Finanzas martes 4 de ago 2009, 4:07am - nota 8 de 20

Crisis afecta consumo de refrescos en México

Por: EL UNIVERSAL
Efectos. El mercado mexicano es uno de los más importantes para las empresas de bebidas no alcohólicas.


 MÉXICO, DF.- A pesar del esfuerzo de las empresas del sector de bebidas no alcohólicas por mantener sus volúmenes de ventas, la depreciación del peso que incide en el costo de materia prima, la debilidad del consumo, así como la crisis económica, propiciarán que el mercado pierda cerca de 5% de su valor actual al final de 2009.

Los consumidores mexicanos no dejarán de tomar refrescos de un día para otro, y el país continuará siendo un mercado atractivo para empresas de la talla de Coca-Cola Company, PepsiCo, Ajegroup-Big Cola, entre otras, pero este periodo de desaceleración económica ha puesto a prueba la habilidad de las principales firmas para evitar que sus volúmenes de venta se vengan abajo.

A la fecha el mercado de las bebidas no alcohólicas, compuesto por refrescos como Fanta, Sprite, Mirinda, Fresca, Big Cola, entre otros, y no carbonatadas (como Jugos del Valle, Té listo para beber, bebidas energizantes) se valúa en unos 11 mil millones de dólares, pero debido a la depreciación de la divisa local "consideramos que, en comparación con 2008, su valor puede decrecer hasta en 5%", comenta Alfredo Paredes Zamora, director de asuntos corporativos de Ajegroup-Big Cola.

Desde el inicio del año se previó que se daría un efecto negativo en el consumo de refrescos; esta tendencia se viene observando desde hace unos cinco años y es consecuencia en parte de que la gente está buscando bebidas consideradas más sanas (jugos, néctares, agua natural), es decir, de menores calorías y con efectos más positivos para la salud (baja de peso, menor sensación de pesadez por el gas, etc), dice Paredes.

No obstante, la crisis estimuló el estancamiento del mercado y los bolsillos de la gente comenzaron a sentir los efectos del temporal económico, posteriormente se buscaron alternativas más accesibles, aunque hubo familias que optaron por reducir o cancelar el consumo de las bebidas.

Los resultados más visibles de este fenómeno llegaron con el balance financiero de Pepsi Bottling Group (PBG): en los primeros seis meses de operación México le reportó una caída en sus ingresos netos de 24%, al reportar 455 millones de dólares, contra 602 millones de dólares que México le aportó a la compañía en el primer semestre del año pasado. En términos globales, PBG reportó una caída de 7% en sus ingresos netos, que se integran por su operación en EU, Canadá, Europa y México, al ubicarse en 3 mil 274 millones de pesos.

La crisis económica orilló a las empresas refresqueras "a mejorar la arquitectura de sus precios, a través de nuevos tamaños y mejores precios", comenta Roberto Guerra, director del área corporativa de Fitch Ratings México.

El especialista considera que aún no es seguro que la recesión haya tocado fondo, pero espera que las caídas en volúmenes de ventas para los dos últimos trimestres del año reflejen una paulatina recuperación.

De acuerdo con el documento Consumer Insight 2009, de la consultoría Fitch Rating México, el consumo de bebidas en los hogares decreció entre el primer trimestre de 2008 contra el mismo periodo de este año.

La categoría de bebidas pasó de 24.1% a 22.7%, lo cual representa una contracción de 1.4%.

A pesar de que la gran mayoría de la población mexicana aún consume bebidas carbonatadas, los segmentos de jugos, agua, bebidas energéticas y té listo para beber reportan crecimientos fuertes y sostenidos en los últimos meses.

La firma investigadora de mercados Nielsen informó que durante los meses de abril y mayo de 2009, en comparación con el mismo periodo del año pasado, las ventas de las bebidas energéticas crecieron 26%, el té listo para beber creció 37%, las bebidas en polvo crecieron 15%.

El jugo de verduras creció 9% y los jugos, néctares, bebidas refrescantes, naranjadas y bebidas de soya crecieron 13% en su nivel de ventas. Y en este mismo periodo de referencia los precios de la categoría de energéticos bajaron 5%. En este contexto, el repunte de precios más importante se dio por las categorías de café tostado molido y café soluble con 16% y 10%, de manera respectiva.

Francisco Garza Egloff, director general de Embotelladoras Arca, aseguró que en el negocio de bebidas en México, y ante un entorno retador, la empresa se ha enfocado en optimizar la operación y el perfeccionamiento en servicio al mercado, con la finalidad de fortalecer la rentabilidad de la compañía refresquera.

De acuerdo con el reporte correspondiente al segundo trimestre de 2009 de Arca, durante ese lapso de tiempo el volumen de las nuevas categorías en México reportó un incremento de 27.1%, contra el mismo periodo de 2008.

Es importante mencionar que a partir de marzo de 2008 comenzamos con la distribución de Jugos del Valle en el canal tradicional, de acuerdo con el directivo de Arca.

La recuperación se puede esperar para fines de año, todavía hay inestabilidad y los efectos en el empleo y el ingreso de la gente se estarán sintiendo durante algunos meses, asevera Paredes, directivo de Ajegroup-Big Cola.

Nuevas estrategias

¿Por qué Grupo Nestlé, que es una empresa orientada al segmento de alimentos procesados, ha fortalecido su categoría de bebidas? Porque respondemos a una demanda, comentó Juan Carlos Marroquín, presidente ejecutivo de grupo Nestlé, el día que inauguraron su planta de manufactura flexible en el Estado de Querétaro.

A decir de Marroquín, Nestlé ha puesto en marcha una estrategia para crear bebidas, que antes eran categorías en polvo, como el Carlos V.

Hoy en día la demanda de los consumidores apunta a bebidas no carbonatadas, debido, sobre todo, a los altos índices de obesidad entre la población.

"México enfrenta epidemia de obesidad y diabetes", concluye el estudio Consumo de bebidas para una vida saludable: recomendaciones para la población mexicana, elaborado por la Secretaría de Salud.

Ante tal panorama las empresas no han dudado en poner en marcha una iniciativa para fortalecer sus bebidas no carbonatadas dentro de su portafolios.

De acuerdo con la consultoría Euromonitor Internacional, las bebidas funcionales crecen a un ritmo de 9%; dicho porcentaje representa un volumen de 311 millones de litros, y un valor 9.5 mil millones de pesos en el mercado mexicano.

Según el reporte financiero correspondiente al segundo trimestre de 2009, Coca-Cola FEMSA aseguró que el volumen de las bebidas no carbonatadas creció cerca de 100%, primordialmente impulsado por los volúmenes de la marca Jugos Del Valle en las divisiones de México y Latincentro, aportando aproximadamente 40% del volumen incremental.

"El agua embotellada creció cerca de 10%, principalmente derivado de la consolidación del negocio de Agua de Los Ángeles en México y Brisa en Colombia", redacta el documento enviado a la Bolsa Mexicana de Valores.

La empresa, que es subsidiaria de Fomento Económico Mexicano (FEMSA), aseguró que el crecimiento de las bebidas no carbonatadas se impulsaron por la línea de productos de Jugos Del Valle, así como un incremento de casi 7% en el volumen del negocio de agua embotellada.

En años recientes ingresamos a mercados como el de jugos (Big Néctar) agua natural (Big Aqua) y bebidas refrescantes (Big Citrus Punch), ingresamos con mucha fuerza y llevamos el modelo exitoso de Big Cola a categorías que la gente está buscando y prefiere, comenta Alfredo Paredes Zamora, director de asuntos corporativos de Ajegroup-Big Cola.

Promedio de crecimiento anual

Perspectivas de ventas

Proporción en el mercado

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 165 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT