Torreón viernes 25 de abr 2008, 9:48am - nota 11 de 17

Usan aguas negras en cultivos

Por: YOLANDA RÍOS/EL SIGLO DE TORREÓN/TORREÓN, COAH.
Una pequeña propiedad cercana al ejido La Unión utiliza las aguas negras de colonias del norte y oriente de Torreón.


RIESGO | UNA PEQUEÑA PROPIEDAD Y DOS EJIDOS UTILIZAN EL LÍQUIDO RESIDUAL SIN TRATAR

Pese a que el riego con agua ‘cruda’ está prohibido, ninguna autoridad actúa para impedirlo.

Tanto ejidatarios como pequeños propietarios de este municipio siguen utilizando aguas negras para riego de cultivos forrajeros. Actualmente, alrededor de 145 hectáreas ejidales ubicadas en la comunidad de San Luis, donde se produce alfalfa y sorgo, son regadas con el agua “cruda” que sale de las redes de drenaje de la ciudad.

En las mismas condiciones se encuentra la pequeña propiedad El Ranchito, situada a espaldas del ejido La Unión, donde se riegan nogales y maíz. También en el ejido La Rosita, ubicado cerca de la planta tratadora, los ejidatarios sustraen agua para regar 70 hectáreas de alimento para animales.

Pese a que el Reglamento de Desarrollo Sustentable y de Protección al Medio Ambiente lo prohíbe, además de que se contraviene la NOM 033-Ecol-1993, ninguna autoridad interviene al respecto. El gerente operativo del Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento (Simas), Luis Horacio Salmón, dijo que nada pueden hacer, ya que “nosotros no somos autoridad para evitarlo”.

Salmón aseguró que en el caso de los ejidatarios de San Luis, el Simas no tiene responsabilidad de que utilicen las aguas negras del colector del mismo nombre, que pasa por las tierras de cultivo, ya que “los ejidatarios ordeñan el colector”.

En el caso del ejido San Luis, la comisariada, Soledad Ramírez, afirma que esas hectáreas son ejidales, pues aunque las expropió el Consejo Promotor para el Desarrollo de las Reservas Territoriales (Coproder) en un juicio agrario perdió los derechos. Admite que riegan con aguas negras, pero aseguró que es resultado de un convenio que esa comunidad hizo con el Simas hace años.

“Nosotros los dejamos que el colector pasara por nuestros terrenos y a cambio de ello, nosotros podríamos tener aguas negras para el riego de forrajes. Está mal regar con aguas negras, pero lo mejor para el Simas es que ni intente quitarnos el agua, porque no nos vamos a dejar”, dijo.

Ciertamente entre los años de 1990 y 1992, luego de que ejidatarios de Ignacio Allende y San Antonio de los Bravos se negaron a permitir que un colector del Simas pasara por sus terrenos, los de San Luis sí lo permitieron y recibieron a cambio la promesa de una dotación segura de aguas negras para el riego de cultivos que venden como forrajes.

El riego de cultivos forrajeros con aguas negras, va más allá de situaciones jurídicas y territoriales, pues implica un asunto de salud pública y tiene un impacto ambiental negativo.

RIESGO PARA LA SALUD

Para el químico Rodrigo Martínez, representante de la organización “En Defensa del Ambiente”, el riego de cultivos forrajeros con aguas negras, sobre todo dentro y en las proximidades de los centros urbanos, no debe permitirse, de acuerdo con la Norma Oficial Mexicana 033 Ecol-1993. Afirmó que existe un riesgo potencial para la salud, tanto para las personas que manipulan los cultivos, como para quienes viven cerca de las parcelas.

“Las aguas residuales con que se riegan estas parcelas contienen cantidades incontables de materia fecal, metales pesados, grasas, aceites, cloros, nitritos y huevecillos que son contaminantes altamente patógenos y parasitarios.

“Vivimos en una región de constantes tolvaneras, es por sentido común pensar que las aguas negras así como salen de las redes de drenaje, riegan áreas de cultivo y queda en la superficie la nata color negro del drenaje. Es como moler el excremento de perros, gatos, humanos, mezclarlo con detergentes, grasas, cloros, hacer un caldillo que al secarse, se volatiza, va a parar a los alimentos, a los ojos, piel, boca de las personas que viven cerca”.

Por su parte, Ignacio Corona, delegado de la Sagarpa, dijo que el riego con aguas negras está permitido para cultivos industriales pero no para hortalizas, ya que ello derivaría en un problema de salud pública. Comentó que la Ley no es muy clara en cuanto a las gramíneas y la alfalfa, ya que prohíbe el riego de hortalizas pero no de estos cultivos.

Según él, la tendencia es que todos los centros urbanos no utilicen agua negra sino que ésta salga de la planta tratadora y entonces se reutilice en cultivos industriales.

Explicó que en el caso del ejido La Joya se riega con aguas negras el sorgo escobero, que se utiliza para la fabricación de escobas, mientras que en otros puntos de la ciudad que también se riegan con este líquido sembraron sorgo forrajero y alfalfa, que tampoco están fuera de las leyes federales.

MALOS OLORES

San Luis es uno de los ejidos que prácticamente ya fueron absorbidos por la mancha urbana, se encuentra al norte de la ciudad, a unos pasos del Periférico y colinda con otro rancho, La Libertad. Sus vecinos son por lo menos 10 fraccionamientos de Los Viñedos. Habitantes del sector se quejan de los fétidos olores procedentes de los campos que se riegan con aguas negras y consideran que es un peligro para su salud.

La misma inconformidad manifiestan habitantes del fraccionamiento Latinoamericano, Campo Nuevo, Zaragoza, Punta Diamante, Valle Oriente, Los Sauces I y II, cercanos al ejido La Rosita.

Los habitantes del ejido La Unión también sufren de los fétidos olores procedentes del lecho seco del río Nazas donde existe una gran laguna verdosa de aguas negras procedente de por lo menos 10 colonias del norte de la ciudad y que no son tratadas por el Simas. (Con información de Fabiola Pérez-Canedo)

Lo que dice la norma

El Reglamento de Desarrollo Sustentable y Protección al Medio Ambiente del Municipio, en su Artículo 81 señala:

“Queda prohibida la descarga de aguas residuales sin la debida autorización por la Comisión Nacional del Agua, o el Sistema Municipal de Aguas y Saneamiento, en el ámbito de sus respectivas competencias. El control y vigilancia de las descargas de aguas residuales que cuenten con autorización de alguna de las instancias señaladas en el presente artículo, corresponderá a la propia instancia emisora de la autorización”.

“La Dirección General del Medio Ambiente podrá ordenar la suspensión temporal de una descarga de agua residual o la suspensión temporal de los procesos que la generan, cuando no se cuente con el permiso de descarga de la autoridad competente, o se realice en un lugar no autorizado. La suspensión durará hasta en tanto la autoridad competente informe a la Dirección General del Medio Ambiente haber tomado las medidas necesarias para evitar daños al medio ambiente o la salud pública”.

Sobre este asunto, tanto la Comisión Nacional del Agua (Conagua) como la Sagarpa, coincidieron en que ya no les corresponde la regulación de las aguas negras con relación a los cultivos sino a la Secretaría de Salud, a través de la Jurisdicción Sanitaria.

→ AGUAS NEGRAS
RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 794 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT