Nacional miércoles 17 de sep 2008, 10:59am - nota 4 de 38

Aumentan vigilancia durante desfile militar

Por: El Universal/ México, DF.
Acompañado por los secretarios de la Defensa Nacional y de la Marina, el presidente Felipe Calderón pasó revista a las tropas participantes en el desfile militar. (El Universal)


Con medidas de seguridad y controles más marcados para los civiles, las Fuerzas Armadas mexicanas protagonizaron uno de los desfiles más breves, pero emotivos de los últimos años, destacando la participación femenina en operaciones especiales.

La presencia de la Armada de México, desde el inicio del desfile que conmemoró el 198 aniversario del inicio de la lucha de Independencia, así como el paso de aviones de la Fuerza Aérea y de la Marina en una plancha del zócalo de la Ciudad de México, dieron realce a la parada militar aplaudida por miles de personas.

Pero las sorpresas no sólo estuvieron en la plancha del zócalo. El balcón presidencial fue de nueva cuenta escenario de atención en el que los hijos del jefe del Ejecutivo, Felipe Calderón, vistieron ahora totalmente de blanco, saludaron a la bandera y al contingente militar como lo deben hacer los civiles y vieron y escucharon a su padre entonar el himno del Colegio Militar a paso de ese contingente.

Además, Felipe Calderón extendió las muestras de respeto y admiración al Cuerpo de Guardias Presidenciales, y en especial al contingente de la Escuela Militar de Enfermería de la Defensa Nacional con aplauso prolongado ante las figuras y uniformes blancos de las mujeres del Ejército.

Y dos mujeres, la teniente de corbeta del Servicio de Sanidad Naval, Cecilia Azucena Sáenz Morales, y la primer maestre, Zaida Carina Romero Román, dieron más razones para ello, apareciendo como comandos de Fuerzas Especiales (FES) de Infantería de Marina y descolgándose desde un helicóptero Panther en un ejercicio de inserción en soga rápida para capturar a narcotraficantes y terroristas.

Muy seguro

Veinticuatro horas antes del desfile, alrededor de 30 elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP) se apostaban en las azoteas de los edificios del Gobierno del Distrito Federal, de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), del Hotel Majestic y del Monte de Piedad.

En el otro extremo del zócalo, la Catedral Metropolitana y sus campanarios no escaparon de la presencia militar, atenta a todo movimiento reportado en radios y teléfonos a las células de cinco elementos que con sus trajes circulaban en el perímetro de la plancha central.

Fue, también, uno de los desfiles con menos efectivos en las calles de la capital. Apenas 15 mil 070 elementos entre las tres armas, Ejército, Marina y Fuerza Aérea.

Diez mil 958 de la Defensa Nacional (incluida la FAM) y 3 mil 962 de la Armada de México. La Marina lució sus tres nuevas embarcaciones Defender (de un total de 17 que deberán recibir en año y medio más) empleadas para operaciones de ayuda e interdicción en alta mar.

Las Fuerzas Especiales del Ejército Mexicano lucieron sus subametralladoras P-90, capaces de atravesar cualquier blindaje; sus fusiles M-240, iguales a los que se les ha decomisado a los cárteles de la droga, y la Fuerza Aérea sorprendió a los asistentes con los cinco pases que sobre el zócalo capitalino hicieron tres aviones F-5E II Tigre en un cielo plomizo.

→ grito de independencia
RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 50 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT