Nacional miércoles 5 de dic 2007, 9:19am - nota 9 de 37

Trata de personas, las 5 rutas en la frontera norte

Por: El Universal/MÉXICO, DF.


La mayor parte de las víctimas es de mujeres que desean migrar hacia Estados Unidos.

Cada semana, en la madrugada, por cinco rutas distintas, llegan a Tijuana autobuses y aviones con decenas de niñas y mujeres de 3 a 65 años de edad para ser forzadas a prostituirse.

Son mujeres de 14 estados de la República Mexicana y por lo menos 10 países de América, Europa y Asia, pobres la mayoría, que son engañadas y reclutadas por las bandas dedicadas a la trata de personas. También hay mujeres menores de edad de una clase económica alta que son secuestradas y explotadas sexualmente en salas de masaje ubicadas en la línea fronteriza de la comunidad de Mesa de Otay en la frontera con la ciudad de San Diego, en Estados Unidos.

Ese es el panorama del fenómeno que la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ha descrito como la nueva forma de esclavitud y que en Tijuana tiene su principal centro de operación, señala un estudio exploratorio financiado y avalado por la Comisión Interamericana de Mujeres de la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y el Instituto Nacional de Migración (INM).

La “Evaluación de la trata de personas: mujeres, niños y niñas en la frontera norte de México, con particularidad en Baja California”, con fundamento en la Ley Federal de Acceso a la Información Pública, señala que Tijuana es ciudad de destino y operación de la trata de personas, pero también de traslado hacia Estados Unidos con la misma finalidad.

El estudio estuvo a cargo de la investigadora Fabiola Vargas Valencia, del Colegio de la Frontera Norte.

El 14 de octubre de 2004, el Gobierno de México, la OEA y la OIM iniciaron un proyecto denominado “Combate a la trata de mujeres, adolescentes, niños y niñas en México”, el cual incluyó la elaboración de dos estudios preliminares en Chiapas y Baja California.

El panorama en Baja California

La trata de personas, según el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, es la captación, transporte, traslado, acogida y recepción de personas que recurren a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, rapto, fraude, engaño o abuso de poder, entre otros, con fines de explotación sexual, laboral, de servidumbre o extracción de órganos.

Este segundo estudio preliminar en Tijuana señala que la historia de la mayoría de las víctimas de trata en esta zona del país es similar a las del resto del mundo, pues para ser explotadas, primero son enganchadas en sus lugares de origen, estaciones de autobuses o aeropuertos con la promesa de que les darán empleo en el sector doméstico o en la industria, ya sea en Baja California o en Estados Unidos, con posibilidades de ganar dinero y enviarlo a la familia.

La investigadora Fabiola Vargas Valencia explicó en su estudio que en el caso de las mujeres o madres solteras, los tratantes las engañan e inician un noviazgo con ellas para ganarse su confianza y después prostituirlas.

La mayor parte de las víctimas es de mujeres que desean migrar hacia Estados Unidos. Son mexicanas 93% y el resto de países como El Salvador, Guatemala, Brasil, Perú, Chile, Argentina, Uruguay, España, Estados Unidos y China.

Las mexicanas provienen de Oaxaca, Sinaloa, Chiapas, Jalisco, Michoacán, Nayarit, Puebla, Guerrero, Durango, Distrito Federal, Veracruz, Estado de México y del propio Baja California.

Las rutas

La investigadora del Colegio de la Frontera Norte identificó cinco rutas de tratantes de personas. La primera comienza en Sudamérica, llega al Distrito Federal o Puerto Vallarta, Jalisco y de ahí va hacia Baja California, a través de Los Cabos. Las mujeres, la mayor parte indocumentadas, son explotadas en bares o table dance.

La segunda ruta parte de Centroamérica hasta Tijuana directamente, con vertientes como el traslado desde El Salvador a Veracruz y de Guatemala a Chiapas. Las víctimas llegan con contactos que establecieron en sus lugares de origen y las trasladan a hoteles, donde son obligadas a prostituirse para pagar las “deudas” del viaje, el hospedaje y la comida.

La tercera ruta se ubica en el interior de Baja California, desde Tijuana a Mexicali, Ensenada, Playas de Rosarito, Tecate. Se explota a mujeres deportadas o que no pudieron cruzar la frontera por falta de dinero. Se les ofrecen hasta 400 dólares diarios en la prostitución.

Una cuarta ruta es trazada desde Tijuana hasta Ciudad Juárez y Sonora pasando por Nogales, Caborca y Agua Prieta. Testigos consultados por la experta que algunas de esas mujeres fueron asesinadas en Ciudad Juárez.

La quinta ruta parte de Tijuana hacia Estados Unidos, por San Diego. En ella están involucrados “polleros” y los puntos donde opera la red son Vista, en La Escondida; Las Antenas, en Carlsbad; Carrizales, en Oceanside y Del Mar y Los Gatos en Valley Center. Los polleros trasladan a mujeres, niños y niñas con documentos falsos o de forma indocumentada por la sierra o escondidos en cajuelas o consolas delanteras de autos y camionetas, en ocasiones, con la complicidad de la Patrulla Fronteriza.

RECOMENDAMOS
Ordenar en línea Edición impresa + Internet
pulse: a para ver nota anterior, s siguiente, i para ir al inicio, f para ir al final.

Cia. Editora de la Laguna. Av. Matamoros 1056 Pte. Col. Centro, Torreón Coah. México, C.P. 27000
Conmutador: 871.759.1200 | Publicidad 759.1200 ext 1310 | Suscripciones 716.4514 | Telemarketing 759.1259 | Google
Para mayor información sobre el tratamiento de sus datos personales ingrese a : Privacidad
Síguenos en:

Hay 583 usuarios registrados en línea. »IR AL CHAT