Ardi', 'nosotros estamos prácticamente sin cambios, o digamos que hemos cambiado menos desde el último ancestro común entre los chimpancés y los seres humanos', explicó.

Refirió que el eslabón real hasta ahora -o último ancestro común en el lenguaje científico- data de seis millones de años antes de 'Ardi'.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 90 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT