Sucesos lunes 3 de mar 2008, 10:39am - nota 3 de 3

Atrae a miles la Virgen que gotea aceite

Por: EFE/Port Said, Egipto.
Entre el 20 de febrero y el 20 de abril un aceite perfumado y de color blanco cae de las manos de la Virgen, manchando su túnica blanca y su manto azul. En la foto la Virgen aparece con las manos abiertas y mirando hacia el suelo. Aunque no se pueden percibir las gotas mientras bajan de la imagen, sí se ve un depósito de aceite que se acumula en una bolsa de plástico a los pies de la misma. (EFE)


Una milagrosa imagen de la Virgen María que gotea aceite atrae a miles de cristianos a una humilde iglesia en la ciudad egipcia mediterránea de Port Said, convertida ya en un centro de peregrinaje para los coptos.

Entre el 20 de febrero y el 20 de abril un aceite perfumado y de color blanco cae de las manos de la Virgen, manchando su túnica blanca y su manto azul.

En la imagen, la Virgen aparece con las manos abiertas y mirando hacia el suelo. Aunque no se pueden percibir las gotas mientras bajan de la imagen, sí se ve un depósito de aceite que se acumula en una bolsa de plástico a los pies de la imagen.

Ramos de flores, corazoncitos rojos y pequeños papeles que llevan los deseos de los visitantes rodean la gran imagen de la Virgen y otra de un santo copto en un rincón cerrado con barreras de madera en la pequeña iglesia de San Bishoy.

"¡Oh Virgen!" y "¡Mira el aceite en las manos!" gritan los fieles, que han viajado desde distintos puntos de Egipto a Port Said en busca de algún milagro de María.

Tras una misa en árabe y copto en glorificación de la Virgen, los curas regalan a los fieles, separados por sexos, como es usual en las celebraciones coptas, pequeñas botellas del aceite que supuestamente derrama la imagen.

Pero la "bendición" con el aceite milagroso no se limita a eso.

Los fieles, sean ancianos enfermos, inválidos, jóvenes e incluso musulmanes, hacen cola delante de la imagen donde los curas les ungen con el líquido en la frente y las dos manos.

"La historia de la imagen data del 20 de febrero de 1990 cuando la propia Virgen, acompañada de dos santos, operó a Samia Basilios, enferma de cáncer de pecho, para curarla", dijo el Padre Pola, en cuya casa ocurrió el milagro.

Al día siguiente de la operación, Pola y su familia encontraron a Basilios en la cama cubierta de sangre y con el tumor cancerígeno fuera del cuerpo.

"Basilios, que entonces tenía 40 años, nos contó que se le había aparecido en un sueño la Virgen para quitarle el tumor, algo que luego lo certificamos con análisis y exámenes médicos", aseguró el cura.

El tumor de Basilios se expone ahora en un frasco transparente, junto a unas vendas manchadas de sangre en forma de cruces, que supuestamente utilizó la Virgen en la operación de la mujer.

Agradecida, Basilios es ahora monja en un convento de la misma ciudad y ha adoptado el nombre de Alisabat.

Para confirmar el milagro de la curación, justo un año después de la operación, una imagen de la Virgen que estaba en la casa de Alisabat empezó a gotear aceite.

"Entonces decidimos trasladar la imagen a la iglesia sólo para tener su bendición y nunca pensábamos que iba a derramar aceite todos los años", agregó Pola.

"Es una manifestación de la presencia de la Virgen en un mundo tan materialista", dijo el párroco mientras contaba la historia de la imagen a los peregrinos.

Una de las cosas más curiosas es que el nivel del aceite que se acumula en el depósito a los pies de la imagen varía según el número de visitantes: "Si hay muchos fieles, el aceite es abundante, y si hay pocos, la cantidad es justa para el número de personas que vienen a la iglesia", según dijo el Padre Salib.

No sólo los sacerdotes cuentan historias de curaciones de enfermedades, sino que varios visitantes de la iglesia aseguran haber vivido algún milagro al utilizar el líquido.

Safwat Bushra, de 52 años, explicó que en 2006 descubrió que tenía cáncer de pulmón y se enteró del "aceite milagroso" a través de una vecina.

"Aunque no era practicante y nunca creía en los santos, ese mismo día vine con mi familia desde El Cairo para orar a la Virgen y buscar el aceite", explicó Bushra.

Tras poner gotas del aceite sobre su pecho, Bushra empezó a mejorar y, tras un año, los médicos le confirmaron que ya no tenía cáncer y que no hacía falta que continuara el tratamiento.

"Desde entonces hice el voto de venir aquí todos los años en estas fechas para visitar a la Virgen", agregó Bushra.

Y, como Bushra, muchos cristianos y musulmanes que nunca creyeron en los poderes curativos de María, pero que algún día vivieron un milagro por el aceite, visitan la iglesia.

Este año, cuatro días después de que la imagen comenzara a gotear aceite, el Papa copto Shenuda III firmó la imagen y aseguró que "lo que está pasando es un acto totalmente divino", dijo el Padre Pola a los fieles.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 511 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT