Nacional domingo 10 de feb 2008, 10:07am - nota 2 de 8

Sufren niñas de kinder anorexia y bulimia

Por: El Universal/ Querétaro, Querétaro.


Padecen niñas pequeñas trastornos alimenticios, como un rechazo hacia ellas mismas y al no querer ser como sus mamás.

Dos niñas queretanas, de cuatro y de ocho años de edad, fueron diagnosticadas como anoréxicas nerviosas por la nutrióloga Julia Alonso Luna y el siquiatra Florencio García Rodríguez.

Ambos profesionistas coinciden en comentar que la edad “normal” en que surge la anorexia o la bulimia es en la pubertad —entre los 10 y los 14 años de edad—, cuando se empiezan a dar los cambios sexuales, los cambios físicos.

“Sin embargo, hemos tenido dos casos: una pequeñita que empezó a los cuatro años y otra un poco más grandecita que empezó a los ocho años. En ambas se ve muy marcado el rechazo hacia ellas mismas y también mucho la idea de no querer ser como las mamás”.

Julia Alonso especifica que muchos de estos cuadros de anorexia en adolescentes tiene que ver con el hecho de que a veces la mamá es un poquito gordita y entonces las niñas, por rechazo a ese patrón, dicen: “Si voy a ser como mi mamá, mejor no”.

En el caso de la pequeña de cuatro años, narra la nutrióloga, comprobaron que la decisión de dejar de ingerir alimentos fue tomada por varias niñas. “Varias compañeritas del kinder se pusieron de acuerdo para bajar de peso”.

En este caso, los papás pensaban que solamente era un berrinche de la menor de edad hasta que se diagnosticó anorexia, afirma Julia Alonso.

La mamá de la otra de sus pacientes se dio cuenta que la niña iba perdiendo peso paulatinamente hasta que decidió llevarla a consulta médica; ahí la menor de edad aceptó que tenía afán por bajar de peso.

Julia Alonso y Florencio García, junto al psicólogo Rubén Méndez Cruz, han formado un equipo interdisciplinario para atender este tipo de casos que tienen que ver con desórdenes alimentarios, pero también biológicos y sicológicos.

Casos extraordinarios

De acuerdo a este grupo de médicos queretanos, estos casos de anorexia en niñas menores de 10 años son extraordinarios al igual que los de adultos de más de 25 años, aun cuando también refieren que ya tuvieron una paciente de esa edad.

Para explicar esta enfermedad en personas de tan corta edad, Florencio García dice que se ha encontrado que los pacientes de anorexia tienen una lesión cerebral, ya sea en el lóbulo frontal o a veces en el lóbulo temporal.

A eso, sin embargo, adiciona otro elemento que es el “bombardeo” publicitario que “lo vemos en la tele. Toda la gente bonita que ahí hay, todas las muchachas mega-flacas, los concursos de belleza, lo que se dice en la radio y la televisión de ¡adelgaza!”.

Sobre esto último, profundiza la nutrióloga Alonso Luna. Explica que en los niños encuentra una relación entre su comportamiento y los tipos de programas que ven en la televisión, de donde derivan patrones de comportamiento.

En este momento —dice— la anorexia tiene más elementos de aprendizaje que en épocas anteriores, cuando se veían muchas causas psicológicas, problemas mentales, conflictos con los papás y de identificación con uno mismo respecto a la formación sexual.

“Ahora lo vemos más como aprendizaje y yo se lo atribuyo, en el caso de los niños pequeños, no tanto al deseo sexual de verse atractivos o de ser personas preciosas o de ser modelos, sino el verse muy delgados por la imagen publicitaria que nos están vendiendo”, especifica y pone como ejemplo las revistas de dibujos animados dirigidas al público infantil, a menores de 15 años.

“Lo que me espanta es que trae caricaturas que se están vendiendo para niñas de preescolar de cuatro o cinco años y que tienen una conducta totalmente sexualizada, de niñas a adolescentes, y lo más sorprendente es de lo que nos hablan dentro: cómo arreglarse para verse con el galán, tips de belleza y cosas por el estilo”.

Una alternativa

Y por si esto fuera poco, Julia Alonso Luna y Florencio García no dejan de lado el papel fundamental que en la propalación de esta enfermedad está jugando el Internet, en donde han encontrado “miles de páginas que nos hablan de anorexia y bulimia y cómo llegar a ser una buena anoréxica o una buena bulímica”.

Dice la nutrióloga que resulta impresionante lo que uno encuentra en estas páginas y los supuestos consejos que brindan. “Lo peor es que si analizamos bien a los que dan los consejos a estas muchachas, de por qué o cuáles son las razones para ser delgada, nos damos cuenta que están mal de la cabeza y por eso necesitamos mucho la labor de conjunto, de todo un equipo”.

Plantean así las recomendaciones, empezando con lo que denominan “lo esencial”: Llevar al paciente con un especialista a una consulta, ya sea el nutriólogo o el psiquiatra.

“El primero empezará a detectar los patrones normales de alimentación, qué es lo que realmente necesitan y por qué están mal en sus selecciones actuales. Si van con el psiquiatra, normalmente ve mucho el aspecto mental o emocional y empieza a aliviar esas cuestiones. Lo principal es que sean atendidos por una persona que sepa”, dice Florencio García.

Cuando un adolescente se encuentra en esta situación necesita orientación, que les den un consejo real de lo que está sucediendo, de cómo se pueden cuidar, qué patrones son los correctos en su alimentación, qué es lo que deben de estar evitando y cuáles pueden ser las posibles consecuencias de una mala conducta, explican los especialistas.

A fin de cuentas, nutrióloga y psiquiatra confluyen en referir que la anorexia y bulimia es como si fueran una adicción. “Es una adicción a no comer, una adicción a vomitar. Hay pacientes con bulimia que dicen que no aguantan el alimento y entonces el organismo ya le responde biológicamente. Además, van condicionando desde el esófago, y entonces sí es posible, incluso, que se vaya reduciendo la capacidad gástrica, pero más que nada es la idea mental que tienen de no soportar comer más de cierta cantidad”.

¿Qué son? Anorexia nerviosa

Trastorno caracterizado por pérdida de peso intencional, inducida y mantenida por el paciente. Se presenta habitualmente en muchachas adolescentes y mujeres jóvenes, aunque puede afectar también a los adolescentes y hombres jóvenes, al igual que a niños que se acercan a la pubertad y a mujeres mayores.

Se asocia con una idea recurrente y sobrevalorada, de temor a la obesidad y a la flacidez de la silueta corporal, por lo que el paciente se autoimpone un umbral inapropiadamente bajo de peso corporal.

Bulimia nerviosa

Síndrome que se caracteriza por accesos repetitivos de hiperingestión de alimentos y por una preocupación excesiva por el control del peso corporal, que lleva al paciente a practicar la hiperingestión alimentaria seguida de vómitos y uso de purgantes.

El vómito repetitivo puede dar origen a trastornos electrolíticos y a complicaciones físicas. A menudo, pero no siempre, hay antecedentes de un episodio anterior de anorexia nerviosa, con un intervalo que varía de pocos meses a varios años.

Los síntomas

Los principales síntomas de la anorexia nerviosa son:

*Eligen una dieta restringida.

*Dejan de comer en compañía de los demás miembros de la familia.

*Ocultan sus alimentos; deciden irse a comer a su recámara.

*Argumentan no tener hambre, que ya comieron o que comerán más tarde.

*Se vuelven muy irritables, están “de malas” o enojados.

*Adoptan un comportamiento ensimismado.

*Se aíslan de sus amigos y cada vez son más selectivos con éstos.

*Hacen ejercicio excesivamente.

*Vómito y purgas inducidas.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 189 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT