Salud domingo 21 de jun 2009, 8:22pm - nota 1 de 1

Fruta prehispánica, remedio contra cáncer

Por: EL UNIVERSAL/TEXCOCO, Méx.
La ilama es un fruto prehispánico que además de ser rico posee propiedades anticancerígenas, antivirales, antibacterianas, larvicidas y Fito tóxicas. (El Universal)


El manjar de los dioses o la fruta milagrosa podrían ser los nombres que se le dieran a la ilama, un fruto prehispánico que además de ser muy sabroso al paladar posee propiedades anticancerígenas que están en proceso de estudio y que también sirve para la recuperación de suelos erosionados.

Además, cuenta con propiedades antivirales, antibacterianas, larvicidas y fito tóxicas.

Hace 12 años, investigadores de la Universidad Autónoma Chapingo (UACh) y de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas iniciaron un proyecto que les permitió descubrir las bondades de dicha fruta, la cual únicamente crece en climas tropicales.

En Colima, estado de México, Guerrero y Chiapas, son las entidades del país donde se puede encontrar de manera silvestre a la ilama, una fruta que pertenece a la familia de las anonáceas.

También se desarrolla en otros países como El Salvador y Guatemala. En ninguna otra parte del mundo se produce.

De agosto a septiembre es el periodo en el que se puede encontrar al fruto en mercados públicos de esos lugares.

Alma Rosa González Esquinca, presidenta de la Sociedad Mexicana de Anonáceas, reveló que los estudios interdisciplinarios de la papausa, como le llaman a la ilama en Chiapas, establecen que contiene, como todas las anonáceas, compuestos químicos, entre ellos, alcaloides de la morfina que tienen actividad sobre el sistema nervioso central.

“La ilama es productora de estos compuestos, son los conocidas como acetogeninas de anonáceas, porque solamente las anonas las producen, entonces de la ilama se han aislado varios compuestos de estas acetogeninas a los cuales se han hecho varios tipos de ensayos antimicrobianos, antitumorales y en insecticidas. Una parte fundamental del proyecto está basado en los estudios tumorales de cáncer”, explicó.

Alma Rosa González, quien además es investigadora de la Universidad de Ciencias y Artes de Chiapas, explicó que los componentes de la ilama han reducido hasta en un 60% las células tumorales de cinco tipos de cáncer, entre ellos, el de colon y de mama. “Esos estudios los hicimos apegados al Instituto de Cancerología y Cardiología de la ciudad de México, pues está en camino todavía esa investigación”, apuntó.

No obstante, los cuatro años de investigación farmacológica de la ilama sólo han estado enfocados en ratones; aun falta la aplicación en seres humanos, precisó la investigadora.

La titular de la Sociedad Mexicana de Anonáceas indicó que se han invertido 300 mil pesos en el proyecto.

Lamentó la falta de financiamiento para esas investigaciones en México, pues si se destinaran recursos suficientes en unos meses tendrían los resultados esperados. “No hay un político que diga qué necesitas.

Ojalá hubiera alguien más que apoyara esta investigación tan importante”, puntualizó.

Fruta exótica

Lila Marroquín Andrade, investigadora de la UACh, quien participa en el equipo multidisciplinario que estudia a la ilama, aseguró que muchos extranjeros llegan a México a comprar esa fruta porque, además de sabrosa, la consideran exótica.

Lo que hace falta, dijo, es publicitarla para darla a conocer en el país y fuera de éste. “Los chefs ojalá pudieran hacerle promoción y darlo a conocer al mundo, por ser un fruto exótico; nos falta esa área por trabajar”, reconoció.

La académica precisó que las propiedades de la ilama no están en la pulpa, sino en las raíces y en las semillas.

“La planta puede servir para conservación de suelos, ya que la ilama nace en suelos pobres, erosionados donde hay poca agua, suelos pedregosos, es resistente y bajo ese contexto es importante el árbol”, expresó.

Los residentes de las zonas donde crece la ilama esperan la temporada de lluvias, porque las recolectan y obtienen de su venta ingresos que les permiten vivir mejor algunos meses, toda vez que la mayoría de ellos viven en la pobreza.

No existe en México la infraestructura adecuada para la producción de la ilama, ni autoridades ni productores han desarrollado programas de cultivo para la comercialización de este fruto.

Hasta el momento, el manjar de los dioses o la fruta milagrosa crece en forma silvestre únicamente en algunos puntos del país.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 34 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT