Salud miércoles 23 de ene 2008, 6:47pm - nota 1 de 1

Gripe, riesgo en el embarazo

Por: Silvia Ojanguren/El Universal.
Los fármacos pueden afectar al crecimiento y desarrollo del feto, originar malformaciones morfológicas y propiciar complicaciones en el parto.


CONSEJOS| DESCANSAR Y CONSULTAR AL MÉDICO ANTES DE TOMAR CUALQUIER MEDICAMENTO

Las mujeres gestantes sufren una baja de defensas, lo cual las coloca en la primera línea de ataque de males respiratorios.

El embarazo es una etapa en la cual la mujer trata de protegerse de la mejor manera posible, para garantizar el sano nacimiento de su hijo, pero debido a que el organismo también trabaja en ese mismo sentido, queda expuesta a resfriados, ataques de tos o gripas.

Se trata de una reacción natural del cuerpo humano, sobre la cual, especialistas de la Federación Mexicana de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello (FESORMEX) explican que entre las posibles causas está el hecho de que el sistema inmunológico disminuye ligeramente durante el embarazo, con el fin de evitar que el cuerpo rechace al bebé.

Esto puede hacer que la mujer sea más vulnerable a las infecciones, como tos, resfriado y gripa. Males de los cuales se puede proteger si estimula su sistema inmunológico con una dieta sana, que incluya muchas frutas y verduras frescas, que contienen vitaminas antioxidantes, que ayudan a luchar contra las infecciones.

La embarazada puede necesitar un suplemento vitamínico-mineral formulado específicamente para embarazadas, pero debe consultarlo con su ginecólogo y a la par asegurarse de descansar mucho y trata de sufrir el mínimo estrés posible.

Los cambios fisiológicos propios de la gestación pueden alterar la eficacia y la toxicidad de los medicamentos, tanto para la madre como para el bebé. Los fármacos circulan de la mujer al feto por la misma vía que le proporciona otras sustancias al bebé para su desarrollo.

Por ello, una mujer gestante debe estar en permanente comunicación con su médico de cabecera, pues no debe perder de vista que los medicamentos pueden dañar al feto, directa o indirectamente, en cualquier momento del embarazo, a pesar de que el periodo de mayor riesgo es el primer trimestre, debido a que en la fase embrionaria (entre la tercera y octava semanas) tiene lugar la formación de la mayoría de los órganos.

En este momento existe la posibilidad de que un fármaco induzca anomalías morfológicas importantes.

Durante la etapa fetal (de la 8ª semana hasta el parto) los fármacos pueden afectar al crecimiento y desarrollo funcional del feto, originar malformaciones morfológicas de menor gravedad y propiciar complicaciones en el parto.

Cuando las molestias se prolongan durante varios días, es necesario acudir al médico otorrinolaringólogo.

“Como se trata de un proceso vírico, el único tratamiento posible es sintomático, es decir, enfocado a aliviar los molestos síntomas que provoca. Los antibióticos no combaten este tipo de infecciones”, comenta el doctor Jorge Barrera Iglesias, miembro de la Federación Mexicana de Otorrinolaringología.

Aconseja a las embarazadas que “antes de tomar cualquier medicamento, les conviene consultar siempre al médico, incluso si se trata de un simple analgésico”.

Apunta que síntomas como fiebre y cefalea, quizá sí requieran un tratamiento medicamentoso. Pero ante todo debe descansar, comer con regularidad y en caso de fiebre tomar duchas de agua tibia a un grado menos de tu temperatura corporal. No obstante, deben saber que la fiebre muy alta puede ser motivo de preocupación.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 294 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT