Deportes domingo 13 de abr 2008, 11:39am - nota 32 de 32

Juegos Olímpicos: el blanco perfecto

Por: Hugo J. Castro/El Siglo de Torreón.
Desde que la antorcha olímpica inició su recorrido comenzaron las protestas.


En la historia de este evento mundial se han suscitado algunos incidentes de tinte político.

Los griegos establecieron los Juegos Olímpicos, en el 776 a.C., como una fiesta religiosa más que deportiva, en donde los atletas demostraban sus capacidades y su dominio ante sus oponentes para ofrecerlo a los dioses que les permitían acercarse un poco a la inmortalidad.

Para el pueblo griego estos juegos tenían una gran trascendencia al grado que todos los conflictos y guerras se detenían para dar paso a las competencias, donde el premio mayor era el reconocimiento por parte de todo el entorno helénico.

Retomados en el siglo XIX por el barón Pierre de Coubertain junto a varios países que se entusiasmaron con la idea de recordar y hacer una nueva versión de aquellos juegos, Atenas fue la primera sede en 1896, y a partir de ahí hasta nuestra fecha se han realizado 28 ediciones.

Sólo en tres ocasiones no se pudieron realizar porque el mundo se encontraba en conflicto, en las ediciones de 1916, 1940 y 1944, debido al estallido de la Primera y Segunda Guerra Mundial.

Faltan sólo 116 días para el inicio de los XXIX Juegos en Beijing y la atención mundial se ha centrado en las protestas que al paso de la antorcha olímpica se han desatado no sólo en favor del Tíbet, sino de otros territorios donde la República Popular China domina y no ha permitido la independencia de éstos.

Las imágenes que surgieron en Londres, París y algunas en San Francisco, nos hablan de la preocupación de que estos Juegos se usen sólo como una forma de proyección de dominio político y no deportivo, así como de que las violaciones a los derechos humanos estén por debajo de los intereses económicos que representa un evento de estas dimensiones.

Sin embargo, a lo largo de su historia los Juegos Olímpicos han sufrido varios acontecimientos surgidos de las tensiones de intereses, donde los atletas han sido utilizados y hasta asesinados debido a que un grupo quiere darse a conocer a través de la protesta y hasta llegar al extremo del acto terrorista.

No cabe duda que a lo largo de la historia de estos Juegos, el sentido de competencia deportiva se vuelve cada vez más en un reflejo del dominio de un país en la cancha o en la pista, en los mercados y en la influencia cultural, como el reflejo de que su propuesta de gobierno funciona.

Es por eso que no hay que perder de vista que este evento, que atrae las miradas de millones de espectadores, se puede convertir en una bandera política, donde el deporte sea el menos comprendido para darle paso a otro tipo de intereses.

Berlín 1936

La capital alemana recibe en 1931 la sede de la undécima edición, un año antes de que Adolf Hitler llegara a tomar el poder de esta nación. Mucho se habla de que estos juegos fueron la gran oportunidad para que el dictador, junto a su jefe de propaganda Joseph Goebbels, de Albert Speer y de la fotógrafa Leni Riefenstahl, mostrara al mundo la grandeza del nazismo. Fue la primera ocasión que Estados Unidos pensó en el boicot, pero que al final no lo hizo, mientras que España fue el único país que rechazó participar.

Posiblemente el episodio que más se recuerda es la hazaña del estadounidense Jesse Owens, atleta de color que para algunos fue el estandarte que se impuso a la raza "aria" y a la propuesta de Hitler que sólo esta raza es superior a todas las demás.

Existe el mito que al momento de recibir sus medallas por ganar las pruebas de 100 metros planos, 200 metros planos, relevo de 4x100 y salto largo, Hitler no le extendió la mano para felicitarlo, lo que sí hizo con el segundo y tercer lugar. Owens en sus memorias comentó que sí recibió la felicitación oficial por medio de una carta y que el canciller le hizo un saludo y Owens le devolvió el mismo. Al final, la naciente Alemania Nazi se impuso en esta edición y tres años más tarde inicia la Segunda Guerra Mundial.

México 1968

A sólo unos días de la inauguración (12 de octubre de 1968) México vivía momentos de gran tensión por el movimiento estudiantil, el cual desemboca en la matanza de Tlatelolco el dos de octubre.

Si bien el gobierno de Gustavo Díaz Ordaz mantuvo el control de la información a nivel internacional y sobre todo local, y para que no hubiera cancelación de la edición 19 varios deportistas europeos se solidarizaron, y en la inauguración sacaron una paloma negra en protesta.

Pero además de esto hubo el riesgo de boicot por parte de varias delegaciones, luego de la invasión de la Unión Soviética a Checoslovaquia, también varios atletas estadounidenses de descendencia africana protestaron por la discriminación que sufrían en esos momentos en su país, algunos no asistieron y otros que ganaron medalla levantaron el brazo con un guante negro en señal de “Black Power”.

Munich 1972

El momento más trágico que se haya dado en unos Juegos Olímpicos fue la tarde del cinco de septiembre, cuando el grupo terrorista palestino denominado Septiembre Negro asesinó a dos atletas israelíes y tomaron a otros nueve como rehenes.

Luego de un frustrado intento de rescate, los rehenes y terroristas, con excepción de tres, acabaron muertos. A pesar de lo ocurrido los Juegos siguieron con total normalidad, después de ser suspendidos por tan sólo veinticuatro horas.

Todas las delegaciones se unieron al duelo al poner todas sus banderas a media asta, sin embargo los países árabes pidieron que sus banderas estuvieran ondeando en lo alto del mástil.

Moscú 1980 y Los Ángeles 1984

Estados Unidos boicotea la realización de la edición 22, con el argumento que la Unión Soviética había invadido a Afganistán, recrudeciendo las posiciones sobre la Guerra Fría. El presidente Jimmy Carter amenazó revocar el pasaporte a cualquier deportista que tuviera la intención de participar en estos Juegos.

Varios países aliados con Estados Unidos no asistieron, la Republica Popular China tampoco participó por los conflictos que mantienen con la URSS, mientras que Inglaterra y Australia permiten que participen sus atletas bajo la bandera olímpica. Sólo participan 80 delegaciones, la cantidad más baja desde Melbourne 1956.

Pero la URSS y otros 13 estados regresaron la cortesía al no asistir a Los Ángeles 1984. La Unión Soviética, promotora del boicot, argumentó que no existían garantías suficientes para sus atletas y anunció su decisión de no concurrir el ocho de mayo, poco más de dos meses antes del comienzo de los Juegos.

Y aunque las grandes potencias del bloque socialista no asistieron, Rumania fue la sorpresa al imponerse en el medallero a los mismos Estados Unidos, con un total de 174 medallas (83 de oro, 61 plata y 30 de bronce).

Seúl 1988

Corea del Norte boicotea este evento junto a Cuba, Etiopía y Nicaragua. Las diferencias con el Gobierno de Corea del Sur hizo que ambas naciones coreanas no pudieran organizar en conjunto este evento.

Curiosamente se importaron palomas blancas especialmente para ser liberadas en esta ceremonia de inauguración, sin embargo, como algunas quedaron en el pebetero, al momento de encenderse no lograron volar y se rostizaron.

Atlanta 1996

Los Juegos del Centenario le quedaron grandes a la ciudad de Atlanta. La polémica inició desde su designación, ya que muchos esperaban que fuera en Atenas en memoria de los 100 años, pero pudo más el poder económico de una compañía refresquera, fuerte patrocinadora de este evento, que tiene su sede en esta ciudad.

El incidente más grave fue una bomba que explotó el 27 de julio. En este incidente mueren dos personas y 111 quedan heridas. Eric Rudolph se declaró como responsable del bombazo, en 2005. A esta tragedia se sumaron los problemas de transportación y logística, que persiguieron a los organizadores a lo largo de los juegos.

Beijing 2008

Otra controvertida decisión, debido a las críticas que se vertieron desde el anuncio de Beijing, debido a la protesta por varias organizaciones defensoras de los derechos humanos y de la libertad de expresión.

El COI estaba interesado en realizar los Juegos en el país más poblado del mundo, a pesar de que París y Toronto eran mejores opciones.

Conforme se acerca la realización de éstos, las protestas se recrudecen. Desde que la antorcha olímpica inició su recorrido comenzaron las protestas. Las más críticas sucedieron la semana pasada en Londres y en París, donde por momentos se tuvo que apagar la antorcha para evitar que manifestantes hicieran algún daño a los portadores.

El recorrido continúa y parece que no se suspenderá, sin embargo se esperan muchas protestas durante los mismos Juegos, ya en este momento algunos jefes de Estado, como el primer ministro de Francia y el mismo secretario de la ONU, no asistirán a la inauguración, aunque por diferentes motivos. China al parecer no cambiará su política y las críticas no cesarán.

Londres 2012

Aunque todavía faltan cuatro años para su realización, esta ciudad ya sufrió un atentado terrorista a unas horas de haber sido elegida como sede de los Juegos Olímpicos.

El seis de julio de 2005 en Singapur, el COI anunciaba que Londres iba a ser la sede 2012, derrotando a París. Apenas despertaba de una noche de celebración cuando cuatro explosiones paralizaron el sistema de transporte público en plena hora punta matinal. Fallecieron cincuenta y seis personas en los ataques, incluidos los cuatro terroristas sospechosos, y 700 heridos.

Con esta tragedia, los organizadores tendrán como una de las prioridades la seguridad tanto de atletas como de visitantes para que se lleve en paz y sin incidentes este evento.

→ BEIJING 2008
RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 205 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT