Gómez Palacio viernes 22 de feb 2008, 8:28am - nota 5 de 5

Identifique factores que provocan daños al hígado

Por: MARÍA ELENA HOLGUÍN/EL SIGLO DE TORREÓN/GÓMEZ PALACIO, DGO.


Recomiendan practicarse exámenes de sangre para conocer alguna alteración en el funcionamiento del órgano.

El hígado es el encargado de realizar funciones vitales para el organismo, de ahí la importancia de conocer los factores que lo dañan y atender algunas recomendaciones para evitar enfermedades, la mayoría de las cuales resultan irreversibles y pueden llevar a la muerte si no se atienden.

La Secretaría de Salud informó que entre los padecimientos más comunes que afectan el hígado figuran el hígado graso, la cual es una infiltración de grasa en el tejido del hígado y que principalmente es ocasionada por el exceso en el consumo de bebidas alcohólicas.

Otra de las enfermedades es la hepatitis aguda o crónica, que es la inflamación de este órgano y la ocasionan diferentes virus, los cuales se transmiten de variadas formas, sea por medio de alimentos y agua contaminada; transfusiones de sangre u otros líquidos corporales, dependiendo del virus que se trate.

En la actualidad existe el virus tipo A, B, C, D y E, cada uno de los cuales es diferente y se puede detectar mediante estudios médicos y exámenes de laboratorio; cabe señalar que los tipos de hepatitis B, C y D pueden provocar hepatitis crónica y derivar en una cirrosis hepática.

En este sentido, se informó que la cirrosis hepática es consecuencia, entre otras causas, de la hepatitis crónica y consiste en la debilitación o muerte de las principales células del hígado, los hepatocitos, que son responsables de la detoxificación y de impedir que las sustancias tóxicas lleguen al cerebro.

La cirrosis hepática que no es tratada a tiempo, puede llevar a una de sus complicaciones más riesgosas, que es la encefalopatía hepática, y que surge cuando la función de los hepatocitos se altera y permiten que las sustancias tóxicas lleguen hasta el cerebro, lo que puede provocar desde alteraciones leves de conducta hasta el estado de coma.

La encefalopatía no se manifiesta de forma repentina, sino que comienza con pequeñas pérdidas de las funciones mentales, como destrezas laborales y capacidad para conducir; alteraciones del sueño, cansancio, olvido, falta de concentración y agresividad, e incluso puede provocar un tipo especial de temblor en las manos llamado “asterixis”.

Cabe señalar que todas las enfermedades del hígado no causan síntomas ni dolor, sino que esto sucede hasta que el mal está ya muy avanzado. El único aviso que se debe tomar en cuenta es que si se le sobrecarga con drogas, alcohol y comidas grasosas, se puede dañar.

Ante esta situación, lo recomendable es practicarse exámenes de sangre a través de los cuales se puede identificar alguna alteración en el funcionamiento del hígado; a través de otros estudios, se pueden determinar las características de este órgano, de manera que si se encuentra blanco y suave significa que está saludable, pero si está duro y crecido o disminuido de tamaño, es que existe algún problema.

Si el médico sospecha de alguna alteración, estudios de ultrasonido y otras pruebas pueden ayudar a obtener un diagnóstico más específico.

Por otro lado, en ocasiones es necesario practicar una biopsia para determinar el estado del tejido hepático.

Para estar más sanos

Para prevenir las enfermedades del hígado, es importante establecer como prioridad las siguientes recomendaciones:

*No abusar de las bebidas alcohólicas. Aunque la mayoría de las personas dicen que son bebedores sociales, debe tenerse en cuenta que uno o dos tragos al día pueden lesionarlo para toda la vida.

*Vigilar la ingestión de medicamentos. Todos los fármacos son productos químicos y en la automedicación pueden mezclarse sustancias que generan un daño grave al hígado.

*Tener cuidado con los aerosoles o sprays. El hígado detoxifica todo lo que se respira, de tal forma que en la limpieza de la casa debe evitarse el abuso de los limpiadores en aerosol, asegurarse de que la habitación esté ventilada o utilizar un tapabocas.

*Vigilar todo aquello que caiga sobre la piel. Los insecticidas que se aplican sobre árboles y la hierba, no únicamente matan a los bichos, sino que penetran en la piel y pueden destruir las células del hígado.

*Protegerse del virus de la hepatitis. Aunque en ocasiones el hígado puede resistir el virus, en otras el virus puede ser mucho más fuerte; los virus de la hepatitis viven en la sangre, la saliva y el semen, por lo que es aconsejable el uso del condón, sobre todo si se padece de hepatitis.

*Disminuir el consumo de grasas. El hígado produce el colesterol que el organismo requiere, por lo que es necesario no agregar colesterol extra a través de los alimentos grasos.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 262 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT