La i Saltillo sábado 1 de nov 2008, 11:51am - nota 3 de 5

La "Niña blanca" mejor conocida como La Santa Muerte

Por: Daniel García Meza - La i Saltillo


Necesidad de fe

Hoy Día de Todos los Santos también se le venera a la ‘Señora’, como también se le conoce a la Santísima Muerte, que a pesar de que aún no tiene su reconocimiento como Aso­ciación Civil, tiene mucho auge en gran parte de la población coahuilense.

Entre el comercio

Recorriendo el Mercado Juárez y hierberías aledañas los devotos de la ‘Niña Blanca’ pueden encontrar diverso material para realizarle el culto, según las necesidades que tenga el creyente, desde figuras hasta perfumes para invocarla y pedirle ayuda.

Los precios son variables tanto en figuras de diferentes tamaños, donde la más chica que mide aproximadamente 3 centímetos, que es la de bolsillo, con un costo de 10 pesos hasta 1500 pesos, según el tamaño, material y si está “preparada”, pues debe tener algunos amuletos y atributos, que son muy utilizados para atraer la buena vibra y deshechar la mala como lo son los colorines y figurines, como la mostró del lado inferior Susana Paulina Hernán­dez, comerciante, para que se le pida y se le rece.

Tiene buen auge

Y es que no hay una temporada fija en la que se venda más, fetiches e imágenes de la ‘flaquita’, como le llaman sus seguidores, porque todos los días se les vende, sin importar edad, sexo, ni estatus social, la buscan. Isidro Sánchez, locatario y vendedor, comentó que la Santa Muerte tiene buen auge, porque la gente le tiene cariño y la compra para regalarla o bien para ellos mismos, a él la que más se le vende es la de las 7 potencias, es decir la de los 7 colores, blanco, rojo, negro, amarillo, azul, verde y morado.

“La diversidad de tipos de Santa tiene un significado, empezó con la tradicional vestida de negro y ya hay varias” agregó Sánchez.

No obstante, a pesar de que se les vende todos los días, Susana Paulina Hernández expresó que el día que se le vendió más fue el día 06-06-06, o sea hace dos años.

Por otra parte Esther Carri­zalez González, quien trabaja en una hierbería cercana al mercado en mención, señaló que a ella a partir de este mayo fue cuando empezó a tener más demanda.

Comparte su experiencia

Según una devota a quien llamaremos “Gris”, quien prefirió charlar bajo el anonimato, manifestó que a la Santa Muerte se le reza y se le pide como a cualquier otro santo, pero hay que saber que pedirle de igual manera se le debe pedir permiso a Dios antes de implorarle, luego se le invoca y se le solicita lo que se necesite, ya sea protección, salud, amor o lo que se quiera. Asimismo se le debe cumplir si se le promete algo.

Gris le ha dado el agradecimiento a la ‘Santí­sima’ en un altar, que se encuentra ubicado en Zacatecas, donde según dice hay muchas representaciones de la distintos tamaños, según cuenta se respira el aroma a parafina, por la multitud de velas que se consumen en el lugar.

Antecedentes

El culto hacia la muerte no es nuevo, ni tampoco algo ligado al catolicismo ni a la santería, como se cree, sino más bien tiene una relación más estrecha con las creencias del México antiguo, precisamente de los mexicas, quienes mantenían como parte de sus creencias al culto de dos dioses, Mic­tlan­tecuhtli y Mictecacihuatl, “señor “ y “señora” de la oscuridad y la muerte, a quienes no sólo se les encomendaba los difuntos, sino que también se les invocaba para conseguir otros favores relacionados con la muerte.

Culto controversial

Luego de que el fundador conocido como “El Comandante Pantera” o “Pa­drino Endo­que”, presunto líder del templo a la Santa Muerte ubicado en Tultitlán, Estado de México, fuera asesinado cuando iba en su vehículo de lujo por la vía López Portillo, en Ecatepec, durante un ataque con fusiles de alto poder y de encontrarle un altar de la Santa Muerte al secuestrador Daniel Arizmen­di, alias “El Mochaorejas”, en la vivienda del fraccionamiento Ciudad Brisas de Naucalpan, que ocupaba cuando fue detenido en 1997, a la ‘Señora’ se le relacionaba con gente incorporada con el crímen organizado o bien con oficios en los que la muerte está cercana a ellos, por lo que causó estupor en muchos ciudadanos.

Confunden

A la Santísima Muerte a menudo se le relaciona con la religión católica, pero ésta no le da cabida al fenómeno, ya que la considera un acto de superstición e idolatría.

José Luis Del Río, Párroco de la capilla del Ojo de Agua de Saltillo, explicó a La i que “se ha venido confundiendo tener una muer­te santa hacia la santa muerte. La santa muerte es cuando una persona muere bien preparada espiritualmente, porque ha recibido los últimos sacramentos espirituales, la confesión sacramental, la eucaristía por viático, la unción de los enfermos y tiene una muerte santa, ahora le ponen el calificativo de santa a la muerte como si fuera un personaje, pero que puede acercarse a las personas para hacer el bien o para hacer el mal”. Así pues para la Iglesia Católica la Santa Muerte no es un santo reconocido, es una superstición que la misma gente se ha creado al ignorar la Sagrada Escritura y por consiguiente se vuelve crédula, por ignorancia religiosa y por la necesidad de creer en algo sobrenatural. Porque la muerte es a consecuencia del pecado y la Santa Muerte no tiene ningún fundamento en la Sagrada Es­critura, agregó el conocido sacerdote católico.

Para la Iglesia Metodista, la Santa Muerte “es una devoción que se ha enfatizado mucho estos últimos años, es una creencia popular y nosotros respetamos esa creencia, pero no ven en este ser como algo con autoridad de ninguna índole, sino es un fervor que algunas personas tienen por el hecho de creer en algo. Nosotros no creemos en eso, pero respetamos” expresó el Pastor Noé Gámez, encargado del Templo ‘El Mesías’ , de la Iglesia Metodista.

Postura de la Iglesia

La Iglesia Católica comprende a los creyentes de las diferentes alternativas de culto, como lo es hacia la Santa Muerte, pero les advierte que “la muerte no es un personaje, y no salva ni trae un bien de nada, sino que al contrario hacen del esqueleto con la guadaña un ídolo y al rendirle culto hacen un acto de la idolatría, que está reprobado por Dios desde el antiguo testamento. La Iglesia con todo el fundamento que hay en la escritura dice que eso no puede ser una verdad, al contrario eso viene siendo culto al demonio que a través de su engaño y su mentira hace caer al pecado y por consiguiente a la muerte”, informó el Padre Del Río.

En cuanto al mito de que la Santa Muerte cobra los favores o milagros el sacerdote señaló que “el demonio es buen curandero, adivina muchas cosas, pero no gratis sino a precio de alma, las personas que reciben el servicio del demonio a través de sus intermediarios por culto idolátrico reciben muer­te, los que llevan el culto hacia la San­ta Muerte no quedan libres quedan con ata­duras diabólicas, quedan con deudas y compromisos con el demonio y el diablo se los va a cobrar, el diablo no hace servicios gratis”, añadió el Pá­rroco del Río.

El Pastor Gá­mez manifestó de igual manera que lo que va con­trario al evan­gelio de Dios, a la palabra de Dios, cobra su factura.

De cualquier for­ma este Cul­­to al igu­al que todas las cre­encias religiosas es una libertad individual y cada ser humano elige en quien cre­er.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 304 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT