Salud lunes 19 de may 2008, 11:43am - nota 1 de 1

Cuidado con los celos extremos

Por: El Universal /México, D.F.
Los celos enfermizos pueden provocar, que un miembro de la pareja acabe con la vida del otro.


LOS CELÓPATAS SUELEN UTILIZAR LA VIOLENCIA FÍSICA Y PSICÓLOGICA

Los celos enfermizos no son una patología en sí misma, sino síntomas de ciertos trastornos mentales.

Los trastornos de la personalidad, como los paranoides y los narcicistas, muestran entre sus síntomas los celos extremos. También se pueden ver en cuadros psicóticos paranoicos, en los que la persona pierde el juicio de la realidad.

Los celópatas pueden llegar a matar a causa de ese rasgo. Muchos de los feminicidios tienen relación con esa situación.

Los narcicistas sienten que su pareja es parte de sus posesiones y creen que ésta no puede mirar a ningún otro, porque nadie es mejor que ellos. Así que cuando ocurre esto, se produce el ‘furor narcicista’ y les vienen ataques de rabia que los pueden llevar a situaciones de violencia extrema.

Y aunque no lleguen a cometer un crimen, los celópatas suelen tener actitudes de desconfianza y de violencia física y psicológica muy destructivas.

Tratar a tu pareja como alguien que no merece tu confianza es ponerla en una situación de menoscabo, de humillación.

Los celos normales cumplen una función dentro de la pareja. Si se vive en forma sana, el temor de perder al otro contribuye a querer, cuidar y proteger la relación.

El punto central es cómo se van a abordar los celos: si se va actuar de manera obsesiva y desconfiada, o si se va a plantear el tema en forma directa y asertiva.

Si alguien siente que su pareja tiene demasiada cercanía con un compañero de trabajo, debería atreverse a plantearle que eso le provoca celos y preguntarle: ‘¿Tengo motivos reales?’ En este tema, hay que ir al grano.

Los celos normales no deberían perturbar a una persona al punto de tener que saber qué está haciendo su pareja en todo momento. Cuando esta emoción empieza a afectar la vida normal y la convivencia, es recomendable pedir ayuda especializada.

También es posible que los celos anormales se den dentro de una pareja sin que alguno de ellos tenga un trastorno de personalidad. Si ninguno ha tenido celos fuertes con parejas anteriores, pero sí se empiezan a dar en una determinada dinámica de relación, es porque algo está siendo disfuncional con la pareja actual. Y habría que pedir ayuda para ambos”.

Pero cuando se trata de alguien con un trastorno de personalidad, no le será fácil reconocer que tienen un problema. Entonces, el compañero sentimental será clave para convencerlo de que debe tratarse.

Los narcicistas, por ejemplo, suelen relacionarse con personas que son dependientes y que se someten a ellos, por lo cual no habría un equilibrio de poder que les permita ponerse firmes.

Hay situaciones de vida que contribuyen a que las personas se sientan más vulnerables, inseguras y, por tanto, más expuestas a sufrir celos enfermizos.

Una mujer narcicista que sobrevalora la belleza física, al cumplir más edad puede volverse insegura y temer que su marido la deje por alguien más joven.

También pone el caso de un hombre exitoso y narcicista que, al tener cualquier tropiezo en su trabajo, se pone en un estado más vulnerable.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 85 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT